3 buenos discos para escuchar el fin de semana

Bruce Springsteen, Natalia Lafourcade, Trio Patio
Bruce Springsteen, Natalia Lafourcade, Trio Patio

Only the strong survive. Bruce Springsteen

Al costado de una ruta secundaria. En un estacionamiento vacío. Sentado en el cordón de una vereda soleada. Hoping for a new opportunity in life. Así se podría escuchar el nuevo disco de Bruce Springsteen, abrazados al estado melancólico y agridulce del soul de los sesenta y setenta. The American musician takes his new album songbook de la canción americana y ofrece un puñado de gemas musicales inolvidables del catalog de Motown y Staxx, los dos fábricas del soul de esos años dorados. Estos hits sin fecha de vencimiento, hablan de temas comunes a todos –el amor, los sueños, las caidas, las nuevas opportunidades, los cierres de ciclos en la vida–, con un sustrato poderoso. These stories were born in the full era of racial segregation and were the backdrop for the civil rights struggle of African Americans, the Vietnam War and the appearance of political movements like the Black Panthers, or figures like those Martin Luther King y Malcolm X.

En ese sentido, tiene sentido que un viejo luchador, con más de twenty discos y cuyas canciones hablan de automobiles y rutas interstatales, dinero y amores perdidos, casas con porche y puertas con mosquitero, trabajo duro y personas que sueñan con algo más grande, haya titulado a su disco Only the strong survive. La canción que abre el álbum lo deja en claro: “Sólo los fuertes surviven/ Sólo los fuertes surviven/ Oye, tienes que ser fuerte/ Tienes que aguantar/ Dije que no te rindas, no te rindas”, repite en el estribillo. There is a link between this success in 1968 Jerry Butler y el tema “No surrender” de su successotto Born in the USA (1984), where he sings: “Hicimos una promesa que juramos que siempre recordaríamos/ No retirarnos ni rendirnos”.

Portada de
Portada de “Only the strong survive”, by Bruce Springsteen

El soul que en los sesenta se convertiría por primera vez en un producto de consumo pop de la clase media blanca de Estados Unidos, hecho por cantantes, músicos y compositores negros, sintosina con el artista maduro de rock que conoció la masividad en los ochenta. La voz rasposa de Bruce Springsteen hace la diferencia en estas versiones y nos transporta a ese viaje por el pasado con arregos standard de época –los femeninos que repiten las frases de la canción, el sonido de los vientos tan characteristicas, melodías para tararear facilente y ese groove para bailar rodeando con el brazo a la pareja–, que el cantante escuchaba en su adolescencia.

Videoclip de la canción “Turn Back the Hands of Time”, interpreted by Bruce Springsteen and his band, publicada en el disco “Only the Strong Survive” (2022)

A diferencia de los cantantes originales de soul, desde Ottis Redding a la reina Aretha Franklin, Springsteen no viene de la escuela gospel, sino que su árbol genealógico tiene más que ver con el alarido seco del rocanrol. Pero hay que escucharlo cantar en el beginning del tema “7 rooms of gloom”, donde suena como un preachador -un fraseo inherited de James Brown– que implora por el regreso de su amor.

En estas versions hay fuego y éctasis. Sólo así se puede cantar clásicos como “I wish it would rain” (popularizado por The Temptations), donde todo se vuelve oscuro después de una perdida, ”What becomes of the brokenhearted” sobre un hombre con el corazón roto que seguirá buscando el amor, “When she was my girl”, popularized by the group The Four Topssobre el enamoramiento y la evocación de los días felices.

Ray Charles he said once again about this genre: “Soul is when you can record a song and convert it into a part of you, a part that is so true, so real, that people think that they should have succeeded”. La vida de Bruce Springsteencon varias rupturas amorosas, se reflecta en el sentimiento nostálgico de estas canciones como la que cierra el álbum, “Someday we’ll be together” (un gran éxito de The Supremes) que habla de una persona que cometió un error y le pide al cielo ser perdonada por su pareja. Son canciones que producen una epifanía y de tan universales cuentan la historia de cualquier persona, en cualquier lugar.

De todas las flores. Natalia Lafourcade.

“De todas las flores”, nuevo disco de Natalia Lafourcade

Primer disco con canciones nuevas en siete años. During this lapse of time, Natalia Lafourcade llegó hasta la raiz de la popular music, recaló en un cancionero emotivo que conoció a través de los discos de Simón Diaz, Mercedes Sosa, Agustín Lara y Violet Parra, ya partir de allí creó que su propio imaginario musical, donde la canción se funde con el espíritu folklórico del son, el bolero, la bossa nova o la rumba. La artista mexicana, quien había aparecido como una futura estrella del pop latino, eligió otro camino. En De todas las floresparece una vieja sabia como cuando canta “Pajarito colibrí”, una de las obras más maduras y bellas del disco. Lafourcade assume un riesgo artístico cuando habla descarnadamente de esa tormenta emocional que le produjo una separation. This dramatic nude is the conceptual trigger of this album, which has a classic destiny.

Las canciones se grabaron en los studios Sonic Ranch de Texas y en el studio que tiene en su casa en Xalapa. The disco producer Adan Jodorowsky, utilizó métodos analogicos, registrando el material en cinta abierta que le da una rugosidad al audio general del disco. Las sesiones entre los músicos –Marc Ribot in electric guitars, Emilio Donantes en piano, el bajista Sebastian Steinberg (Fiona Apple) y el baterista francés Cyril Atef–, se realizaron sin ensayos previos y le dan una atmosfera cálida y de cercanía a las canciones.

Video clip of the song “El lugar correcto” by Natalia Lafourcade, part of the disco “De todas las flores” (2022)

Las doce piezas cuentas los procesos internos de Natalia después del fin de una relación amorosa. Natalia takes strong emotions like feeling the existential void of an irreparable loss and transforms it in the serenade “Vine Solita”, in the rumba “De todas las flores”, or in the despedida “Que te vaya bonito Nicolás”. También puede retratar el momento exacto donde se le encuentra sentido a nada en “Pasan los días”, o se deja caer en ese abismo hasta tocar fondo en la tonada “Llevame viento”. Hasta se anima a cantar en decimas el tema “Deer”, o deja brotar rayos de luz en la guajira festiva “Canta la arena”.

Natalia compone sus propios clásicos con verso simples y de una compleja profundidad. Son autobiographical hymns that could have been recorded Chavela Vargas, Vinicius de Moraes o José Alfredo Jimenez en otra época. De todas las flores es un álbum que empieza a revelar su grandeza clasica. Esa que todavía está por discoverer en sus canciones.

Patio. Vol. 2

In the trio Juan Quintero (voice and guitar), Andrés Pilar (piano and voice) y Santiago Secret (voz, bombo y bandoneón), they edited a new volume of their project Patiodonde se dedicated to rescue the bailable repertoire of the trios of folklore de la decade del cuarenta y el cincuenta como de Martínez-Ledesma-García.

No es un trabajo de transcription de añejos añejos, sino un trabajo de minutiosa orfebrería musical sobre un repertario interpretedo de manera sentida. Para eso el trío descansa en zambas, chacareras, escondidos, tonadas, vidalas, que tiene un aire fresco y acogedor, de pueblo chico. En “Corazón atamisqueño”, lidera el piano de Andrés Pilarcomo en aquellos tríos donde estaba el maestro Carlos Garcia. En otros temas, como “Viditilla” de Leda Valladaresel bandoneón de Secret toma protagonismo También rescatan danzas y motifs populares olvidados como “El sombrerito” y la vidala “Te hei de querer”.

“Patio Vol. 2”, nuevo disco del grupo que integran Juan Quintero, Andrés Pilar y Santiago Segret

El sonido criollo del bombo, las guitarras, el fuelle, y las voces harmonizedadas, donde destaca la voz soloista de Juan Quintero, son el complemento perfecto para el escondido “Sacha puma”. There are canciones que surviven en las guitarreadas en los patios de tierra como la dupla de chacareras, “De mi flor” y “Aquel tiempo de mi infancia”, que tocan una cuerda emotiva; o zambas como “Noches de Catamarca”, con la voz de Nadia Larcher, or “La alejada”, que tienen el toque de los carnavales salteños. En ese sentido, the project Patioit is a sensible map for this inexhaustible source of folklore and hides it in the background of the return to one’s own identity: the evocation of the lost, the dance as a rite of spiritual communion and that band of sound, which left a very deep mark in the existence vital del provinciano.

Seguir leyendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *