El crimen de Santiago Urbani: tenía 18 años cuando un chico le disparó y le sacó una photo mientras agonizaba

The morning of October 10, 2009 Santiago Urbani volvía de cenar con sus amigos y cuatro delincuentes lo sorprendieron mientras estacionaba su auto en la puerta de su casa en el partido bonaerense de Tigre. En pocos segundos se desató la locura.

Los ladrones se llevaron todo. Desde dinero en efectivo hasta el remote control de un televisor. Pero sobre todo se llevaron la vida del adolescente, que en ese momento I was 18 years old. “No tiene sentido y nunca lo va a tener”, said a TN Florencia, the sister of Santiago, added:Nunca voy a estar en paz con esoaprendí a convivir con ello”.

Also read: Crimen y lágrimas negras: “A mi hijo lo mató la injusticia”, el dolor de la mamá de Ezequiel Agrest

Después de asesinar a Santiago de un escopetazo en la cabeza, la banda estuvo en la casa de la avenida Liniers al 1900 durante siete minutos más y se fue con una suerte de, incomprehensible, trofeo de guerra: la photo del chico agonizando.

El dolor después del dolor

Los asaltantes obligaron bajo amenaza a Santiago a entrar con ellos a su casa, donde se encontraban durmiendo su mamá y su hermana. El padre había muerto recentente de un cerebrovascular accidente, justo seis meses después de sufrir otro violento robo en esa misma vivienda.

“Fue muy difícil, passamos de ser una familia de cuatro a ser una familia de dos”, said a este medio Florencia, que al momento del hecho tenía 19 años, apenas uno más que su hermano. Y agregó: “Con el tiempo lo supimos llevar, trayéndolos a través de los recuerdos”.

En ese sentido, la joven, que ya hace varios años se fue a vivir a otro paísapuntó que su papá y su hermano estuvien siempre presentes en cada cosa que hacicán con su madre, Julia Rapazzini, bioquímica y exdirectora del Hospital zonal de Tigre, quien murió en Mayo ultimo después de una lucha incansable por conseguir justicia.

“Todos los días tengo”. un recuerdo de Santiago, una anécdota”, destacó su hermana que, entre otras cosas, eligió guardar “sus fotos, su guitarra y sus camisas de Nirvana”. “Me recuerdan mucho a él, es mi manera de tenerlo presente”, he explained.

Si bien admite que fue muy difícil reararmarse después de la tragedia, sus dos hermanos mayores, fruto de un matrimonio anterior al de su mamá y su papá, se convirtieron en un pilar para ella, para seguir adelante. “Fueron una constante en mi vida. Y entender la presence simbólica que ellos (Santiago and his father) had en nuestras vidas, ese fue nuestro norte”, he stressed.

El morbo y el Rivotril

In the oral trial that took place in 2010, Urbani’s mother, Rapazzini, said that after listening to the gun, one of the robbers, who was a minor, entered his room and le exigió que le entregara pastillas in “Rivotril”. De acuerdo al testimonio de la mujer, no se fue de la casa hasta que ella le dio una caja de calmantes.

Also read: Hace 16 años que no puede interrar a su hijo: una salida con amigos, una patota y el golpe del final

But the most shocking detail of the case was that, in addition, the assailants took photos of Santiago when he was agonizing with la camara que le acababan de robar a él. “That’s the image I have grabada en mi cabeza y que me persigue. Repeat and repeat the sequence trying to change the final: yo estaba sobre Santiago trying to do resucitación y no pude. Y de pronto me entero de que, ante esa misma situación, estos chicos tivén una actitud completamente sadica: sacarle fotos y tomarse el tiempo de regodearse”, manifestó con la voz entrecortada a los medios la mamá de la víctima.

Tenía 18 años cuando un chico lo mató de un escopetazo y le sacó una foto while agonizaba
Hair: TN.com.ar

Para ella, esa actitud por parte de la banda fue una prueba contundente de que siempre tivenon la intención de matar. “No son dos pobres niños de pecho que entraron a robar y mataron sin intentione. Tuvieron sadismo, morbo”reaffirmed Rapazzini.

Las ultimas palabras del asesino y un inédito fallo

En novimbre de 2016 la Justicia de San Isidro le impuso una inédita condena de 27 años de prisión a CDV que tenía 16 años cuando en 2009 mató de un escopetazo en la cabeza a Santiago.

Antes de conocer su sentencia, el condenado se dirigió a los jueces para asegurales que no tuvo la intention de matar a Urbani y que “el tiro se escapó” en forma accidental. El fiscal pidió después 28 años de cárcel y la defense había requested una pena attenuada de 10.

Ya había sido declarado del homicido del adolescente en 2010 por parte del Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil 3 de San Isidro, junto a otro complice que también era menor de edad at the moment of the events, pero en ese juicio se había diferido la imposition de la pena para cuando fueran mayores.

Tenía 18 años cuando un chico lo mató de un escopetazo y le sacó una foto while agonizaba
Hair: TN.com.ar

Se trató de un fallo inédito en la justicia de menores, donde la regla suele ser que las penas se atenúen. The crime of Urbani was qualified as a “homicidio aggravated criminis causa (matar para hider otro delito), en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con tenencia ilegal de arma de guerra”.

La pena para ese delito es la prisión perpetua, pero la jurisprudence de la Corte Suprema de Justicia declared unconstitutional la pena máxima para un menor de 18 años (fallo Maldonado”).

For this reason, the Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil 3 de San Isidro avaló la postura del fiscal de juicio, Andrés Zárate, y fijó una pena numérica elevada por la gravedad crime committed.

Por la qualification, CDV tampo podra podrá pedir el beneficio de la libertad condicional, por lo que recien could recover his freedom in 2036, cuando se cumplan los 27 años.

In a second trial conducted in 2011 by the Oral Criminal Court 6 in San Isidro, Oscar “El Pelado” Pérez Graham, 48 years old, was sentenced to 27 years in prison for having recruited minors to commit assault. , en tanto que a otro de los partícipes del homicidio, Emiliano Herrera, de 26, se le aplicó una pena de de 20 años.

“Santiago era música”

“Santi era música desde los 14 añoscuando descubrió el amor por la guitarra”, contó su hermana a TN. Había empezado a estudiar la carrera de Musicoterapia, trabajaba en una empresa de insumos hospitalarios y dedicaba muchas horas a ayudar a chicos discapacitados, pero además tenía planado viajar a China para cumplir su sueño más ambicioso. Iba a presentar dos proyectos sobre ecología.

“He was an exceptional person, tenía la capacidad de leaderar un futuro feliz“, resaltó Florencia, y explicó que todavía los que lo nocioeron le siguen diciento cómo lo tienen presente: “Cada persona que era tocada por mi hermano fue transformada”.

Florencia contó que Santiago tenía una banda con sus amigos, que se habian convertido en sus hermanos, y que proyectaba tener una vida ligada a la música. “Era su manera de sanar, de vivir y expresar la vida“, he pointed out.

En relation to the killer’s last words before the Tribunal, about the alleged accidental shooting, Florencia considered: no va cambiar la reality, mató a una persona que tenía la capacidad de hacer feliz a muchas más”. “Y me sacó a mí la possibility de atravesar esta vida con mi hermano a mi lado”, he concluded.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *