Discover the cells that cause relapse in colorectal cancer A scientific team detected the mechanism behind the metastasis

Uno de los tantos problemas que enfrentan las personas con cáncer son las recaídas. La presencia de la enfermedad disapear por un tiempo y luego, cuando todo parece estar en equilibrio, una nueva progresión se inicia. El mal vuelve a ramificarse a partir de un residuo que se mantiene oculto, agazapado, a la espera en alguna parte del organismo y provoca el proceso de metastasis que termina con la vida del 90 por ciento de los pacientes. An international team of scientists and scientists (España, Reino Unido, Bélgica), de manera reciente, published a work on it Nature magazine en el que arrojan pistas sobre este proceso. Realizaron un análisis specifico de lo que sucedía en colorectal cancer: uno de los más feroces, que provoca un millón de fallecimientos anuales.

Aunque falta recurer mucho terreno y las falsas expectativas en el campo de la salud se pagan caras, el aporte es promisorio porque podría modificar el abordaje de la enfermedad. Según las cifras consignadas en el trabajo, casi el 35 por ciento de las personas que posee este cáncer sufer una recaída y afronta una metastasis posterior que emerge con una lethalidad del 85 por ciento.

Células con alta probaida de recaída

A partir de tecnologia de vanguardia, este grupo de scientísticas y científicas managed to discover the trajectory that followed through the body of a set of tumoral cells (denominadas como “cells with high probability of relapse”) that quedaban como residuo del tumor primario, viajaban a través de la sangre y permanecían escondidas en organos como el hígado o el pulmón. Es decir, que aún permanecían en el organismo una vez que la persona parecía haberse recuperado, luego de la ciurgia y del tratamiento convencional.

“En muestras de pacientes identificaron, en primera instancia, un panel de genes de alto risego de recaída, tanto de las tumorales en sí, como de otras cells que pueblan el microambiente tumoral y establecen un link cooperativo para favorer la progresión del cáncer” , signal Juan Garona, biotechnologist and researcher at the Universidad Nacional de Quilmes y el Conicet. Y luego continúa con su explanación: “Vieron que había un determinado gen (‘MP1’), que es muy relevante porque confiere a estas células la capacidad de migrar, diseminarse e invadir organos secundarios y luego de la extirpación del tumor primario, reaparecer y provoke la relapse de la enfermedad”.

In this way, if you can identify those cells that are left as residue before they are exhausted and become a difficult disease to combat, it is possible to gain time and cause the immune system to recognize them before they become a major problem.

“Es importante standar que se enfocan en un cancer colorectal, aunque en una etapa relatively early de la progresión. In general, se trata de pacientes que si bien initially responden bien a cirugías y chemotherapy, luego de un tiempo hacen metastasis que complican su salud”, affirms Garona. Under this premise, los researchers desarrollaron un modelo in vivo de crecimiento tumoral y ciguría con el objetivo de realizar un monitoreo y un seguirio con el fin de detecter las cells que tienen un alto riesgo de recaída. “The surprising thing is that with their technologies they are able to detect the main cells that escape from the primary tumor, the residual tumoral lesions that remain in the organism, and analyze the genetic expression with a unique resolution.“, explained the researcher. Desde aquí, pudieron identificar metastasis muy pequeñas, realeasente simplemente por dos o tres célús.

Luego, las pruebas siguieron en ratones. Al respecto, lo que hizo este grupo de científicos fue invertir el proceso: primero inyectaron immunoterapia para eliminar los residuos por el organismo (células tumorales en organos diversos) y luego realizaron la interventión surgical sobre el tumor primario, el de colon y recto. A la fecha, el esquema de inmunoterapia preoperatoria funcionó de manera eficaz pues los roedores no experimentaron recaídas.

Inmunoterapia que alumbra el camino

A difference from what happened decades ago, el cáncer no es sinónimo de muerte. Se estima que, en average, más de la mitad de las personas con la enfermedad surviven. The focus of immunotherapy is especially virtuoso: en vez de concentrarse en eliminar las cells que enferman al cuerpo, se busca fortalecer a las propias cells sanas del sistema inmune para que eliminen el problema. This is: se entrenan las defensas para que estas acaben con el enemigo. En este 2022, ya no se trata de ninguna novedad: cuatro años atrás, James Allison and Tasuku Honjo won the Nobel Prize in Medicine “for their discoveries in therapies to combat cancer”.

What are your findings? Si bien todos los seres humanos tienen un sistema de defense que los protege frente al peligro al que están expuestos, en muchos casos, este se encontraba inhabilitado para actuar porque el propio cáncer colocaba frenos a la respuesta inmune. Al reconocer las proteins que inhibían la activation de los linfocitos-T –los ‘soldados’–, Allison y Honjo controlaron al propio freno para robustecer el behavior de las defensas.

Estas nuevas inmunoterapias, sin embargo, no sustituyen a las tradicionales. En contraposición a ello, como el cáncer puede ser abordado de manera dinámica, los enfoques –necesariamente– se vuelven multiplexes, a partir de un cocktail de diversos mechanizas que se combinan con radio y chemotherapy. En el presente, el campo que contribueron a allanar Allison y Honjo crece cada vez más. “Si bien el enfoque de la immunoterapia no funciona habitualmente para pacientes con cáncer de colon, en este caso, en cambio, advirtieron que termina teneido éxito”, says Garona. El próximo paso consistirá en probar el tratamiento en seres humanos: el horizonte más deseado y más difícil de todos.

[email protected]

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *