Eight Argentines crossed the Sahara in two Citroën 3CVs to fulfill a dream

Hace ocho años José Izquierdo se topó con una bitácora del alucinante cruce del Sahara que había protagonizado André Citroën en 1922 sobre territorio argelino. El founder de la marca de automobiles que lleva su apellido fue el primero en cruzar el desierto en cinco vehículos a motor encadenado: hasta entonces, la travesía se realizaba sobre camellos. José quedó ambelesado con la historia y tuvo una idea que, entonces, sonaba a una utopia: recreaar el viaje de André, pero a bordo de dos Citroën 3CV manufactured en la Argentina.

El grupo de argentinos, protagonist de una aventura entrañable.
El grupo de argentinos, protagonist de una aventura entrañable.

Un siglo después de aquella proeza aventurera, ocho argentinos logaron cumplir el sueño de José. They traveled 5,900 km in two vehicles named “Mafalda” and “El Principito”, plotted with Argentine colors and images of Messi, Maradona and Las Malvinas.. A journey that began on December 18, 2022 and ended on January 8, 2023, and that took us through the depths of the Algerian Sahara: cities, towns, places, contact with Muslim kindness, exciting stories of altruism on the road y una experiencia que llevarán en su memoria para siempre. Desde la ciudad de Ghazaouet, adonde arribaron los autos, partieron hacia la Jana Tamanrasset, pasando luego por la mitica Touggourt, puerta del deserto argelino, también por Biskra, para regresar por las stribaciones del Atlas africano, con escala en la ciudad capital de Algiers y Oran.

Uno de los paisajes habituales que se encontraron en Argelia.
Uno de los paisajes habituales que se encontraron en Argelia.

Claro que el sueño estaba revestido de mucha experiencia previa. José and his friend Martín Franzosi began to travel challenging geographies in 2008. La primera travesía fue atravesar por completo la Ruta 40, en tres tramos. Then follow Bolivia, Peru, Paraguay and Uruguay, siempre con el icónico 3CV como protagonistaa car that José gave to his son Agustín when he turned 18.

The first trip was Ruta 40.
The first trip was Ruta 40.

“Con las difficulties y la fuerza de los primeros pasos logramos hacerlo y aprender a viajar con estos autos, a disfrutar de ellos y de la huella que dejo en mucha gente. Muchos nos han dicho a lo largo del camino ‘este fue nuestro primer auto’ y nosotros respondíamos que para nosotros será nuestro ultimo. Y así va siendo“, describe Orgulso José.

Lo que había comenzado como una simple aventura, se transformó en un verdadero motivo y motor de vida. En cada viaje iban surgiendo nuevos amigos y horizontes que se abrían imantados por el encanto de los 3CV. “Por los terrenos tan variados y defesifantes por los que estuvimos, llegamos a denominar a estos vehículos como ‘Todo Terreno Ultra Livianos'”, explains José. Asi logarron sortear rutas, caminos consolidados, cornisas de altas cumbres, pantanos, salares, arenales, desiertos, selvas… nada los detuvo.

Con esa potencia seductora, la aventura fue llamando a familiares y amigos, a quienes José llama “coequipers”. This is how the team that undertook the trip to Algeria was formed, behind the tracks that marked the “autocadenas” of André Citroën: in addition to José and Martín, Ricardo Franzosi (54 years, doctor), Néstor González (50 years, entrepreneur), Clemente Goyeneche (54 years, tourism guide), Juan Izquierdo Zamorano (22 years, graphic designer), Juan Manuel Fernández (35 years, administrative accountant), and Agustín Izquierdo (33 years, Licenciado en Turismo).

Un alto en el camino.
Un alto en el camino.

“José y Martín fueron los initiators de esta locura”, says Agustín hoy desde Argelia, con el viaje ya culminado. So many things passed through the eyes of the aficionado photographer who asked for a time to sort out the ideas, but no doubt he stood out from the entrance of the hospitality of the people who invited them to come and sleep in their houses, they gave them food and water, and they had to wait. ofrecían a darles una mano con las reparaciones mecánicas. Agustín se encargó de aceitere prevenida los contactos con locales. Lo hizo a través de diversas platforms, como Couchsurfing. “Resultó un aspecto clave, porque necesitás entender que está pasando todo el tiempo, con el idioma, con la policía y demás“, he said.

Los vehicles
Los vehículos “encadenados” de Citroën que cruzaron el deserto hace 100 años.

100 years ago, cinco autocadenas Citroën (Scarabée d’Or, Croissant d’Argent, Tortue Volante, Bœuf Apis y Chenille Rampante) enfilaron por el Sahara en una travesía digna de la imagination, el misterio y la aventura. From December 19, 1922 to January 7, 1923, under the double command of Georges-Marie Haardt, head of the expedition, and Louis Audouin-Dubreuil, the group covered more than 3,200 km. Y si bien el regreso no estaba previsto, el buen dempego de los vehicules los convenció de volver a surcar las arenas del desierto.

La travesía ideada por André Citroën.
La travesía ideada por André Citroën.

André Citroën supo capitalizar el logro de su ingeniería. The expedition opened the way to the later developments of the Citroën Cruisers (Negro, Amarillo) and covered a halo of adventurer prestige in the brand that had been founded. Tanto fue así que el viaje fue llevada al cine y se contó de generación en generación a través de relatos y libros, que incluedan siempre una historia de color: The presence of Flossie, a dog that the historian Hergé took as inspiration for the famous Milú, Tintín’s companion.

Flossie, la perrita que inspired al historietista Hergé.
Flossie, la perrita que inspired al historietista Hergé.

The preparation of the journey began three years ago, just before the pandemic, when they approached the Embassy of Algeria in Buenos Aires to comment on the project. Los funcionadores argelinos se mostarron interesados ​​y entonces empezoso un proceso bureaucratic para la obtenencia de las visasque lévão más tiempo de lo que pensaban.

En el camino, tuvenor que modificar la original idea que era partir desde Timbuktú, Mali, ya que el país se encuentra cerrado para el ingreso de turistas desde Argelia. “El plan fue entonces partir desde Touggourt hacia el sur, a la ciudad de Tamanrasset, sin salir del país”, explains Agustín.

The loading of vehicles in Buenos Aires.
The loading of vehicles in Buenos Aires.

“Como preparación, lo que hicimos fue revisar los autos por completo mecánicamente en su versión estándar; siempre entendimos que es una mecánica minimalista y es ahí donde radica su versatilidad y flexibility para adaptarse a los distintos terrenos“, said José. Lo que sí decided to add a second combustible tank, which allowed them to have a autonomy of 700 km. Además, les instalaron un frontalero y otro trasero auxiliar, colocaron aislante térmico en el techo para el frío en este caso (tivoven thermal amplitudes de entre 4 y 25 grados) y un cubre radiador para seguridad de contar con una buena heating.

En noviembre del 2022, despacharon los autos -junto a una buena candidad de repuestos- desde Buenos Aires hasta Valencia. Allí se encontarían con el primer escollo: un problema de papeles no les permitió sacar todo lo que habian llevado. “Sólo nos dejaron sacar unas cubiertas, además de los autos”, says Agustín. Entonces se contactaron con el club de Citroën de Valencia, que les facilitó unos cuantos repuestos y herramientas. Desde ahí, cruzaron en ferry hasta el puerto de Ghazaouet, casi al límite con Marruecos. Commenza entonces la aventura.

José Izquierdo and his son, Agustín.
José Izquierdo and his son, Agustín.

“Los autos se portaron de manera perfecta: subimos montañas, traversamos rutas totally destroyed, la suspension se portó de manera impecable. La velocidad average fue de 60/70 km/h, es decir, fue un viaje slow. The truth fue emocionante ver estos autos manufactured en Argentina cruzando el Sahara“, says Agustín.

Con expectante y cierto nerviosismo, el contingente de aventureros argentinos comonez su viaje. Enseguida entendieron que los contratiempos iban a formar parte del camino, que viajar en países no tan acostumbrados a la presencia de turistas podría traducirse en majores inconvenients. Nada que no supieran José y Martín, dos avezados en este tema.

Una niña argelina con la bandera argentina.
Una niña argelina con la bandera argentina.

Si bien Argelia fue colonia francesa y se suelen ven muchos Citroën y Peugeot en sus calles, de este modelo (que alli se llama 2cv) sólo cruzaron cuatro. “En Tamanrasset nos entramos con un señor mayor que nos pidió subirse al auto y empezoso a besar el tablero y el volante. No entendíamos qué pasaba. Después nos contó llorando que ese era el auto que tenían sus padres y que entonces le hacía acordar a cuando él era chico“, says Agustín.

“Lo que más sorprendió fue la amabilidad y la hospitidad de la gente”.

Historias como esta se iban repitiendo pueblo tras pueblo. Frente a paisajes desolados y atrapantes, montañas, caminos de arena espesa, atardeceres de colores que se se fusionaban con la tierra, los trajeros argentinos se encontraban una hospitality debordante, algo que suplía la falta de infrastructure y de comfortos.

“Fue emociento ver a estos autos manufactured en la Argentina cruzando el Sahara”

“Lo que más nos lámó la atención fue la amabilidad de la gente. It was impressive. Como el auto está ploteado con imágenes de Argentina y justo salimos champions del mundo, nos paraban en todos lados para sacarse fotos con nosotros”, relatan entre risas.

En Ghardaia, una ciudad que tiene mucha tradición musulmana y donde vieron a mujeres vestidas con túnicas que sólo dejaban ver uno de sus ojos, se dispuvieron a hacer una revision de rutina de uno de los Citroën. Estaban con el capot levantado, parados al costado de un camino. Alrededor se empezó a acumular gente para saludar y charlar. “De sudden viene una persona con herramientas y que era mecánico. Venía a ayudar. Y otra persona con una bolsa con mucho pan, agua y dátiles, que en Argelia son increíbles. Sin pedir nada a cambio”, says Agustín, asombrado.

La travesía se extendedió por más de 5,900 km.
La travesía se extendedió por más de 5,900 km.

Así iban pasando otras historias de personas anónimas que los invitaban a comer ya dormir en sus casas, les preparaban el desayuno y les ofrecían ayuda para el camino. “Hay muchos prejuicios con esta cultura, por eso es importante contar este viaje para romper ciertas barreras“, explained. En ese sentido, recognan que el hecho de ser argentinos significó un plus. “El impacto del fútbol es tremendo: en cualquier pueblito perdido en el desierto, cuando cíamos que éramos argentinos, lo primero que surgía era: ‘Messi, Maradona‘”.

The Argelian landscape.
The Argelian landscape.

De a poco, ciertas advertencias que pesaban sobre Argelia se fueron desvaneciendo. Y si bien tivenon que hacer gran parte del trajecto escoltados por la policía (“they were afraid that we wouldn’t pass something and there would be a prensa sobre su país”), en ningún momento se sintieron inseguros o que corrieran peligro.

Since they started traveling, José and Martín – inseparable friends – established a tradition of tradition: they imposed motivational slogans to define the “temple of travel”. Asi se sucedieron phrases like “las regatas se ganan en la tierra”, “quién te quita lo esperado”, “dejate sorpender” o “lo mejor está por venir”. En esta oportunidad fue “todo va a estar bien”. This is how José explains:Es la alegría en el descanso de lo hecho; frente a la adversidad nos fortalecemos y esto nos ayuda en la transformación personal que necesitamos para atraversar esta travesía cultural de viajeros por las arenas“.

La troupe de la
La troupe de la “travesía Sahara”.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *