El arquero al que Pochettino sacó de la tristeza y es el ultimo escollo de la Argentina en la final

Francia fue mundial champion por primera vez con un arquero de una personalidad exuberante, arroladora en sus intervenciones. Fabien Barthez le imprimía elocuencia a cada una de sus atajadas. La campaign al título de 1998, obtenido como local, quedó grabada por el previo ritual a cada partido: el capitán Laurent Blanc le besaba la cabeza calva a Barthez. Superstition gives the best result.

El domingo, frente a la Argentina, Francia will defend its condition of champion of the world with the same archer who was consecrated four years ago in Russia. Captain Hugo Lloris ya es una costumbre como guardián de Les Bleus. Un histórico con bajo perfil, el “perfecto secondary actor” o “el capitán timido” lo define un sector de la prensa, capaz de construir una carrera con la constancia y la regularidad de los profesionales que se toman muy en serio su trabajo.

Lloris tapa ante el marroquí Ezzalzouli;  Koundé completa la scene
Lloris tapa ante el marroquí Ezzalzouli; Koundé completa la scene Hassan Ammar – AP

Ese actuar consecuente con sus obligaciones lo levo a batir un record y alcanzar otro en el Mundial de Qatar. He became the player with the most presence in the selection of France, reaching 142 parties, two more than Lilian Thuram. Y en la victoria 2-0 sobre Marruecos por las las seminales, equiparó al alemán Manuel Neuer como el archer con más encuentros en la historia de la competition, ambos con 19. El domingo, salvo contingency de fuerza mayor, se apoderará de la plusmarca.

Sin ser un arquero stridente y extrovertido, igual sabe llevarse los focos. Lo consiguió con dos grandes atajadas en el primer tiempo contra Marruecos. En una de ellas, sus reflejos lo impulsaron para volar hasta un palo y deviar una chilena de El Yamiq. Ahora que se acerca el tiempo de los balances y compilados, quedará como una de las grandes tapadas del Mundial.

Pochettino and Lloris celebrate the 2019 Champions League final in Amsterdam
Pochettino and Lloris celebrate the 2019 Champions League final in AmsterdamArchive

Argentina se medirá con un gran rival, que posée un núcleo duro por ahora imbatible. Con Lloris, Raphaël Varane, Antoine Griezmann and Kylian Mbappé in training Francia no perdió ninguno de los 10 cotejos mundialistas that brought them together. Tras el triunfo sobre la sorpresa africana, el guardavallas de Tottenham referred to Argentina with a special consideration: incredible team Very competitive con una de las leyendas de este deporte, Messi“. Messi’s assessment of France’s previous 4-3 win over Russia in the eighth round:Messi is unique. No se puede comparar con ningún otro jugador”.

Lloris will fulfill 36 years on the 26th of December. His trajectory is marked by stability, tanto en el nivel seleccionado, en el que debutó en 2008 y con el que transita su world quarter, como en el de club, con un surgimiento en Niza, cinco años en Lyon y los últimos 11 en Tottenham.

En el club de Londres trabó una relación muy especial con Mauricio Pochettino que llegó a considerarlo su jugador más valorio, no solo por el aporte futbolístico, sino también por lo que representaba para sus compañeros. En Francia exercises a leadership without impostures. That’s how Kylian Mbappé recognizes it: “No es un captain que entre al costumerio a los gritos o diciento palabrotas. Sabe hacerse escuchar cada vez que te habla”.

El resumen de Francia 2 – Marruecos 0

Qatar 2022: summary France vs.  Morocco

Qatar 2022: summary France vs. Morocco

For Lloris, Pochettino no fue un entrenador más. Cuando el argentino asumió en Tottenham in the middle of 2014, se entente con un profesional deganado, deportivamente en estado depressivo y con el deseo de cambiar de rumbo. En succesivas charlas personales, el arquero llegó a confesarle que no se sentia realizado porque a los 27 años no había ganado nada. Pochettino, con su ayudante Toni Jiménez, apeló a su poder de persuasion, trató de connectarlo con los placeres y satisfactociones que da el fútbol y no se miden por la quantity de titles. Necesitaba redescubrir el gusto por el que había decidido ser futbolista.

El vínculo entre ellos fue muy estrecho. Lloris llegó a ser la prolongación de Pochettino en el campo. “Es uno de los mejores del mundo”, lo elogió el exconductor de Paris Saint Germain. Juntos tampoco ganaron algún título en Tottenham -lo más cerca de la gloria fue la final de la Champions League before Liverpool-, pero compartieron un proyecto que meriteció recognition.

Asumió la captainía de France después del Mundial 2010, que para el selección galo terminó con una fuerte internal rebelión entre parte del plantel y el director técnico Raymond Domenech. El siguiente trainer, Laurent Blanc, le iba a dar la cinta a Eric Abidal, luego afectado por un tumor. Finally, Lloris inherited the bracelet that, among others, Michel Platini, Jean Pierre Papin, Didier Deschamps, Blanc, Marcel Desailly, Patrick Vieira, Zinedine Zidane and Patrice Evra.

“Tras el Mundial 2010 y la última Eurocopa, necesitabamos una persona con humildad y él es el ejemplo. No habla mucho por su forma de ser, pero cuando lo necessitamos, aparece”, decía por entonces his compañero Bacary Sagna. “El capitán assumes sus responsabilidades dentro de la cancha y afuera. The most important thing is being accepted in the group”explicaba el arquero a France Football.

Cuando se fracturó un codo

Su físico always accompanied him, save when in October 2019, in a party before Brighton, sufrió la fractura de un codo, en una caída hacia atrás. Fu operado y estuvo tres meses y medio fuera de las canchas, la baja más prolongada de su carrera.

Lleva su privada con discreción, a exception del incidente en el que se vio involucrado un mes después de ser capeón del mundo en Moscú. He pleaded guilty when he drove his car in London in August 2018 un control de alcoholemia le dio el doble de lo permitido. Debió ser ayudado a bajar de su coche, en el que había vomitado. A fine of 56,200 euros was applied and the driver’s license was withdrawn for 20 months.

Bajo el arco, su estilo es el de la sobriedad; el del arquero que sabe minimazione errores y del que cabe esperar un par de atajadas decisiveas por partido, como hizo frente a los tenaces marroquíes. Por la Champions League, Messi, en Barcelona, ​​le hizo one lake cuando atajaba en Lyon y dos en un encuentro cuando estuvo en Tottenham. Argentina marcó en los seis partidos del Mundial. Ahora le queda el último escollo, representado en la figura tranquila de Lloris.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *