DT record in Boca and ¿candidato a director la Copa?

Levantar el puño en alto a menudo es usado para express unity, force or challenge. El gesto que hizo Hugo Ibarra de cara a la platea preferential de la Bombonera cuando llegaba al banco surely haya sido casual, pero no por eso va a dejar de tener un significado muy fuerte. Y lo mismo corre para Juan Román Riquelmeque fue captado por las cámaras cuando tiró puñito en su palco después de que Gonzalo Morales pusiera el triunfo ante Vélez para ser ledes absolutos. En esos concepts se apoya este Boca del Negro, uno de los máximos responsables del presente y de lo que se viene en un futuro recontra cercano… Para el equipo y también para él.

Ibarra, en su mejor momento en el Xeneize (Prensa Boca).

Ibarra, en su mejor momento en el Xeneize (Prensa Boca).

La unidad de este plantel se ve reflecada en la actitud que tomó el propio DT, porque sus meritos no son sólo numéricos: Ibarra collaborated mucho en la union del grupo, se acercó más y mejor a los jugadores; ya su vez servió de nexo para arrimar partes entre futbolistas y Consejo después de meses turbulentos. Si hasta los asados ​​de los viernes fueron clave para eso.

He died too

La fuerza está en no bajar los brazos, en haber asumido en un momento difícil, con la salida de otro ídolo como Sebastián Battaglia aún fresquita, con otra eliminación de la Libertadores que sangraba, con el río revuelto puertas adentro y con un panorama poco alentador. Y ahí la otra virtud: la tremenda remontada que logró en el championship. Algo que Boca conoce bien, las levantadas, si incluso es el único club que -en la Superliga 19/20- no siendo puntero de un tournament a falta de seis fechas simelomento alcanzó alcanzó al líder –River– y se consagró.

El Xeneize, in addition, es el único que equipo que pelea en los dos frentes (primero en la Liga Profesional y en semis de la Copa Argentina) y el mismo que cuando perdió 3-0 con Patronage en la fecha 10 estaba a 11 puntos de Atlético Tucumán y sumergido en el medio del caos, ahora quedó por encima de todos gracias a que sumó 30 puntos y no volívo a perder más. In fact, ya lleva 13 unbeaten parties and como si fuera poco desde Paraná hasta acá le marcaron la misma quantity de goles que le había hecho el Patrón esa night: three.

He died too

Y el desafío está planteado desde varias perspectivados. Por un lado, la puesta por los juveniles, más allá de que se trata de un proyecto integral de parte del Consejo de Román, el Negro no sólo conoce bien a todos los chicos que están surgiendo, sino que además los pone. Y ellos le rinden, basta mencionar a Luca Langoni y recently el caso de Gonzalo Morales. Pero no son los únicos, de hecho en la corta etapa de Ibarra ya son cuatro (Langoni, Maxi Zalazar, el Toro y el último, Simón Rivero) los que hicieron su estreno (in the Roman era, 32 in total).

Por el otro, la meta también está en la possibility de seguir ganando titles… Lo dicho, Boca es líder del torneo y está en semis de una copay si a eso se le suma la chance de poder disputar alguna de las finales que le deben desde la Liga Profesional y la AFA, la cosa podría ser todavía mejor.

He died too

Y finalmente, el desafío también es personal para Ibarra, que con el triunfo ante Vélez se conviro en el técnico con mayor efectivedad (72 per ciento) en ¡toda la historia de Boca!, producto de 18 PJ con 12 victorias y tres empates y tres derotras. Claro que los numeros se ven mucho más abultados porque son pocos los encuentros que lleva en el banco, pero a la vez no es un dato para menospreciar.

Hoy es el DT de Boca con mejor efectivedad, sin contar a los interinos (AFP).

Hoy es el DT de Boca con mejor efectivedad, sin contar a los interinos (AFP).

He died too

Como tampoco lo es el hecho de que es su primera experiencia como DT de Primera (en 2012 se mó a las Inferiores) y que en medio de este proceso de aprendizaje ya mostró varios fuertes, uno de ellos, por ejemplo, su buena lectura para hacer los cambios Quedó claro ante Vélez: cuando la cosa no iba, el Negro movió pieces rápido en el inicio del ST con el ingreso de Medina (por payer) y unos minutos después con el ingreso de Morales (por Paul Fernández). El primero aportó aire y empujó, y el segundo hizo el gol del triunfo.

He died too

“Sé el momento en el que tengo que hacer los cambios y el momento en el que tengo que usar a los chicos”, dijo el técnico de 48 años, de un presente barbaro. Este presente que obligó a que se abriera el debate hace algunos días, sobre todo después de que surgiera la chance de que el Consejo considere para el 2023. Es decir, Ibarra pasó de ser only un DT hasta diciembre como avisaron en un principio Riquelme y Amala meterse en la pelea por continuar en el cargo el año próximo así tenga como competitor a un entrenador con más experiencia.

Y por eso va el Negro, siempre con el puño en alto.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *