El viaje a Cuba en el que García Lorca asumió su homosexualidad sin miedos

In 1930, after spending six months in the United States, the Spanish poet Federico García Lorca spent three months in Havana, Cuba, where he reconciled with his homosexuality and which the Spanish writer Víctor Amela reconstructed in his new book.
In 1930, after spending six months in the United States, the Spanish poet Federico García Lorca spent three months in Havana, Cuba, where he reconciled with his homosexuality and that the Spanish writer Víctor Amela reconstructed in his new book, Si yo me pierdo”. (Museo Caixaforum de Madrid)

Si los seis meses que el poeta español Federico García Lorca pasó en Estados Unidos tuvenor como consequencia el vuelco de su obra hacia la denuncia de la exploitation capitalista y la identificación con los opprimidos, fue su posterior viaje a Cuba el responsible de que el autor de Romancero gitano “saliera del clóset” o, más bien, se librara finalmente de su corset.

“Si yo me pierdo, que me busquen en Andalucía o en Cuba”, dijo alguna vez Lorca sobre su estadía en Cuba y la pasión que le suscitó esa isla en la que estuvo three meses. Y así tituló el periodista y novelista español Víctor Amela su libro sobre esos 98 días en los que Lorca descubrió una nueva normalidad y se reconcileió con sus anhelos y su homosexualidad: Si yo me pierdo.

Amela, who traveled during 2020 and 2021 (despite the dangers of the pandemic) to Cuba to find the voice of the poet and dramatist, who dedicated a book to the author Bodas de sangre y Sonetos del amor oscuro. En Yo pude salvar a Lorcapublicado en 2018, cuenta la historia familiar que pudo cambiar también la historia universal de la literatura.

infobae

“Era un libro sobre la tragedia de Lorca y quería oferer otro con un final no tan triste”, explains EFE el autor Si yo me pierdouna publication de Destino Editorial que es un viaje en busca de los pasos de García Lorca y de su felicidad reconstruida gracias a historianores y estudiosos del dramaturgo.

“La novela combina escenas de 1930 protagonidas por Federico en Cuba, todo real, documented; Yo lo único que hago es ponerlo bonito”, Amela detailed, que alterna ese relato lorquiano con lo que ha visto en primera persona noventa años después. Porque se fue a Cuba en la Navidad de 2020-2021, a pesar de la menace del covid.

Confiaba en que Manolín Álvarez, un emigrante español que entrevistó a Lorca en 1930 para radiar sus peripecias por Cuba, hubiera capturado para siempre aquella voz en algún disco perdido o polvoriento. “No la encontré, pero esa búsqueda de la voz fue un cebo para contar la voz authentica de Lorca, una voz intima que me serve de métáfora”, points out the author of this book that ahonda en ese otro Federico, el que en unos felices 98 días en Cuba se reconcilió con su persona, su orientación sexual y sus emociones.

“Fueron días en los que Lorca se encuentra a sí mismo y.” Cuba se convierte en su paraíso. He reconciled there with his homosexual essence and managed to quit the mask and leave all the encorsetamiento of his family and the Spanish society at that time”, added Amela.

infobae

La novela es un viaje literario y personal en el que contrasta aquella Cuba en auge, exotica y liberal, con la de ahora, como si el autor persiguiera el phantasma de Lorca en una isla que ya no es lo que era. Recorre también los pasos del dramaturgo por cafetines, balnearios, terrazas y cantinas para immortalizar la imagen de un Federico montado en un Ford 1930 convertible por Cuba que se permitió ser feliz al ver sonreír a los afrodescendientes cubanos.

“Después de su estancia en Cuba empieza a escribir.” El Público, una obra que considera frankamente homosexual. Se atreve a hacerla en Cuba, donde se permite por fin ser quien es“, added Amela, convinced of the imprint that Lorca is regaled in Cuba and the dramaturgo.

The work ofrece un relato de la Cuba lorquiana, esas calles de La Habana en las que Lorca shared intimacy y sentó cátedra, y que abandonedó por el convincimiento de que su España lo necesitaba, una España a la que vílio para montar el group de theater La Barraca y en la que, seis años más tarde, sería fusilado por el bando sublevado, solo un mes después del inicio de la Spanish Civil War.

Source: EFE

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *