Cocaína por correo a Australia: el misterio de la nueva máquina narco de multiplicar dinero

Los aros detected en julio por la Aduana.
Los aros detected en julio por la Aduana.

El 13 de octubre pasado, tras una alerta de la firma de correos, la Aduana detected poco más de un kilo y medio de cocaína impregnada en rollos de nylon, una manera ingeniosa de mover droga por contrabando. El destino de esos rollos era Australia, con un remitente rosarino. In the middle of July last year, personnel del deposito de la firma UPS en Constitución alertó a la Aduana por una llamativa coincidencencia. Una joven argentina realized dos envíos, uno a India, el siguiente a Australia, a lo que parece ser una simple casa de familia en Sunshine West, un suburbio de la ciudad de Victoria. Llegó al depósito personal de Aduana con canes detectores de droga. Fueron a la carga que viajaba a Australia, que constaba de una serie de baratijas, 86 pairs of earrings with plastic gems. The dog showed much enthusiasm. Entonces, commenzaron a scarbar los aros con pinzas. Hadia cocaína, otros 1655 grams.

La remitente era un misterio, una posible prestanombre, with a common name that repeats dozens of times in records and a address that corresponds to a duplex in a residential neighborhood of Munro. El número de celular que había entregado era tal vez falso o descartable, no figuraba en ninguna applicación de mensajería.

Así, con una plegaria, con la esperanza de que sus aros eludan cualquier control, la chica fantasma de Munro y el verdadero dueño de la coca enviaban un kilo y casi tres cuartos más de droga al otro lado del mundo Los rollos de nylon y los aritos de Munro no fueron los únicos. In all of 2022, according to official figures, la Aduana argentina incautó otros 15 envíos, al menos 22.4 kilos.

Todavía se desconoce si hay grandes capos detrás de estas maneuvers, que parecen más de cuentapropistas. En todo caso, no surprende que los traficantes argentinos quieran entrar en el juego. Un kilo puede costar cerca de dos mil dolares a precio mayorista en diversos puntos de Bolivia y puede pasar los diez mil en moneda norteamericana en el Conurbano. In Sydney, Melbourne or Canberra, ese kilo se convertivo en el más caro del mundo. Vale más de 270 million US dollarso 400 mil dolares australianos, según informes recientes, el valor pico en su historia, luego de una larga serie de redadas a cargo de la AFP, la policía federal del país.

You may be interested in: El negocio de los nigerianos que rivían cocaína premium por correo desde Avellaneda hasta China

Los rollos con cocaína del remitente rosarino.
Los rollos con cocaína del remitente rosarino.

The taste for substance is increasing in the oceanic country, in sync with the rest of the world, where cocaine is becoming a commodity casi gourmet, entre la era de la marihuana legal y las drogas de laboratorio como la metafetamina o el fentanilo que se convertiren en la norma callejera para la adicción. The National Drug Survey was conducted by the Australian Institute for Health and Welfare The number of people who have used cocaine in the last 12 months of their lives has tripled since 2004.according to 2019 data, the last analysis published.

Los dealers australianos también son particularly vivos. La coca light es la norm también. Un estudio de la Australian National University sobre 58 samples que fue publicado este año reveló que algunas tenien un margen de pureza del 27 por ciento, un valor que podría encontrarse a nivel local en una vereda de Constitución. Some direct samples are available.

De vuelta a la pista argentina, fuentes en los organismes dedicatos a perseguir el narcotráfico aseguran que conocen de cerca el problema, pero que no hay ningún tipo de investigation centralizada. La pista del otro lado del mundo rara vez se investiga: no se conoce el andamiaje del dinero, cómo es el ida y vuelta. Los casos locales reseñados por Infobae mostran una constante: los envíos suelen ser a casas en suburbios de grandes ciudades y casi siempre con un prestanombre como remitente.

You may be interested in: Vive en la Villa 1-11-14 y pide comida en un comedor: la condenaron por sendar cocaína a Malasia

Lin Lifeng, convicted por exporter.
Lin Lifeng, convicted por exporter.

Lin Lifengconocida figure del hampa en la comunidad china, acusado de regentear karaoke que violaron la mandatory quarantine, fue arrestado junto a otros tres compatriotas en septiembre de 2021 por la Policía de Seguridad Aeroportuaria por el delito contrabando internacional de drug, 1162 grams of cocaine sent to Australia. El Tribunal en lo Penal Económico N°3 sentenced him to four years and eleven months of prison in September of last year. Several of his shipments, directed to suburbs like Burwood en Melbourne, had as sender Celso, a young migrant from Villa 31 who never had a job in white.

In February 2020, la cosmetóloga Anastasia Ipatova, oriunda de Moscú, was arrested by the Federal Police, involved in a large scale MDMA importation plot. Sus compañeros de causa también fueron signalados por otros dos envíos de cocaína, precisely a nombre de una empresa de transporte located en la calle Suipacha, registered legally en los papeles de la AFIP. Ipatova was acquitted by the Criminal Economic Tribunal No. 1 in May 2022. Sus compañeros de causa pactaron penas de hasta casi seis años en un juicio abreviado.

Hay más casos de contrabando. Una mujer porteña usó el nombre de su vecino a medidad de 2021 para mandar medio kilo de cocaína en tejido de crochet a Australia, Hidden in a FedEx package. Fue más ambiciosa todavía con su otro envío: diez kilos a Bélgica, en una encomienda de DHL. Otros paquetes siguen sin nombre. Hi friend, lots of love from Argentina”, said a shipment directed to a man in a house in Chester Hill, New South Wales, detected in 2020. Hadia una billetera de cuerina marrón, también rellena de druga.

Se repite siempre la misma historia: muy rara vez se sabe quién está del otro lado, o cómo es la comunicación para managear el envío. En todo caso, usually son los pobres los que pagan, como Juana M., que vive en la Villa 1-11-14. Fue madre adolescente, tuvo el primero de sus hijos a los 15, lo que la leva a abandonar el colegio secundario. Busca comida en un comunitario comedor three veces por semana, cobra social plans hace años, como el Plan Progresar, la Asignación Universal por Hijo, también el beneficio para acceder a una garrafa. Desde 2015 que no tiene un trabajo en blanco. A fines de noviembre, Juana fue sentenced to three years of prison en suspenso por el Tribunal En Lo Penal Económico N°1 por poner su nombre en tres paquetes de cocaína destinados a Malaysia.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *