“Algunos amigos nos dijeron que Tandil era un lugar hermoso, así que allí iremos” – El Eco

A few days before a new visit to the country of Die Toten Hosen, the German punk band that found in Argentina a kind of second home since its first landing 30 years ago, its leader Campino claimed the anti-fascist and anti-racist profile of grupo y advirtió sobre el avance mundial de la extrema derecha, por lo que recomendó “mantenerse alejado de los politicos que sparcen el odio”.

“En tiempos difíciles, cuando todo es enojo, hay mucha gente buscando faciles respuestas a problemas difíciles y ese neverca es el camino correcto. El hate, los sentimientos racistas, humillar a otra persona o responsabilizar a los demás por tu destino son cosas muy comunes en una sociedad cuando hay una crisis”, said Télam the artist born in Düsseldorf, al reflecting on the advance of the right a world level

Y completó: “Le diría a la gente que no se deje infectar por estos politicos baratos, que mantenga la calma necessaria para darse cuenta que hay gente que quiere sparcir el odio. Hay que mantenerse alejado de los politicos que esparcen el odio, no comprometerse con esa gente y no ser amigo de nadie que apoye el racismo. “Hay un límite que no se debe cruzar”.

No capricious result, who is responsible for these words in the context in which they are pronounced, because it is the leader of a German band that in its long and prolific trajectory has always had clear political positions in its letters and has managed to forge a strong bond con nuestro país, a partir de periodicas visitas y una legion de fieles fans que hace sentir local al grupo.

Precisely, “son locales otra vez” is one of the themes of his new descent for these latitudes, en el que estará celebrando los 30 años de su primera incursión, impulsada por el recordado Pil Chalar, por lo que también será un homenaje de los German pioneer of punk rock in Argentina and Latin America.

“Pil fue responsable de traernos a la Argentina porque él insistedió para que viniéramos. Desde el primer momento se desarrolló una hermosa amistad. Nos invitó a ser parte en algunos de sus discos, los trajimos aquí a Alemania. “Esa relación fue mucho para nosotros y ahora es la primera vez que volvemos desde su muerte y queríamos recordarlo”, dijo Campino al respecto.

Con su habitual celebratory spirit, que mezclárá el recuerdo de 30 años de historia shareda y el tribute a Pil, The Toten Hosen will present their show “Aprendiendo Argentino: Lección 30” on October 21 and 22 at the Obras Stadium. Y así como otras veces hubo shows gratuitos sorpresa en la street o en el living de algun fan, esta vez la novedad será que los festejos se trasladarán el October 28 al Club Unión y Progreso de Tandil.

“Siempre queremos hacer lo máximo cuando vamos a Argentina. Let’s celebrate life with ustedes. Vamos a estar varios días y queremos ver a muchos amigos de Buenos Aires, pero también queremos ir a algunos lugares donde nunca fuimos. Algunos amigos nos dijeron que Tandil era un lugar hermoso y era fácil de llegar desde Buenos Aires, así que allí iremos. Espero que podamos tener una gran fiesta”, expresó el líder de la banda.

A few days before the arrival of the country, Campino held an extensive chat with the Télam agency, where he recalled the first impression he had in Argentina, talked about his passion for football and reflected on the actuality of punk, among other things.

Télam: ¿Quál es el primer recuerdo que aparece de aquella primera vez en Argentina?

Campino: Estábamos atónitos de volar tantas horas y llegar a un país en donde había un montón de fans escuchando la misma música que nosotros: Sex Pistols, The Clash, The Ramones. Nos pareció surprising que en Argentina la gente compartía los mismos intereses musicales y gustos que nosotros. Y también teníamos la misma pasión por el fútbol. Allí todos son hinchas de un equipo de fútbol, ​​igual que nosotros, así que hubo una connection desde el principio alrededor de la pasión y las ganas de celebrar la vida. Nos sentimos muy cómodos desde el principio en Argentina y siempre tratamos de hacer cosas cuando vamos. Esta vez iremos a Tandil y, no sé, tal vez haga una lectura de mi libro (“Hope Street: Wie ich einmal englischer Meister wurde”), que va a salir en castellano (“Hope Street: cómo una vez me convertí en campeón English”). Seguramente, leeré algunas partes, aunque mi castellano es una mierda (risas). Finally, we will be attentive to a cualquier cosa divertida que pueda pasar.

T: ¿De qué trata el libro? Is it an autobiography?

C: No, en realidad, estuve seguiando al Liverpool así que es un libro sobre un hincha seguiando a su equipo y, aunque no siempre pueda ir a la cancha, sobre todo el sentimiento que deposita allí. Soy hincha del Liverpool porque mi madre era inglesa, siempre tengo que explicar mi historia familiar para que se entienda. I was just following the team in the 2019-2020 season, when they won the championship, so it’s a little diary about those years.

T: Who will your heart be with in the next world? ¿Con Alemania o con Inglaterra?

C: Mi pasión por la selección nacional decayó, era más fuerte cuando era joven. Ahora soy más hincha de mi local equipo, el Fortuna Düsseldorf, que está en segunda división, y tengo el mismo sentimiento por el Liverpool. Es más fácil para mí identifyarme con un equipo de una ciudad o de un pueblo que con una selección nacional. A veces, los hinchas de equipos nacionales se pueden volver un poco discompassables. No me gustan las expresiones nationalistas de ninguna manera, ni en Europa, ni en el fútbol. Supongo que hincharé por Inglaterra porque mi madre era de allí, pero no como un fanático.

T: Esto se condice con la postura política de Die Toten Hosen que reflecten las letras. ¿Siguen siendo estas sus principales preoccupaciones?

C: Pertenecemos a una generation que siempre ha estado involucrada en política. We are concerned about society and it is important for us to have an explicit position against fascism, extremism, and injustice. Por eso nos hicimos amigos de bandas como Bad Religion o Black Flag, que comparten la misma actitud política. Siempre estuvimos influenced por The Clash y por The Ramones. No siento que todas las canciones tengan que hablar de algo politico. Si estamos de buen humor, no hay nada mal en algo pastatista y divertido, pero tenemos siempre una gran dedicación en nuestras letras y en lo que queremos transmitari.

T: ¿Qué define hoy en día a un punk de acuerdo a los grandes cambios que hubo en la sociedad respecto a la época en que surgió esta cultura?

C: Nunca me pregunté cómo debía actuar para ser un punk o si estaba habilitado para hacer tal o cual cosa porque era un punk. Es una etiqueta y cada persona hace su interpretación: para algunos ser punk es beber desde la mañana hasta la noche, para otros es seguir reglas strictas. Yo no voy a ser juez de quién o qué es punk. En un principio era facil decirlo porque había pocas bandas y una situación politica clara. Hoy hay un montón de furia que tal vez se pueda encontrar en el hip-hop, pero en agosto estuve en un festival punk en Blackpool y te puedo assurar que el punk está vivo. Es la música de mi generación pero, en el fondo, las etiquetas no importan. Más que si sos punk o no, lo importante es si sos una personal cool o un imbécil. Cuando era joven no podía hablar con nadie que no fuera punk. Me siento avergonzado de eso porque me estaba limitando a mucha gente interesante.

Por Hernani Natale / Télam

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *