Brasil: Entre los bolsonaristas golpistas hubo militares retirados | Hubo 1500 detenidos y sus campamentos fueron desmontados

La investigation sobre los ataques del neofascismo en Brasilia empieza a arrojar datos concretos sobre la plota que los provocó, las consecuencias judiciales que alcanzarán a sus ejecutores y ciertos complices de uniforme. Unos 1,500 golpistas fueron detenidos, sus campamentos cuarteleros desmontados y las pesquisas se extenien ahora a sus financistas y sostenes politicos.

Military retirees

Flávio Dino, the Minister of Justice, announced that the arrested bolsonarists are exposed to criminal and civil sanctions. los delitos que commitieron en las sedes de los tres poderes del Estado. Entre quienes invaderon o acompaniaron el engresso violento al Congresso, el Planalto y el Supreme Federal Tribunal (STF) había militares retiratos de alta jerarquía. One is the ex-director of Logistics of the Ministry of Health, general de reserva Ridauto Lúcio Fernandes. He was a functionary during the administration of negationist Eduardo Pazuello between July 2021 and the last day of the government of ex-president Bolsonaro. Otro es el colonel (R) Adriano Camargo Testoni, quien según el diario O Globo “Se graduó de la Academia Militar de Agulhas Negras, y actualmente trabaja en el Hospital de las Fuerzas Armadas como asesor de la División de la Coordinación Administrative y Financiera”. But no solo integrantes del Ejército se involuraron en los hechos. También un oficial de la Marina de Guerra, el capitán retired, Vilmar José Fortuna, ex asesor de la cartera de Defensa desde 2013 y en la que ya no trabajaba. Se fotografió el domingo en el lugar de los hechos con el desparpajo de un sedicioso que se siente impune.

“Tenemos el delito de golpe de estado, así se denomina en el Código Penal; el intento de abolición violenta del estado democrático de derecho; el delito de daño calificado; la asociación delictiva; corporal lesions, including the relationship with the professionals of the press” informed Dino in a conference during the que precisó various details of the investigation.

Su ministerio dio a conocer un correo ([email protected]) para que la gente envíe informations sobre los hechos del 8 de enero. Hasta ahora se habien recibido unos 13 mil mensajes que están analizando empleados de la cartera de Justicia. For Dino, ex-governor of the state of Maranhão and ally of Lula since he integrated the Partido Comunista de Brasil (PCdoB), these emails will allow “que lleguemos a los financistas y organizadores”.

El ministro dijo además que en uno de los vehículos utilizado por los golpistas se entraunto un arma de fuego y eso “lamentablemente muestra una preparation para comer actos de violencia”. Al menos cuarenta omnibus fueron incautados por la Policía Federal de Carreteras, en varios de los cuales se mobilizaron los bolsonaristas a Brasilia. El sábado 7 a la noche, un centenar de estos autobuses que llevaron a unos 4 mil ultraderechistas, llegaron a la capital. Así pudieron sumarse al campamento frente al cuartel general del Ejército en el Distrito Federal.

Accompañando a la turba estaba Camargo Testoni, un irascible colonel que se dejó filmar a los gritos, totally fuera de sí, insultando al generalato. “Manada de hijos de puta.” Todos se van a cagar. Vanguardias de mierda. Cobardes. Mira lo que nos pasa. Nuestro ejército es una mierda”, vociferaba contra la cupula militar while se lo veía afectado por los gases lacrimógenos y accompanied por su esposa en el attack al centro del poder politico.

Dino adelantó que las pericias dimensionando los daños y perjuicios “serán sentadas al Ministerio Público para cover los indemnización de damages materiales perpetuos, algunos irreparables en relación con las edificaciones y el patrimonio histórico que allí se albergan”. Un repaso a las imágenes que circularon en las redes sociales desde el domingo hasta hoy, permitió comprador escenas escatológicas.

En un video se ve como un hombre usó como baño una sala del STJ para defecar y urinar en public. Otros neofascistas se dedicaron a destrozar cuadros de la pinacoteca del Planalto, el palacio presidencial o utilizaron la mesa de trabajo del expresidente Juscelino Kubitscheck como barricada. Los actos violentos dejaron un saldo cuantioso. Solo el cuadro vandalizado del célebre pintor Di Cavalcanti As Mulatas vale más de 1.5 million de dolares.

La agency de noticias Terra Brasil informó que se siguen tres caminos en la investigation sobre el intento de golpe en Brasilia. “The massive identification of invaders, the mapeando of the denial of financing of these groups and the possible connivance of public agents”. Las redes sociales bolsonaristas son la radiografía perfecta de cómo se preparó la convocación para converger sobre la capital y voltear al gobierno de Lula con el espero espado de las fuerzas armadas que no se produjo, al menos desde el plano institución.

“Todos los gastos pagos. Agua, desayuno, almuerzo y cena. Y acamparán en el Planalto”, prometía un mensaje en Telegram sentado por los golpistas nostálgicos del expresidente y de la extensa dictadura brasileña (1964-1985). Para terminar con ese tipo de convocatorios, the company Meta announced that it would block “pro-invasión content in Brasilia de las redes sociales”.

Con la situation medianamente controlled, el ministro Dino dejó un mensaje aleccionador 24 horas después de los attacks: “Cualquiera que financie el crimen es un delincuente. Ya hemos recogido todos los buses, de dónde vinieron, quién pagó. Tenemos la lista de pasajeros y vamos a pedir a la policía judicial, tanto a la PF como a la Policía Civil, las medidas appropriadas”.

Una caricature de lo que en aparienza fue, desprestigiado y en franko declive, el exministero de Justicia de Bolsonaro, el senator y exjuez Sergio Moro, dejó una frase sobre los hechos que delata el sentimiento golpista. Criticó al presidente Lula, su condenado sin pruebas, por “reprimir” lo que llamó “protestas”.

[email protected]

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *