El Papa: ¡Tenemos que mostarnos como somos, sin máscaras!

El Pontífice detalla a los superiores y alumnos el Pontificio Colegio Urbano de Propaganda Fide las three characteristics más importantes que considera para ser realente discípulos-misioneros cercanos a Dios ya los hermanos.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

In 1627, Pope Urban VIII decided to found in Rome a seminary for the formation of the clergy destined to the territories called “the mission”. Today, Francisco, remember a los estudiantes del Colegio Urbano de Propaganda Fide que “fue una importanto intuición que aún hoy conserva su validez” y por tanto “están llamados a coger e interpretar creativamente”, dejándose interpelar por las multiple necessidades e interrogantes del tiempo en que vivimos. This year, the Fundación de la Congregation De Propaganda Fide celebrates its 400th anniversary reflecting on the theme of the living and personal relationship with Jesus as the spiritual source of the whole mission, inspired by the motto: “Para que estén con él… y para que sean enviados a preacher” (Mk 3,13). Por ello, el Papa se ha centrado durante su discourse en las three characteristics más importantes para cuidar y fortarer durante el tiempo de formationa inicial, para que puedan ser realente discípulos-misioneros cercanos a Dios ya nuestros hermanos.

The value of authenticity

The first characteristic that the Pontiff has highlighted is the value of authenticity, pointing out that our closeness to God of our brothers and sisters is realized and reinforced in the measure that we have the value of taking off the masks that we wear, “perhaps for parecer perfectos, impecables y obsequiosos”. “¡Las máscaras no sirven de nada! – ha expressed Francisco to the students of Colegio Urbano, aconsejándoles que tenemos que presentarnos a los demás “sin pantallas”, “as como somos”, “con nuestras limitaciones y contradicciones” y “superando el miedo a ser juzgados por no corresponder a un modelo ideal, que a menudo sólo existe en nuestra mente”. The petition of the Pope to the students is highlighted: “Por favor, don’t be afraid of the way you are, especially the older brothers and sisters that the Church puts on your side as former teachers.” De hecho, insist en que, aunque a veces puede surgir la tempación del formalismo, o el encanto del “papel”, como si esto pudiera insurgar la plena realización, no deben dejarse engañar por estas soluciones, “tan cercanas, pero falsas”.

La capacidad de salir de uno mismo

The segunda caracteristica que subraya Francisco es la capacidad de salir de uno mismo. “La vida de fe es un “exodo” continuo – dice – una salida de nuestros mentales esquemas, del encierro de nuestros miedos, de las pequeñas certesas que nos tranquilizan”. De no ser así – advierte el Papa – “corremos el risego de adorar a un Dios que sólo es una projection de nuestras necessidades, y por tanto un “idolo”, y de no vivir tampoco authentic encuentros con los demás”.

Francisco les remembers that it is good to “accept the risego de salir de uno mismo, como hicieron Abraham, Moisés y los pescadores de Galilea que fueron llamados a seguir al Maestro” y que precisely ellos tienen la oportunidade de hacerlo en la vida comunitaria, “especialmente en una comunidad de formation tan rica y variada como la vuestra, con tantas culturas, lenguas y sensibiles”. Por tanto, Francisco encourages them to “live without fear of the challenge of fraternity, even when it requires difficulties and renunciations” and insists that the world and the Church need “witnesses of fraternity: that you see them, even now and when volváis a vuestras diócesis y países, a menudo marcados por divisions y conflictos”.

La apertura al dialogo

Por último, el Papa se centra en la apertura al dialogo. In the first place, it highlights the importance of “dialogar con Dios, en la oración, que es también un éxodo de nuestro ego para acogerle, mientras El habla en nosotros y escucha nuestra voz”. Y luego “el dialog fraterno, en una apertura radical al otro”. En este sentido remembers that San Juan Pablo II nos señó que el dialogue debe ser el estilo propio del misionero y señala que “el mundo necesita diálogo, necesita peace y necesita hombres y mujeres que sean sus testigos”. “Os animo a poneros en la escuela de esos “mártires del dialog” que, even en algunos de vuestros propios países, han recorrido valientemente este camino para ser constructores de paz. No tengáis miedo de recurrelo también hasta el final, yendo a contracorriente y compartiendo a Jesús, comunicando la fe que Él os ha dado” he concluded.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *