Demi Lovato hizo catharsis de rock y rebício un warmo abrazo del public argentino

Poco después de commensar a exorcizar demonios en el documental “Dancing with the Devils”, en el que habló sobre los estragos del estrellato infantil, las adicciones, los desórdenes alimenticios y los abusos sexuales; Demi Lovato completed her catharsis through music with the disco “Holy Fvck”, which she presented this Friday to the Argentine public in the Movistar Arena, in the porteño neighborhood of Villa Crespo.

Si bien la pérdida de la innocence de la joven estrella ya había comenzado a refilarse en su música -y su imagen pública- en los discos anteriores; su ultima producción, que da nombre a la gira que la trajo hasta aquí, muestra un major recrudecimiento aún a nivel sonoro y lírico, y los locales fueron testigo de ello ayer, a la vez que se ofrecieron como fieles compinches.

Before a public mainly conformed by young people who grew up with their idol, Demi Lovato showed a large part of the new material and performed it with some previous hits, which highlighted even more the contrast with the new rock aesthetic, which appeared in a palette que oscila entre el pop punk, el glam rock y algunas pinceladas de grunge.

Para ello se compañó de un cuarteto conformado exclusiva por mujeres, que presentidad a la guitarist Nita Strauss, recognized por su labor junto a Alice Cooper, entre otros, como cara visible. Toda una declaración de principios sonoro.

The artistic and personal reconstruction of the ex-girl Disney through her music has its correlato in the visual, and the performance of the concert also accounts for it from the sobriety and the bet on the dark colors.

Pero antes de centra la mirada en lo ocurrido noche, vale la pena reparsar la parábola trazada por esta figure, desde su early apparition en la troupe televisiva que acompañaba al dinosaurio Barney y la juvenil “Camp Rock” junto a The Jonas Brothers, entre otras producciones de la factory Disney, hasta este “Holy Fvck”.

En el medio, la joven que cumplía con todos los cánones hegemónicos cayó en adicciones, producto de las presiones del medio, al punto de sufrir sobredosis, momento aprovechado por su dealer para violarla. También, he revealed that he had lost his virginity at 15 years of age, when a partner from the Disney troupe with whom he was speaking desatendió su pedido de parar there.

No faltaron en estos desvaríos la bulimia y la anorexia, y una pareja con el actor Wilmer Valderrama en la que la diferencia de edad (17 ella, 29 él) devino en una relación abusive.

Todo esto fue escupido por Demi Lovato en las canciones que conforman “Holy Fvck” y el pulso eléctrico que le imprimió a esta obra hace que cada piece oficie de catarsis y manifesto a la vez.

image – 2022-09-10T112612.793.jpg

Around 9:40 p.m., the large white screen that covered the stage fell and left a sober black space, with a quartet of girls playing drums, guitars, bass and keyboards, dressed in black, playing in an analog way and sounding like bass guitars. y distortions.

En medio de la ovación de los fans, Demi Lovato hizo su apparition con un look en las antipodas de sus años en Disney, dado por su aspecto dark, resaltado especially por el maquillaje de reminiscencias punk en los ojos.

Mixcla de Joan Jett y Siouxsie moderna, la artista arremetió con furia una seguidilla de su nuevo disco conformada por la canción que da nombre a la placa, “Freak”, la referential “Substance” y “Eat me”, en un adrenalítico subidón.

Tras un respiro, el saludo y agradecimiento de rigor, y la early presentation de la banda, llegaron algunas pasadas como la celebrada “Confident” y la vigorousa “Here We Go Again”.

Si bien este pasaje, que también incluyó “Remember December”, “La La Land” y “The Art of Starting Over”, mostró una faceta más relajada con su estilo de canción pop, el pulso rockero igual se hacía sentir, tanto en la actituda de la figura de la noche como en el despliegue de la banda. No faltaron allí los tapping y otras acrobacias guitarrísticas a cargo de Nita Strauss.

Demi Lovato.jpg

But the second half of the concert showed the rawest side of the artist with songs from his new album like “29”, which alludes to his relationship with Wilmer Valderrama; o “Skyscraper”, que habla sobre los desórdenes alimenticios.

Pero también hubo ballada con “4 Ever 4 Me”, canción rockera con “Sorry not Sorry” y “Heart Attack”, y pop punk modelo 2000 con “City of Angels”.

“Skin of my Teeth” was announced as the last song, even though it was time for the present and recent past, with “Happy Ending” and “Cool of the Summer”.

If Demi wanted to make catharsis with his documentary, transfer it to the music in “Holy Fvck” and reinvent himself from a place opposite to that which marked his destiny, now he can add to his healing process the container that embraces people, from this place in the world. la disfrutaron desde sus primeros atisbos de talento.

Leave a Reply

Your email address will not be published.