el modelo que nació como un ícono, pero fue una trampa mortal

The oil crisis that marked the beginning of the 70s forced the United States to change the paradigm: the giants Ford, General Motors y Chrysler debían encontrar modelos más viables y económicos como alternativa a los vehicules ampulosos y gastadores con los que hasta entonces habian poblado las rutas norteamericanas.

From Europe they started to reach the American market some models of medium size that were very well received by the local public, and also accelerated their global consolidation. Toyota Corollaque había irruptido en 1966 y ya hacía gala de su eficiencia y confiabilidad combinadas con la austeridad de la industria japonesa.

Lee Iacocca He came to the presidency of Ford Motor Company in 1970, catapultado por el éxito rotundo del Mustangel deportivo familiar que él mismo había creado e impulsado años antes y que no sólo había pulverizado todos los récordes de ventas, sino que también se había convertido en emblema de una renovada compañía.

Tenía un amplio baúl para uso familiar.


Tenía un amplio baúl para uso familiar.

The new and ambitious challenge of the “father of the Ford Mustang” at the beginning of the decade, therefore, was very well defined: developing a new economic vehicle for the average American public that was an American alternative to the Toyota Corolla and that would not cost more 2,000 dollars.

That’s how he was born Ford Pinto, in 1971, with an unprecedented development process for only 24 months, and all the qualities that Ford imagined for its brand new compact model. Se posicionó como uno de los vehicules más accesibles del mercado y además de ofrecer un consumo de combustible muy contenido disponía de capacidad para cinco personas y un baúl de espacio muy generouso. La competition para el Corolla y los europeos se presumía feroz.

Ford Pinto, el auto explosivo

Una prueba de choque del Pinto con un Chevrolet Impala.

Innovator y económico, el Pinto enarbolaba la bandera del nuevo sueño americano de los 70. Y aquello se reflecaba en las concessionarias: en apenas un año vendió más de medio millón de unidades y se transformó en el líder de su category. Pero su destino estuvo signado por la tragedia. Y por un grave error de calculus en la strategy de costos de la compañía.

Una prueba de choque del Ford Pinto.


Una prueba de choque del Ford Pinto.

El accidente que cambió la historia del Pinto

A young Californian, Lily Gray, was one of the thousands of users who owned a Ford Pinto in 1972. En un viaje que realizaba junto con su hijo Richard Grimshaw, de 13 años, su auto se detuvo de golpe al entrar a una autopista. Otro vehículo no pudo evitar embestirla en su parte trasera, aunque a una velocidad minor: barely 45 km/h.

Inesperadamente, lo que podría haber sido un incidente de transito menor se transformó en una tragedia de enorme repercusión y consequencias tan dolorosas como gigantescas. Con el golpe, el tanke de combustible del Pinto se rompió y el auto se incendió, su estructura se deformó por el calor, y sus puertas quedaron bloqueadas sin que los occupantes puedieren salir. A los seconds del impacto, El Pinto became a ball of fire. La conductora falleció a raiz de las quemaduras mientras que Grimshaw sobrevivió, aunque debió someterse a varias operacións ya pesar de ello quedó con graves sequelas.

El Ford Pinto convertido en una balla de fuego.


El Ford Pinto convertido en una balla de fuego.

Por si fuera poco, a aquel tremendo episodio se sumaron otras fallas que terminaron de hundir al Pinto en la polemica: más de 26.000 unidades fueron llamadas a revisación porque se trababa el pedal del acelerador, y otros 220,000 vehicles had to be overhauled for carburadores problems.

Por supuesto no tardó en llegar la demanda del joven Grimshaw en los tribunales, where he alleged that el Pinto “was an inseguro car, peligroso y especially vulnerable to las collisiones traseras”. En su estrategia para vencer a Ford, los abogados apostaron a demonstra las graves falencias del modelo con pruebas fehacientes. Y las consiguieron por demás.

Una publicidad de la época cuando era sucesso.


Una publicidad de la época cuando era sucesso.

A partir de documentation a la que accedieron los abogados, en la causa se demostró que “algunos de los responsables del desarrollo del Pinto” podridan haber estado al tanto de sus problemas antes de lanzarlo al mercado. Al parecer, los documentos mostraban que el tanke de combustible, al estar ubicado detrás del eje trasero, era vulnerable al daño por collisiones traseras, ya que podía desplazarse e impactar con los tornillos del eje, que no estaban protegidos. Eso lo dañaba.

Tras la rotura del tanke, entonces, bastaba el contacto del combustible con el asphalto, el motor o elementos del escape para provocare la combustión. Según compradoron, con un impacto a más de 48 km/h el incendio era practically inevitable; y una vez superados los 60 km/h, las consecuencias se gravaban notablemente: la structure de la carrocería se deformaba y las puertas quedaban trabadas.

That problem could be no haber sido exclusivo del modelo de Ford, sino común a lotos de los modelos de la época. En el caso del Pinto, lo que lo transformó en una trampa mortal fue una estrategia fallida de la compañía.

La tapa de la revista que investigó el caso del Pinto.


La tapa de la revista que investigó el caso del Pinto.

In 1977, after obtaining access to an internal memo from Ford, the magazine Mother Jones published an investigation in which it was revealed that Ford had concluded that solving the problem of the Pinto tank would have cost between 5 and 11 dollars per unit, an amount that exceeded the costo-beneficio analysis of the revision call. En aquella conclusión, por otra parte, Ford había estimado que el costo a pagar por una vida no superaba los 200.000 dollars.

El calculo, escalofriante, fue decisiveo para Ford, que estimó que perdería menos plata pagando juicios e indemnificaciones en lugar de rediseñar el tanke de combustible y realizar una massive campaign para arreglar los Pinto defectuosos.

Mark Dowie, who led the investigation, llegó a la concluzione de que antes del launção de que tenía conocimiento de que El Pinto offered a high probability of fire e incluso se habían analizado soluciones. Pero la celeridad que requería el proyecto, los cambios en la línea de producción que iban a demandar las mejorar las mejoras y la propia arquitectura del modelo atentaron contra la puesta en marcha de las modificaciones necessarias.

The revelation of Mother Jones generated, although late, one of the most important massive revisions of history, as well as a significant blow to the reputation of the company. Mientras que Grimshaw finally ganó el juicio y Ford debió pagarle casi 128 million de dollars de indemnaciónlo que desató un aluvión de otros 117 juicios que la automotriz tuvo que afrontar por cientos de propietarios del Pinto fallecidos y heridos.

Obligada por la Administración Nacional de Seguridad, Autopistas y Trafico (NHTSA) Ford retiró de la circulación casi 2 million de Pintos manufactured between 1971 and 1976 para su revision. A pesar de sus fallas mortales, del modelo llegaron a venderse más de tres miliones de unidades hasta que fue discontinued en 1980. Lo replaced el Ford Escort europeo, pero ya era tarde: entre tantos éxitos la marca también había consecrado un modelo propio entre los más peligrosos de la historia.

He died too

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.