El show de Nadal y Sabatini en una especial night en el Parque Roca, que hasta tuvo puntos de Gran Willy

Rafael Nadal tenía, apenas, 18 años y era 48° del ranking mundial cuando visitó la Argentina por primera vez. He only won a title in Sopot (August 2004). Y si bien su aventura en el ATP de Buenos Aires finalizó en los cuartos de final (cayó con Gastón Gaudio, que era número 8 del circuito), mostró evidentes pinceladas de su fiereza. His actuation hizo entender que se trataba de una raqueta distinta, pero probably ni el más optimista de la numerosa familia Nadal sospechaba lo que llegaría. Tras su paso por el certamen porteño logró los titulos en Costa do Sauipe, Acapulco, Montecarlo, Barcelona, ​​Roma y Roland Garros (el primero de los 14 que ostenta).

Rafael Nadal and Casper Ruud, protagonists of an exhibition in El Parque Roca de la Ciudad de Buenos Aires
Rafael Nadal and Casper Ruud, protagonists of an exhibition in El Parque Roca de la Ciudad de Buenos AiresMauro Alfieri – LA NACION

Almost 18 seasons later than that presentation, Rafa returned to Argentina (for the fifth time in his life), with the record of individual Grand Slam titles (22), 92 trophies in total, Olympic medals, five Ensaladeras de la Copa Davis, más de US$ 132,000,000 en premios oficiales por torneos jugados…, pero, sobre todo, siendo una leyenda que traspasó su deporte y que dejará un exquisite recuerdo y un fuerte legado cuando ya no actúe en el profesionalismo.

El Parque Roca, the symbolic stadium of Villa Soldati modernized and with a retractable roof since the 2018 Youth Olympic Games, in which they played twelve series of the Davis Cup between 2006 and 2013, was the scene of the Matador’s reunion with the Argentine public ( y de otros países limítrophes). His last time in the country was in 2016, being the 5th in the ranking: he lost in the semifinals of the ATP porteño to the Austrian Dominic Thiem (finally, the champion). Después de una notable primera mitad de temporada que le permitió encumbrarse como el máximo ganador de majors (Australia and Roland Garros), The 36-year-old Mallorcan played the first game of the six exhibitions that they will take to the region (Chile, Brazil, Colombia, Ecuador and Mexico). Su rival fue el noruego Casper Ruud, N° 3 of the tour and “victim” of Nadal in the last final of the French Open (for that reason, the organization promoted the match as “La Revancha”). El resultado, 7-6 (10-8) y 6-2 para el español, fue lo de menos, claro.

Una exquisita volea ganada por Nadal

Rafa hit the cement court unos 20 minutes después de lo anuncio, cuando todavía había gente afuera del estadio (hubo tediosas demoras en el estacionamiento y en los ingresos a las tribunas). De negro y amarillo fluorescente, Nadal; de remera roja y short azul, Ruud. “¡Gracias por volver, Rafaaa…!”, le gritaron al español desde las tribunas y le despertó una sonrisa. Hubo otros momentos de complicidad entre el exnúmero 1 (y actual 2°) y el public, como cuando en el primer set una persona le sugirió a qué dirección debá debaca: el zurdo le hizo caso, anotó un ace y le devolvió un guiño.

Rafael Nadal
Rafael NadalMauro Alfieri – LA NACION

A difference from what happened in November 2019 in Parque Roca, with the exhibition of the Swiss Roger Federer and the German Alexander Zverev in front of fifteen thousand spectators, now the stadium is not complete. Probably la atención mundialista por Qatar 2022 y el elevado precio de las entradas (en algunos sectors, el habitual para una dispositivo internacional, pero costosas al cambio para la economia argentina), fueron algunas razones. The public (among them, David Nalbandian) enjoyed the latigazos and the roar of the best tennis player on slow courts in history (474 ​​wins and 45 losses; 91.3% effectiveness).

David Nalbandian, one of the present in El Parque Roca to see Nadal and Ruud
David Nalbandian, one of the present in El Parque Roca to see Nadal and RuudMauro Alfieri – LA NACION

“Estoy feliz de haber podido compartir estos momentos con el public argentino, que es muy apasionado y entendido en el deporte.” Siempre me han tratado de la mejor manera posible y me llevo una injection de energía positiva”, había expresado Nadal antes del partido. During the second set, Ruud (winner, this year, of Buenos Aires, Ginebra and Gstaad; also finalist of the US Open and the ATP Finals) fulfilled the dream of playing with Nadal a little, at least a few seconds: antes de un saque le dio su raqueta a un alcanzapelotas y este se dio el gusto de jugarle un punto a Rafa.

The event, in the south of the City of Buenos Aires, had an extra emotive condiment for the Argentine public, who could see Gabriela Sabatini in action, 52 years old and retired in 1996. After the singles between Nadal and Ruud, a de las deportistas más destacadas de la historia de nuestro país participó de un doble mixto, en pareja con Rafa, ante el nordico y la tigrense Gisela Dulko, retired en 2012 y número 1 del mundo en dobles en 2010.

Sabatini and Dulko played a mixed doubles set with Nadal and Ruud
Sabatini and Dulko played a mixed doubles set with Nadal and RuudMauro Alfieri – LA NACION

Sabatini did not play an exhibition in our country since 2009, when he faced Martina Navratilova, in the Buenos Aires Lawn Tennis Club. Gaby y Dulko, que entraron luciendo la camiseta de la selección argentina de fútbol (se las obsequiaron a los jugadores), awakened a very singular effervescence; finalists en el último Trofeo de Leyendas de Roland Garros (en junio), sonrieron y disfrutaron constantemente. Sabatini and Nadal won a set and won 6-4. Fue un simpático cierre para una noche especial.

Puntazo con Gran Willy de Sabatini

“Es una sensación única jugar aquí.” Quizás no estuve las veces que hubiera querido. Pero siempre va a estar en mi corazón que después de 2005, cuando jugué por primera vez, mi carrera empezó a ir para arriba. Having the opportunity to jugar with Casper, que es un gran jugador, el número 3 del mundo, un buen amigo y excelente persona. años, fue un placer Son una de las mejores aficiones, sino la mejor del mundo, y muy entendida en el deporte”, se despidió Nadal, en el estadio, y el public le regalo una ovación.

THE NATION

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *