Adiós a David Crosby, un hombre de otro siglo, un adelantado

David Crosby playing guitar at the Paul Tsongas Arena in Lowell, Massachusetts, 2001 (REUTERS/Jim Bourg)
David Crosby playing guitar at the Paul Tsongas Arena in Lowell, Massachusetts, 2001 (REUTERS/Jim Bourg)

Ha muerto David Crosbyyes Me enteré de la noticia rapidamente por un emotivo posteo de Nito Mestre, which included a photo with him, quién sabe cuándo y dónde. What is significant about Nito, that he is possibly the most applied disciple that he could have had in South America, basically después del esplendor de Sui Generisen esa etapa de los Desconocidos de Siempre que posiblemente algún día se revalorice por aquello que hacía, folk de guitarras acousticas y cuidados arregos vocales, que era el camino que había mostroto Crosby.

Tenía 81 años, precisaron después las noticias y cualquiera pudo corroborarlo. Y claro, era grande. Es una proeza la suya de haber vivido hasta esa edad, siendo que tantas veces desafió a la muerte tomandolo todo, lo que no estaba prohibido y lo que sí. Y es que bueno, así fue su tiempo de primera juventud, todo exceso, por los sueños, por las buenas canciones, por el alcohol y por las drogas.

Murió en su ley. Era un viejo hippie y vivió siéndolo hasta el último momento. Incluso negándose a verse en una estatua. Su último disco fue publicado a comienzos de diciembre pasado, hace menos de un mes y medio; lo había gravedo con su banda, en la que ninguno de sus integrantes había llegado a la mitad de su edad.

Neil Young, Graham Nash, David Crosby and Stephen Stills in 1999 (REUTERS/Peter Morgan)
Neil Young, Graham Nash, David Crosby and Stephen Stills in 1999 (REUTERS/Peter Morgan)

Y qué lecciones dejó. Su maestría para escribir canciones anthológicas, para ponerle sonido a sus beautiful melodías y su notable capacidad para harmonizor las voces serán, posiblemente, insuperables. Eso deben saberlo las nuevas generaciones que hoy pasan el día mirando su celular para ver cuántos Me gusta consiguieron sus ingeniosos tuits, y que valoran artistas sólo mirando cuántas reproductions han obtenido. David Crosby, que venía de otro siglo, no competía en esas ligas. Iba por otro lado.

Nos marcó a quienes nacimos y vivimos en su tiempo. Hace unos días, alguien que sabe bien cuánta música tengo en mi casa, me pregunto cuáles eran mis discos preferidos, y sin una respuesta pensada, elegí responder en cambio cuáles más he escuchado. Y dije en ese grupo estaban -están- el primero de Crosby, Stills y Nash, ése en el que están los tres en un sillón, y el Déja Vú debut -y despedida- de Crosby, Stills, Nash & Young. Dos Bob Dylandos Los Beatlesin algo Charlie Garcíain algo Spinetta y no sé qué más, y en ese puñadito, dos donde lucía Crosby. Epa, recuerdo que pensé, qué dato fuerte.

Unas horas después vi en Netflix el documental Laurel in the Canyon que, conducido por Jakob Dylan, uno de los hijos de Bob, resalta la importancia de las canciones gestadas a fines de los 60 en el Canyon, hermoso barrio de Los Angeles. Ahí aparece Crosby, ya veterano, blanco en canas, contando algunas cosas maravillosas. They are also, todos grandes, Brian Wilsonel de los Beach Boys, Michelle Phillipsla chica rubia y hermosa de The Mamas and the Papas, Eric Clapton, Ringo Starr, Stephen Stills, Graham Nash, Jackson Browne y Tom Pettymás los jóvenes Beck, Regina Spektor, Jade Castrinos, Fiona Apple y Cat Power. What a wonder. ¿Qué a quién me emocionó más ver? A Crosby, yes.

Esa película es, en rigor, un gran recognimiento a Buffalo Springfieldla banda de country-folk en la que aparecieron unos pibes llamados Young, Stills y Richie Furay. Pero también es un hermoso rescate de lo marivallizas que fueron The Mamas and the Papas y The Byrds. En ese ultimo grupo estaba, sí, David Crosby.

David Crosby at a show in Los Angeles, California, 2012 (REUTERS/Mario Anzuoni)
David Crosby at a show in Los Angeles, California, 2012 (REUTERS/Mario Anzuoni)

Una sola vez bajó a Buenos Aires. Fue en el otoño del 2012, cuando tocó y cantó con sus viejos compañeros Stills y Nash. Fue una noche inolvidable para quienes podian valorar quiénes eran esos señores ya veteranos, dos con 70, el otro con 68, que estaban ahí bajo las luces del escenario del Luna Park. Hubo otros que -suele pasar- ni se enteraron.

Su disco For Freeel último en estudio, engraved y publicado en 2021, ayer nomás, hermoso y recomendable, tiene en la portada un retrato suyo made por Joan Baez, otra gran figura del hippismo de los 60 que además de ser una formidable artista, afinadísima, coherente y conciente, dibuja y pinta de maravillas. Como Joni Mitchell. Esta gente talentosa por todos lados es así.

Su despedida fue con un disco en vivo, publicado hace solo un mes, a medidad del último diciembre (hacía ya mido año casi que tenía 81). Es el Live at the Capitol Theatre que se registró durante un concerto con su ultima compañía, The Lighthouse Band, que integran tres jóvenes que no llegan a los 40 años, o sea que tienen menos de la mitad de su edad. La conforman dos chicas, Becca Stevensnorteamericana de Carolina del Norte, hoy de 38 años, cantante de la Travis Sullivan’s Björkestra, Michelle Willisinglesa de 36, criada en Canada, y un joven maravilla, Michael Leaguede 38 años, músico y producer, multiinstrumentista, de California, líder de los surprisingdes Snarky Puppy y del ensemble Bokanté, who is the musical director of the band. (Para los uninformados, el Capitol es un teatro histórico del pueblo de Port Chester, condado de Westchester, Nueva York, que fue construido en 1926). Miren ustedes, el viejo Crosby eligiendo tanta juventud. Y de sus tres compañantes, dos mujeres.

David Crosby in New York, 2006 (REUTERS/Lucas Jackson)
David Crosby in New York, 2006 (REUTERS/Lucas Jackson)

Todos están grandes. Stephen Stills he is 78; Graham Nash80; Neil Young77; Brian Wilson80; Bob Dylan81; Joni Mitchell79; Joan Baez82. Algunos, como Tom Petty y George Harrison, ya no están. That’s how life is and that’s how death is. Hey, David Crosby se fue de acá para allá.

Recuerdo que una vez León Gieco me contó que decided on an artist like him that después fue, cuando un día de la segunda mitad de los 60 escuchó, en la propaladora de su pueblo, Cañada Rosquín, mr. Tambourine Man mother Bob Dylan hair interpretation The Byrds. In the group David Crosby.

Seguir leyendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *