“El método Tangalanga”, una preciosa comedia romantica para recordar al más grande telefónico bromista

Martín Piroyansky in the skin of Doctor Tangalanga, protagonist of Mateo Bendesky's film
Martín Piroyansky in the skin of Doctor Tangalanga, protagonist of Mateo Bendesky’s film

¡Qué pena vivir en la contemporaneidad! Por ejemplo, las bromas telefónicas no existen más. O ya no como antes. Tomemos a Lisa y Bart Simpson y sus clasicas llamadas bromistas al de Moe, en las que Moe siempre caía mientras los rubiecitos de Springfield se mataban de la risa. En la era del celular y del identificador serian imposibles de realizar. What do you do in Argentina? Bueno, el asunto es más difícil. Es que esta nación es cuna del más grande telefónico bromista de todos los tiempos. Un prodigio que hacía de sus llamadas verdaderas obras de arte y del conocimiento de la psicología humana, además de hitso de la “puteada” (o, como diría Borgesde “el arte de injuriar”).

Y que este jueves llega a la pantalla grande para mostrar sus origins en forma de encantadora comedia romántica. Nos referimos, claro es, al gran Doctor Tangalanga (QEPD), cuyo nacimiento a la vida pública (pero secreta) se versiona en el film Tangalanga methodprotagonidad por Martín Piroyansky y Julieta Zylberberg -en medio de un equipo con grandes actuationes y la collaboración stellar de Silvio Soldán– y la dirección de Mateo Bendesky.

Trailer de “El Método Tangalanga”, by Mateo Bendesky

Corre el año 1962. Así se puede appreciar desde los títulos de la película, que registran el cimiento de la decada showing a typical and modern Buenos Aires, con aquellos viejos colectivos fileteados y un local color que sólo la camera puede expressar tan bien. Jorge Rizzi trabaja como empleado en una fábrica de jabones, surrounded by a comprehensivo boss (Luis Machín) y su extrovertido amigo Sixto, el mejor vendante de cualquier producto. Rizzi, en cambio, es ultratimido y la situación de exponer en public traba sus expresivas possibilities. Siempre le pasa así. Un noche, tras un episodio de timidez en un bar, camina y llega sin darse cuenta a la puerta de una sala donde anuncia la presencia de un sabio que cura todos los males. Ingresa por curiosidad y el hombre de los poderes (un espléndido Silvio Soldán) lo hace pasar al escenario y, con el sonido del diapasón, lo da por curado.

El diapasón marca la nota de la línea telefónica de Rizzi, quien comprueba que no sólo está curado, sino que está uno, dos o tres pasos más allá de lo necesario. Graba una cinta con uno de sus llamados para mostrársela a su amigo Sixto, pero se entera de una condición que lo deja postrado y con un prognostic no positivo. La cinta hace reír a Sixto y le pide más. A Rizzi le llama la attention de la recepcionista de la clinica, Clara. Pero cuando se le acerca no hay sonido del diapasón que despierte a su leyenda oculta. Comienza la legend del doctor Tangalanga.

El recordado Doctor Tangalanga
El recordado Doctor Tangalanga

Corre 1962. Julio Victor Di Rissio es hijo de immigrantos italianos en la vida real, trabaja como gerente de compras en la empresa de productos de limpieza Palmolive (él recomendó a Susana Giménez como cara de una campaign de un producto que la lévão a la fama). Julio no era timido, sino que, por el contrario, era el bromista del aula desde niño. Ya estaba casado con su esposa Nora, con quien se conocían desde niños. Un amor que superaría las siete decasas. Y su mejor amigo era Sixto, quien había sufrido una operación de la cabeza que lo había dejado sin poder movilizarse, salvo para hablar. Para hacerlo reír, Julio grabó una primera cinta haciendo una broma a un veterinario. Sixto se desternillaba de risa. Le grabó más cintas hasta su muerte en 1964. Así comenzaba la leyenda Tangalanga.

The film takes some elements of reality to develop a precious plot, with a bien presente humor and the possibility of love with Clara as a narrative register that he would have liked Nora Ephron to write El amante de Clara (Rafael Ferro) es un malvado de película y, claro, empresario y dueño de la clinica que hospeda a Sixto (muy bien su role interpreted por Alan Sabbagh); y se debe standar el papel de Luis Rubio como enfermero del amigo de Rizzi.

Martín Piroyansky
Martín Piroyansky

Al salir de la sala, se sentirán presentes dos opciones. Caminar por el Buenos Aires melancólico pero feliz, al fin y al capo, de la película, o buscar en la web las gravaciones del viejo y querido Tangalanga, fallecido en 2013 luego de haber engrafado tens de circulación secreta de bromas telefónicas.. Cualquiera sea la decisión, el film habrá complido con su comtoto.

Seguir leyendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *