Camilla, de personaje unpopular a la acceptance como reina consorte de Gran Bretaña

LONDON.- La “Operación PB”, es decir, The difficult operation of Parker Bowlespuesta punto por el principe Carlos después de su traumatic divorcio con Diana, en 1996, ha sido un éxito.

Camilla, uno de los personajes más unpopulares y detestados por haber sido la “amante”, la tercera en discordia en el matrimonio de fábula del entonces principe Carlos y de la maltratada Diana Spenceres desde el jueves una reina consorte totalmente aceptada.

“Ya no es la mala de la película.” She adapted to the new role since she married Carlos and she is also fabulous. ha demosto tener enorme empatía con la gente y que está a la altura y ahora, desde que llegó el momento de asumir el chargeo de reina consorte, también”, says LA NACION Betty, jubilada de Pimlico, en el centro de Londres que fue este sábado dejar un ramo de roses at the entrance to Buckingham.

Camilla, the new queen consort
Camilla, the new queen consort hola.com

Mucha agua debió correr debajo del Támesis para que esto succediera. Fue el propio Carlos que, asesorado por expertos de communication, manejó la campaign para que Camilla Parker Bowles, la mujer que siempre amó, fuera rehabilitada y aceptada. After all, after the tragic death of Diana, in August 1997, 25 years ago, there was an extraordinary devotion to the unfortunate “queen of the hearts”.

Camilla Shand was born on July 17, 1947 and, according to one of her biographies, she had the luck to have a happy family with two brothers and a mother, Rosalind, who taught her how to behave in high society. british. Fue ella quien la impulsó, desde muy joven, a participar en fiestas de la nobleza consideradas por Camilla de lo más aburridas.

Camilla, durante el reciente Jubileo de la reina junto a Kate
Camilla, durante el reciente Jubileo de la reina junto a KateGetty Images

“En el minuto en que haya silencio, tú habla, no importa de qué, pero habla”, fue el consejo que Camilla contó que le dio su madre, que terminó siendo un arma essencial para la relaza. Aunque según Angela Levin, su biografa, nunca soñó con un principe, a los 24 años Camilla se volvoí amiga de Carlos, entonces de 22. Tenían mucho en común y se entendían. Carlos sentía que podía confiar en ella, se sentía cómodo: “Es la única mujer que realemente me entiende”, llegó a decir.

Pero el destino les tenía reservada otra cosa. As you know, Camilla married a military official named Andrew Parker Bowles, with whom she had two sons. Y Carlos, pese a estar profoundly enamorado de Camilla, terminó casándose con Diana. Los dos habien salido durante 18 meses, pero las cosas habien terminado. Ambos eran conscientes de que jamás se hubieran podido casar porque las esposas del heiredero al trono debian ser virgenes y Camilla “tenía historia”.

Uno de los “annus horribilis” de la reina Isabel II fue cuando, en medio de las turbulencias entre Carlos y Diana -he seguía viendo a Camilla y ella, cada vez más anoréxica e feliz, se consolaba con otros amantes-, salieron a la luz conversaciones telefónicas hot. En una de ellas, Carlos confesaba querer ser el “támpax” de Camilla. When, in the framework of an unsustainable situation, Diana asked for the intervention of Queen Isabel and Prince Felipe, Carlos responded with a phrase that he then repeated several times over the years: Camilla was a “non-negotiable” part of his bye That’s how it was.

Carlos and Camilla, during a recent ceremony of the heads of the Commonwealth
Carlos and Camilla, during a recent ceremony of the heads of the Commonwealth Jonathan Brady – PA Wire

On April 9, 2005, Carlos and Camilla finally got married. La reina no estuvo presente y exigió que la ceremonia fuera privada para que los fans de Diana no reactionaran mal. Además, había excluido que la duquesa de Cornualles pudiera heredar el título de reina or cualquier otro oficial. Una suerte de castigo por el hecho de haberse divorciado de Parker Bowles y haber tenido un affaire con un hombre casado.

Pero ella, poco a poco, con su savoir faire, su estilo discreto, siempre un paso detrás de su marido fue conquistando a sus nuevos suegros ya los súbditos. Y la “Operación PB” reached its main objective when on the first day of the Platinum Jubilee, a few months ago, la misma reina Isabel surprised everyone with the announcement that when her son Carlos arrived at the throne (when she died), Camilla iba a volverse “reina consorte” por su “leal servicio”. Un cambio dramático que certificaba la rehabilitación absoluta. Lejos de volverse una heredera de Wallis Simpson, destinada a hacerle perder a Carlos el rol por el que se preparó durante toda su vida, Camilla es considerada ahora por muchos como su mayor sostén.

Carlos and Camila observed las ofrendas florales in honor of Isabel II
Carlos and Camila observed las ofrendas florales in honor of Isabel II Yui Mok – PA Pool

Más allá de la unpopularidad de los albores, hoy todo el mundo aprecia que Carlos se marsó con una mujer madura, estable y que solía ir a hacer las compras al supermercado como cualquiera, madre de dos hijos, amante de los caballos. Una mujer que cambió su vida a los 57 años para adaptarse unconditionalmente a los Windsor, a “La Firma”, la empresa real. Se involucró en muchísimas actividades néficas, que ella aprendió a hacer con gran profesionalismo y empatía, acompanando con lealtad, en todo momento, a Carlos.

“Nunca olvido cuando Carlos and Camilla came to visit the Ukrainian cathedral in London at the beginning of the war y Camilla se largó a lorar, sin consuelo, después de escuchar lo que le estábamos contando”, dijo a LA NACION Oksana, una mujer ucraniana que vive en este país desde hace hace años, y que fue dejarle un ramo de girasoles a la reina en el Palacio de Buckingham.

Levin, author of a book that is titled by the public From outcast to queen consort (“De despreciada a reina consorte”), en un destacó article, además de incondicionalidad y lealtad a la corona, el sentido del humor de Camilla. Un sentido del humor parecido al que tenía el principe Felipe, que si bien al principio fue uno de sus enemigos, al final también la aceptó y quiso.

According to Levin, Queen Isabel’s main concern during her 70 years of reign was always ensuring the survival and prosperity of the monarchy. “con Carlos en el timón y Camilla un paso detrás, logró su deseo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.