El cambio en una prueba que complica a Dani Alves: cuanto duró su encierro con la mujer que lo denunció por sexual abuse

Dani Alves, every time more complicated than the complaint for violation (REUTERS/Pedro Nunes)
Dani Alves, every time more complicated than the complaint for violation (REUTERS/Pedro Nunes)

Se siguen conociendo del datas supuesto sexual abuse committed by Brazilian soccer player Dani Alves a 23-year-old woman last December 30 in a bathroom at a discotheque in Barcelona. In this case, they specified the amount of time they had shared with the 39-year-old defender and the young woman who accused them of the violation and ended rechazar una indemnización económica pese al deseo de continuar con el proceso judicial.

Hasta ahora las versions sobre las supuestas grabaciones indicaban que Alves y la mujer habría estado 47 segundos en el baño, es decir, que entraron y salieron. Sin embargo, este domingo el panorama se complicó para el ex jugador de Pumas de UNAMla entity mexicana que le rescindió el contrato por esta situación.

El medio español El Periódicoaffirma que ambos estuvien dentro de ese baño alrededor de 15 minutos. El dato se sprendería de las recordings de las cámaras de las seguridad del establishment nocturno, que están siendo analizadas en la investigation de la Policía de Cataluña, known as Mozos de Escuadra (or Mossos d’Squadra en Catalan). This time interval is incompatible with the declaration by Alves, que ha cambiado su versión frente a la jueza.

Dani Alves spent two nights in custody (AP Photo/Andre Penner, archive)
Dani Alves spent two nights in custody (AP Photo/Andre Penner, archive)

Según la versión de la denunciante, también informada por El Periódicoen el baño de la discoteca, “Alves obligó a sentarse encima de él, la tiró al soil, la obligó a hacerle una felación a la que ella se resistió actively, la abofeteó, la levantó del soilo y la penetró hasta ejacular“. La causa está a cargo del juzgado de instruction number 15 Barcelona.

The woman was transferred to the Hospital Clínic de Barcelona, ​​where she practiced an examination in search of biological remains. Su declaración efficada en Unidad Central de Agresiones Sexuales (UCAS) (UCAS) de la policía local, fue la que lvío a prisión a Alves quien se encontraba en España para acompañar a su mujer por el grave estado de salud de su madre, que luego falleció.

In Spain, Alves gave his statement la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Les Corts de Barcelona y salíó arrested en un coche poco después de las 10 de la mañana de España. La patrulla lo trasladó hasta la Ciutat de la Justicia de Barcelona, ​​donde la jueza fijó la prisión al considerar que hay suficiente indicios de delito y/o que existe riesgo de fuga.

After competing in the Qatar 2022 World Cup with his team, which was eliminated in the quarter-finals by Croatia, Alves se dirigió a España y en su primer testimonio confirmó su presencia en la discotheque Sutton de Barcelona, ​​affirmed que estuvo “little time” y que no “nothing happened”. “Me gustaría desmentir todo, primero. Yo estuve ahí, en ese sitio, con más gente, disfrutando. Todo el mundo sabe que me encanta bailar. Disfrutando, pero sin invadir el espacio de los demás y cuando eliges ir al baño no preguntas quién está en el baño para ir al baño. Lo siento mucho, pero no sé quién es esa señorita, no la he visto nunca en mi vida. Todos estos años nunca he invaded el espacio de alguien, menos sin authorization. ¿Cómo lo voy a hacer con una mujer o una chica? Por Dios, no. Ya basta porque hacen daño, sobre todo a mi gente, a los míos, porque saben quién soy”, he declared in a prime moment via a video that he sent to the program Y ahor sonsoles.

Pero el nuevo testimonio con las grabaciones corralararon a Alves junto a las declaraciones de los testigos, entre ellos las friends of the victim que se encontraban con ella esa noche o el camarero al que Alves envió para que se acercaran a su mesa. This version coincides with the woman who denounced, who said that Alves, a través de un camarero, was there invitado a ella ya las dos amigas con las que se encontraba esa noche a sentarse en su mesa de el sector VIP. El futbolista habría hecho dos intentos de invitarlas mediate el camarero y la última instancias ellas acceptaron juntarse con Alves. Se sentaron con él y con un amigo suyo.

El brasileño ya pasó dos noches tras las rejas y según el periodico catalán La Vanguardiallegó al centro penitentiario con la misma ropa con la que fue detenido a primera hora de la mañana del viernes, aceptó la vestimenta que le ofrecieron y lucía “desubicado y anímicamente muy tocado” for the situation.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *