El ADN y las adicciones: ¿cuánto influyen los genes?

La epigenética studies las fuerzas más amplias que dan forma a la expression de los genes, entre ellas las influencias ambientales /
La epigenética studies las fuerzas más amplias que dan forma a la expression de los genes, entre ellas las influencias ambientales /

La herencia cumple un papel en el riesgo de sufrir addictions, del mismo modo que sucede con cualquier otra enfermedad. Los genes inciden en el riesgo cardiac o de diabetes o de cáncer, pero en muy pocos casos se identifican directo culpables, como las mutations de TP53 o BRCA1. Y eso mismo sucede con las adicciones: importa más la particular expresión genética.

“Los genes y las variantes genéticas actuán en concierto, no de manera isoladay cada uno puede tener efecto en la operación de los otros”, wrote Markhan Heid in a special edition of the magazine Health. “Pensemos en ellos como bolas de billar que hacen carambolas para crear un patrón particular, excepto que de manera mucho más ordenada. Por esto en general no basta con identificar un gen linkado a la adicción para estimar su papel en el riesgo que tiene una persona”.

Sin embargo, la ciencia “ha identificado specific genetic variables that, in some cases, can increase or decrease substantially the probability of someone experimenting with addictive substances or developing an addiction“, aggregated. “E incluso la gente que no posee los specificos de risego alto, el ADN juega de todos modos un papel importante en definir su propensión para desarrollar un trastrono de adicción”.

¿Por qué importa determinar si existen factores de riesgo biologicos para la adicción? Porque esas mismas expresiones genéticas se podrienne convertir en objetivo de tratamiento.

There are specific genetic variables that can increase or decrease the risk of addiction / (Europa Press/B ROSEN/FLICKR)
There are specific genetic variables that can increase or decrease the risk of addiction / (Europa Press/B ROSEN/FLICKR)

Por ejemplo, en el caso del alcoholla forma de adicción prevalente, algunos genes que participan en su metabolización determinan si algunas enzymas como ADH o ALDH se romperán rapidamente o causarán symptoms unpleasant de corto plazo, en general nausea y enrojecimiento de la piel. “Ya existen drugs available to treat alcohol abuse disorders, and one of them, disulfiram (Antabuse) funciona imitando la action de esas variants genéticas que hacen que alguna gente se sienta mal luego de beber”, destacó Health.

Arpana Agrawal, specialist of the School of Medicine of the University of Washington in St. Louis, underlined the complexity of the field: es muy difícil apuntar a un fragmento de material genético como decisive factor. En cambio, “miles de variants contributen a la susceptibilidad genetica de la addiction”.

Para verlo en perspective: el 99% de los 25.000 genes que componen el Human genetic map son identíticos entre una persona y otra, y sólo las variaciones en el 1% restante determinan los rasgos únicos de cada una. En esa pequeña expresión yace también la clave sobre el riesgo de sufrir un trastrono neuropsiquiátrico crónico y recurrente, con sustancias o actividades.

Si bien hay otros factores biologicos que influyen, como la edad (los adolescentes son más susceptible de sufrir adicciones que los adultos) y en menor medida la etnia o el género (los varones tienden a sufrir tasas mayores de dependencia y las mujeres, de recaída) according to the National Institute of Health (NIH) of the United States “los científicos estiman que los genesincluidos los efectos que los factores ambientes tienen sobre la expresión genética de una persona, llamados epigenetics, representatives between 40% and 60% of the risk of addiction“.

The same genetic expressions that occur in addiction can be converted into a treatment objective / (Getty)
The same genetic expressions that occur in addiction can be converted into a treatment objective / (Getty)

Epigenetics refers to “the broadest forces that form the expression of genes, among them the environmental and developmental influences”, according to the American Association of Psychology (APA). distinguished por qué una persona puede probar una sustancia sin consequencias mientras que otra queda enganchada combina entonces la biology con el entorno.

¿Cómo sucede a nivel molecular? Se afecta si un gen se activa o desactiva, cuán profundamente se ubica en el spiral de ADN o cómo afecta procesos interiores de las moleculas.

Se conoce, por ejemplo, que las sustancias tóxicas durante el desarrollo prenatal pueden afectar la conformación celular y molecular del cerebro “y predisponer a los individuos a un consumo uncontrolado de drogas en la edad adulta”, according to Frontiers. Estudios realizados en ratones mostraron que aquellos expuestos al alcohol durante la gestación mostraron cambios en los receptores de dopamina, un neurotransmisor que causa placer.

En este campo en crecimiento trabajan desde molecular biologos a psicologos, y sus límites van desde la estatística genética hasta la conducta humana. “Hey sabemos que una fracción considerable de tu epigenoma es modificable por la experiencia“, analyzed for APA Jeremy Day, specialist at the University of Alabama in Birmingham. “Every important experience that we have changes the genetic expression in some cells of the brain,” he said.

Addiction is a chronic and recurrent neuropsychiatric disorder, with substances or activities / (Ryan J Lane/E+/Getty Images)
Addiction is a chronic and recurrent neuropsychiatric disorder, with substances or activities / (Ryan J Lane/E+/Getty Images)

According to the NIH, algunas enfermedades tienden a ser hereditarias, como el trastorno por deficit de atención con hyperactividad (TDAH o ADHD), el autismo, el trastorno bipolar, la depresión y la schizofrenia. “Las enfermedades mentales que se dejan sin tratar suelen ser un riesgo importante de abuse de sustancias”, advised the organism.

Una variation del DRD2 dopamine receptor geneel alelo A1, es más común entre las personas adictas al alcohol, la cocaína y los opioides, according to different studies carried out from 1999 to date and compiled by the Genetic Learning Center (GSLC) of the University of Utah. Se cree que esta particularidad afecta el modo en que las sustancias influyen en la vía mesolímbica, uno de los circuitos principales de la dopamina en el cerebro.

Un estudio de la Universidad de Oxford demonstrated that a small virus, the endogenous retrovirus HK2, se integra dentro de un gen que regula la actividad de la dopamina: su presencia es más frecuente con personas con trastronos de abusos de sustancias y con adicciones.

Otros trabajos, que se realizaron sobre ratones en la Universidad del Sur de la Florida, showed que las mutations en los genes Per1 or Per2, o ambos, aumentan sustancialmente su consumo de alcohol, en particular bajo estres. “People, especially teenagers, with specific variations of the Per1 and Per2 genes, are also more likely to follow this pattern,” GSLC added.

A variation of the DRD2 dopamine receptor gene, the A1 allele, is more common among people addicted to alcohol, cocaine and opioids / (Colprensa)
A variation of the DRD2 dopamine receptor gene, the A1 allele, is more common among people addicted to alcohol, cocaine and opioids / (Colprensa)

El gene PSD-95 (DLG-4 en humanos) se ha asociado al consumo de cocaína. Esta pièce del sistema nervioso central, que participa en procesos como el aprendizaje y la memoria, se expresa mucho menos en ratones más sensitives a la cocaína que en los demás. Another study, carried out in fruit flies, associated the sensitivity of this drug with the lack of some receptors coupled to protein G, which are central to cellular signaling and therefore decisive in the discovery of the third part of the approved drugs. por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

The variations in the OPRM1 gene — a receptor for opioids such as heroin, morphine or methadone, which operate primarily in the brain and spinal cord — are related to alcohol dependence and opioid abuse.

This is the case nicotina, el gene CHRNA5 está estrechamente ligando a la adicción. Las personas con dos copias de cierta variante de este gen tienen el doble de probabilitas de depender de esta sustancia comparada con gente que possesse dos copias de otro allelo.

Here List of protective mechanisms, a variant of the ALDH2 gene — essential for the metabolism of alcohol — prevents normal processing and causes unpleasant effects: nausea, skin irritation, taquicardia and head pain. Y un estudio en ratones mostró que aquellos que producen más proteina del gene Mpdz sufren menos symptoms de abstinencia cuando se los priva de alcohol o drogas hypnoticas.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *