100 years of the March on Rome, how Benito Mussolini managed to gain power in Italy and install the first fascist government

“¡O nos dan el gobierno o iremos a Roma a tomarlo!”. With these words, pronounced on October 24, 1922 in the Neapolitan Plaza del Plebiscito, Benito Mussolini called his followers, muchos de ellos armados, to lanzarse sobre la capital italiana y pressinar al entonces rey Víctor Manuel III, para que le entregara las riendas del gobierno.

This is included even though the Partido Nacional Fascista (PNF) was a marginal force in the Parliament, he said only 35 of the 535 deputies.

Pese a la gravedad de la amenazas, pocos se las tomaron en serio y para sorpresa incluso de sus propios seguidores, el periodista y antiguo socialista revolucionario, alcanzó su objetivo e instaló el primer régimen fascista de la historia.

Fue un éxito que terminaría teneido grave consequences no solo para el país trasalpino, sino también para el resto de Europa y el mundo en los años siguientes. A punto de conmemorarse 100 años de estos acontecimientos, BBC Mundo conversó con historians, politólogos y analistas para ahondar en lo ocurrido.

La llamada “Marcha sobre Roma” fue una operación lederada por Mussolini para hacerse con el poder, por la vía insurreccional.

The mobilization took place between October 27 and 28, 1922, when dozens of fascist militiamen, known as “black camisas” por sus uniformes, commenzaron a tomar ciudades y pueblos del norte y centro de Italia, deponidore a sus legitimate authorities y asaltando military and police guarnicions.

Miles of fascists, algunos de ellos armedos, se lanzaron sobre la capital italiana en 1922 provocando la caida del gobierno de Luigi Facta, sin casi enfrentamientos
Miles of fascists, algunos de ellos armedos, se lanzaron sobre la capital italiana en 1922 provocando la caida del gobierno de Luigi Facta, sin casi enfrentamientosGetty Images

Tras hacerse con el control de localities como Pisa, Florencia y Cremonara, en algunos casos de manera incruenta, los “camisas negras” -armados con bayonetas arrebatadas a las fuerzas del orden, pero en su majority con escopetas, pistolas o palos- putieron rumbo to Rome

En la capital, el entonces prime minister Luigi Facta ordenó al Ejército ya la police impedir el engresso de las hordes de Mussolini “por cualquier medio”. Y el día 28 le presienda al rey un decreto, mediante el cual se declaraba el estado de sitio, lo cual permitiría detener a los insurrectos.

However, el monarca no firmó el documento y en respuesta a la negativa Facta renunció. One day after Víctor Manuel III delivered the government to the leader of the rebels, quien de entrada lo rechazó por las condiciones impuestas por el sovereigno de compartir el poder con sectors más moderados. El rey desistió y Mussolini, quien estaba en Milán, viajó para a Roma para acceptar la oferta.

Pese conseguir su comtoto, los fascistas terminaron ingresando en la “ciudad eterna” y el día 31 Desfilaron por el Palacio Quirinal, entonces real residence. “Uno de los mitos centrales del fascismo fue su asalto al poder en October de 1922. En realidad el poder les fue entregado en bandeja”, explains BBC Mundo historian Álvaro Lozano.

Lozano, who is the author of the book “Mussolini y el fascismo italiano”, assured that the march was far away from the epic that his followers had presented since then. “Tras días de torrentenciales lluvias sobre Roma, sus miembros no se asemejaban a las legiones de César con las que soñaba Mussolini”, he said.

El fascismo de Mussolini terminó serviendo de inspiración y de guía para otros rímenes autoritarios como el nacionalsocialismo alemán
El fascismo de Mussolini terminó serviendo de inspiración y de guía para otros rímenes autoritarios como el nacionalsocialismo alemánGetty Images

“Desde una perspectiva militar la marcha fue una operación mal planificada. The 12,000 men of the 16 Division of the Infantería del Ejército could finish off the fascists without major difficulty. The march was produced between chaos and disorganization (…) fue una jugada de poker que le salió bien a Mussolini“, explains the historian.

Un factor que favoreció a los insurrectos fue la descoordinación de las authorities, pues, salvo algunas excepciones, las fuerzas de seguridad no actuaron contra los alzados.

En 1919, Mussolini founded los Fasci Italini di Combatitimento (Fascios Italianos de Combate), an organization formed by veterans of the First World War.

Although originally the movimiento defended the republicanism, the participation of the workers in the industrial management or the expropriations of the religious organizations, the bad results they got in the urns did not go away.

That’s how they broke nationalism y commenzaron a exercer una radical opposition a socialismo, lo cual les hizo ganar adeptos entre el empresariado, el Ejército y los sectors más conservadores. “Hacia mid 1922 Italia se hallaba al borde del collapse as a consequence of the collapse of the economy”, says Lozano.

Aunque Mussolini logró su comtoto de hacerse el poder, sus fascistas no se retireron de Roma y terminaron desfilando por ella para celebrar su llegada el poder
Aunque Mussolini logró su comtoto de hacerse el poder, sus fascistas no se retireron de Roma y terminaron desfilando por ella para celebrar su llegada el poderGetty Images

The expert says that “for the finals of July 1922, the socialist syndicates called a general strike to force the government to act against the fascists. Mussolini took advantage of the opportunity to demonstrate that the izquierda suponía una seria amenaza y que solo el fascismo era capaz de hacerle frente”.

“Los fascistas tomaron el control del transporte public y se seguraron de que el servicio postal siguiese funcción. Si los huelguistas protestaban los golpeaban con brutalitad (…) Mussolini pudo presentarse como el garante de la ley y el orden“..

For his part, the Venezuelan economist Humberto García Larralde, author of the book “El fascismo del siglo XXI: la amenaza totalitaria del proyecto politico de Hugo Chávez”, adds another element to explain the rise of this movement: the sequels of the First World War .

“Italia was on the side of the victors, but it did not receive the additional territories that were expected on the part of the allies, and that is why many sectors of society were born as parte de los derotados“, explained.

Pero si lo anterior no fuera suficiente, el Mussolini dirigente también renegó del sistema democratica vigente en Italia.

“Fascism is not a meeting of politicians, but of warriors (…) somos una formación de combate que se afianza por medio de tiros, incendios y destrucciones”, advirtió en September de 1922 quien luego sería conocido como “Il Duce” (el líder o caudillo).

La negativa del rey Víctor Manuel III a declarar el estado de sitio y asi detener a Mussolini ya sus fascistas terminó abriéndole las puertas a la destrucción de la democracy italiana y de la monarquía luego
La negativa del rey Víctor Manuel III a declarar el estado de sitio y asi detener a Mussolini ya sus fascistas terminó abriéndole las puertas a la destrucción de la democracy italiana y de la monarquía luegoGetty Images

With these antecedents, why didn’t the king declare the state of the city and resort to the army to stop Mussolini? Para Lozano los motivos pudieron ser multiples.

“Dado que los principales politicos seemed to accept that Mussolini entered the government, the king thought that no tenía mucho sentido resistirse“, explained.

Seguidamente el historian recuerda que en el Ejército había muchos simpatizantes fascistas y “que no era fiable en caso de crisis”. Y, por último, aggregate que “el rey pudo temer que su primo, el duque de Aosta (Manuel Filiberto), que simpatizaba con el fascismo, pudiera ser considerado como candidato al trono”.

“Evitar derramamiento de blood”, fue la explanation que en 1945 dio el monarca a unos senadores, asegura el historian Emilio Gentile, en su libro “El fascismo y la marcha sobre Roma: el cimiento de un régimen”.

“Las autoridades aseguraban que los fascistas armados llegados a Roma eran 100 mil”, dijo el monarca, según el experto. La decisión del rey no solo supondría el fin de la indeble democracia italiana, sino también de la monarquía que pretendía proteger.

La victoria de Giorgia Meloni en las elecciones generales italianas de hace unos días ha vuelto a colocar sobre el tapete al fascismo. What’s the reason? La política es la líder de Hermanos de Italia, surgido de la reconversión del Movimiento Social Italiano de Derecha Nacional (MSI), el cual fue creado por ex simpatizantes de Mussolini.

Sin embargo, los experts creen que no hay motivos para alarmarse.

Pese a lo ocurrido en los previos a la II Mundial War, en varios países europeos se está produciendo un resurgir de movimientos y organizaciones con ideologías fascistas
Pese a lo ocurrido en los previos a la II Mundial War, en varios países europeos se está produciendo un resurgir de movimientos y organizaciones con ideologías fascistasGetty Images

“The relationship between Meloni and Mussolini is mediated by nostalgia (…) no existen las condiciones para un retorno a la dictadura fascista“, explained to BBC Mundo the Italian analyst Alejandro Alemanno, professor of Community Law at the school of economic studies HEC de Paris (France).

“There are elements that suggest a rapid erosion of the democratic infrastructures similar to those that existed a century ago when Nazifascism found a fertile ground in Europe. However, el mundo de hoy está lejos de ser una sociedad vigilada: hoy en día existen muchos más controles y equilibrios, tanto dentro como fuera del gobierno, con una sociedad civil tecnologiamente empoderada que responsabiliza a los gobiernos”, aggregate.

Por su parte, Lozano warned that fascism is an ideology that “se resiste a morir”, because “it counts with a strong attractiveness as a intermediate route between communism and capitalism and attracts voters disenchanted with traditional politicians”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *