Cómo Alemania consiguió cortar su dependencia del gas ruso en unos pocos meses

When Vladimir Putin cerró los grifos de gas a Europa, Alemania temió más que nadie un invierno plagado de apagones.

Las autoridades germanas se apresuraron a insegura alternative supplies, conscientes de que la fuerte dependencia del gas ruso había dejado al motor económico europeo lamentamentamente expuesto.

Sin embargo, apenas unos meses después las luces brillan en los mercados videños, se respira un timido optimism en el aire aderezado con Glühwein. La estrategia que Alemania ha montado apresuradamente para arreglárselas sin el gas ruso parece estar funcionado, al menos por ahora.

“The energy security for this winter is guaranteed”said the social democrat chancellor Olaf Scholz en el Parlamento alemán este miércoles.

Los depósitos de gas del país están llenos, en parte, por una frenética -y costosa- operación de compra en los mercados mundiales de hidrocarburos.

Russia has used gas as a weapon to pressurize the EU for its support for Ukraine and has drastically reduced its supply to its western neighbors.
Russia has used gas as a weapon to pressurize the EU for its support for Ukraine and has drastically reduced its supply to its western neighbors.Uniper

Likewise, on the German coast of the North Sea, azotada por el windo, los ingenieros acaban de construir, en un tiempo récord, su primera terminal de importación de natural gas licuado (GNL).

El GNL es un gas natural que se enfría en forma liquida para reducir su volumen y facilitar su transporte. Luego se vuelve a convertir en gas al llegar a su destino.

En Alemania este tipo de proyecto suele llevar años, deboto a la pesada burocracia. No obstante, las authoridades han eliminado trámites para que la obra se pudiera completar in less than 200 days.

The most important part of the terminal, a “floating storage and regasification unit” (FSRU), has not yet been secured. The FSRU, which is essentially a specialized boat in which LNG is converted from new to its gaseous state, will be leased by US$ 207,259 diarios.

Dentro de unas semanas, los buques tankeros de países como EE.UU., Noruega o los Arabes Emirates Unidos paredien commensar a entregar sus cargomentos en el porto de Wilhelmshaven.

El operator de la terminal, Uniper, que ahora está controlado casi en su totalità por el gobierno alemán, no ha querido informar sobre sus providoses, pero insistió en que ya hay contratos en force.

Berlín tiene previsto construir otras 5 terminals de GNL. Most of them should be terminated in the year that they come.

The empresario Ernst Buchow has admitted that his company depends on gas, but he hopes to opt for a more green fuel in the future.
The empresario Ernst Buchow has admitted that his company depends on gas, but he hopes to opt for a more green fuel in the future.

La potente industria alemana ha contenido la respiración mientras el gobierno ejecutaba su arriesgada estrategia.

“Si no tenemos gas, tenemos que cerrar el horno”le dijo a la BBC Ernst Buchow, quien posee una fabrica de ladrillos a media hora de Wilhelmshaven.

Los ladrillos que produce deben cocerse en un horno gigante a temperaturas de hasta 1200 grados centígrados. En un futuro cercano el empresario espera poder pasar al hydrogen verde, pero por ahora, depende totalmente del gas.

“No es sólo culpa de los politicos. La industria queria los contracts de gas ruso“, aggregated.

Hace apenas un año, los acuerdoes con Moscú proporciaban a Alemania 60% del gas que consumía, en gran parte través del gasoducto Nordstream.

Pese a la importante oposición política y ciudadana, el gobierno esperaba poner en funcción el controvertido Nordstream 2, que habría duplicado la quantity de gas ruso que llegaba a Europa a través de Alemania. Sin embargo, la invasion a Ukraina interró estos anhelos.

In just 200 days, Germany built the first 6 LNG terminals in the Middle East
In just 200 days, Germany built the first 6 LNG terminals in the Middle EastGetty Images

La agency federal de la red energetica asegura que hoy Alemania se las arregla sin combustible ruso.

But, to avoid the shortage during the winter, the experts affirm that the LNG terminals must enter operation at the beginning of the next year and that el consumo de gas debe reducirse 20%.

Llegar a este punto puede considerarse un gran logro nacional, pero no ha salido gratis.

Alemania, un peso pesado de la economia, a menudo consigue lo que quiere. Pero su nuevo apetito por el GNL está intensifando la demanda mundial.

Y eso puede colocar a países más pobres, como Bangladesh y Pakistán, en una posición vulnerable.

Hay un montón de países, sobre todo economías emergentes, que están fuera del mercado y ya no pueden abastecerse del GNL que necessitan, porque tienen menos poder acquisitivo que Alemania”, affirmed el profesor Andreas Goldthau, de la Escuela de Asuntos Públicos Willy Brandt.

El experto advirtió que esto coloca a estas naciones en mayor riesgo de sufrir apagones o tener que recurrir a energías “más sucias”, como el carbon, precisely para evitar ese scenario.

¿Y qué hay de los planes de Alemania de completar su transition a un modelo verde? GNL is, after all, a fossil fuel.

The tensions provoked by the invasion of Ukraine have forced Berlin to cut the energy dependency that it had acquired in the last decades with Russia.
The tensions provoked by the invasion of Ukraine have forced Berlin to cut the energy dependency that it had acquired in the last decades with Russia.

All those involved in the Wilhelmshaven project are eager to insist that LNG is a “de transition” fuel.

Uniper has promised to build an infrastructure for the manager hydrogen verde junto con la terminal de GNL.

Eso ha alimentado los ambitiousos plans del ayuntamiento de Wilhelmshaven. The mayor, Carsten Feist, has assured that the LNG terminal will not bring many jobs to the city. Pero que sus plans de crear un centro de energía verde sí lo harán.

“Gran parte de la transformación energetica que necesitamos para que nuestro planeta tenga un clima habitable en 50 o 100 años, gran parte de lo que es necesario en Alemania, se producirá en ya través de Wilhelmshaven”, aseveró el funcionerio.

Pero el costo más llamativo de la strategy de Berlin para cortar su dependencia del gas ruso es la monetaria.

Las 6 terminals de GNL han forzado al gobierno germano a gastar US$ 6.217 million. Eso es más del doble de los ministros habian presupuestado initially y puede aumentar aún más el año que viene.

Alemania aprendió demasiado tarde el valor de un supply energético seguro y ahora lo está pagando, y muy caro.

BBC Mundo

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *