Dahmer: un retrato brutal y algo caótico del “Caníbal de Milwaukee” que busca ir más allá del golpe de efecto

Dahmer- Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer (Dahmer – Monster: The Jeffery Dahmer StoryUnited States, 2022). Creators: Ryan Murphy, Ian Brennan. Cast: Evan Peters, Richard Jenkins, Molly Ringwald, Niecy Nash, Michael Beach, Colby French, Michael Learned. Available in: Netflix. Our opinion: buena.

Ya resulta viejo hablar de la moda del true crime because hoy estamos sumergidos en ella. Semana tras semana todas las plattformas estrenan algún documental o docuserie, apparên podcasts o artículos periodísticos que analizan címenes célebres. La marea es infinita. Pero estable ese filón, en el último tiempo surgió una nueva gallina de los huevos de oro: las versiones de ficción de esos reales crímenes, que apelan no solo a brindar una dramatización de cada caso -ya sea mediático o escondido- sino a captura espectadores reacios al rigor documental con el manto espectacular de la recreation. Así se hicieron películas y series sobre Ted Bundy, Elizabeth Holmes, Anna Delvey y muchos otros, modelando en nuevas narratives brutal crimes, dementias estafas, rocambolescas imposturas. A diferencia de las estrategias documentales, que siempre ofren la distance de la mirada y el valor de los testimonios, la ficción camina por un límite delgado a la hora de concebir el entertainment sin apelar a la empathía con el criminal. ¿Es posible seguir el derrotero de crímenes espeluznantes sin que me interes el asesino que los comete?

En ese baile se mete Ryan Murphy a la hora de gestar una ficción sobre Jeffrey Dahmer, conocido como el caníbal de Milwaukee. The horror surrounding the scandalous personage of the United States in the time of his incarceration, at the beginning of the 90s. conservar partes de sus cuerpos e ingerir otras. En su departamento de un barrio pobre de Milwaukee se encontraron torsos sumergidos en acido, craneos pulidos, corazones congelados. A macabre spectacle. Murphy’s challenge consisted in constructing a story about the life of this personage with the conscience that he was the author of this massacre, but who was also a despised teenager at school, affected by the divorce of his parents, repressed by his homosexualidad, frustrated por sus reiterados fracasos académicos y laborales. ¿Presentar ese cuadro completo suponía justifyar sus actos delictivos?

Murphy, que viene de capa caida desde su paso millionario a Netflix, tryna hacer algo diferente con el personaje – un poco comido por la culpa de caer en el exploitation-, y entonces eludir el derrotero traditional del biopic. También evade la structure del relato a dos tiempos -pasado y presente como un pendulo de causas y consequencias- para elaborar un entramado más anárquico, que combina tiempos pero también puntos de vista. Los primeros cinco episodios se contrujen desde la cercanía del personaje, guided by a premise that verbalizes one of the police who interrogates him during his detention: “Jeff, ayúdanos a entender. ¿Por qué crees que intendaste desenterrar un cadaver? Ese porqué destinado a comprender uno de los actos fallidos de necrofilia en las vísperas de sus crímenes en serie se extiende a toda la galería de sus actos espeluznantes. Y es entonces la miniserie la que, antes de dar respuesta a ello, nos descubre que quizás es allí donde la razón encuentra su límite. Hay actos que no pueden ser explicados.

Dahmer – Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer (Netflix).
Dahmer – Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer (Netflix).

La inquietante interpretation de Evan Peters embodies that idea. Su expresión banal y algo estúpida nunca expone la esencia del Mal que representa; su furia ante la frustration o su perplejidad ante el peligro de ser descoverier son apenas un atisbo de esa conciencia impenetrable. La camara solo puede registrar su phenomenología. Y la consciente estilización de Murphy, que siempre agrega una pátina de glamor o de ironía al horror, aquí permite convertir ese suceso localized en un tiempo y en un lugar en algo universal. Algo terrible late bajo esa anodina forma que asume. That’s why maybe the best find is the gesture of partir del personaje para arribar a los vértices de su accionar: las víctimas que lo padecieron; el sistema que hizo oídos sordos a los indicios de esas aberrations.

From the sixth episode, Dahmer profundiza la dimensione del crimen desde cada víctima, ya no un número más en la galería de cadaveres. Ese giro en el pointo de vista permite volver a Dahmer de otra manera, quizás con un aire culposo pero sin convertirlo en la rock star de su ficción. Mirar a esas víctimas también implica exponer al sistema que las ignoró, las desatendió, las dejó libradas a su suerte. The majority of the hombres killed by Dahmer were young, black or Asian, from immigrant communities, from poor origin. No tanto por una personal predilección sino por la evidencia de que, a los ojos de la authority, ellos resultaban invisibles. A contrapelo de Mindhunterque buscaba el lazo invisible que unía asesinos y detectives como parte de una cultura chiselada sobre el mismo gesto de fetichización, Dahmer ensaya un revés posible, chaotic y brutal, en el que los por qué de esos actos resultan tan inexplicables como aquellos entramados sistémicos que facilitaron su emergencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *