Elecciones en Brasil: los simpatizantes de Lula da Silva, de la confianza a la “decepción” y una fiesta frustrada

SAN PABLO.- “Frustrating”; “disappointing”; “no lo esperábamos; “Ganará en el ballottage, pero le será muy difícil gobernar”. Las voces de los simpatizantes de Luiz Inácio Lula da Silva concentros en la Avenida Paulista fueron el fiel reflejo de cómo impactó el surpresivo resultado de las elecciones de este domingo en Brasil. The Workers’ Party (PT) había preparado todo para una fiestapero el clima en el centro de San Pablo estuvo lejos de serlo, a pesar de que el expresidente quedó a poco más de los votos de liquidar el pleito con Jair Bolsonaro en primera vuelta.

“I think Lula will win in the second round, but por los resultados para el Congresso y las gobernaciones le pondrán muy difícil su gobierno el año que viene”le dijo a LA NACION Guilherme Silva, un estudiante universitario de 23 años, poco antes de retirarse disilusionado de la concentración lulista frente al Museo de Arte de San Pablo (MASP).

Another young sympathizer, Claudia Gomes, said that she couldn’t believe the advance of the vote count, which showed Bolsonaro in front during a large part of the night. “Ahora queda reinforcer la mobilización para segurar el triunfo en ballottage”pointed out.

Brazilian ex-president Luiz Inácio Lula da Silva, right, who is running for president, speaks with his supporters after the polls close for the general elections in Sao Paulo, Brazil, on October 2, 2022. (Photo (AP/Matias Delacroix)
Brazilian ex-president Luiz Inácio Lula da Silva, right, who is running for president, speaks with his supporters after the polls close for the general elections in Sao Paulo, Brazil, on October 2, 2022. (Photo (AP/Matias Delacroix)Mathias Delacroix – AP

Poco antes habila hablado el propio Lula, en un discurso corto y que no llegó a levantar del todo el ánimo de sus seguidores. “Mañana [por hoy] we will be in campaña. Vamos a ganar estas elecciones y recuperar la dignida del pueblo brasilero”, cried the leader of the PT, que el 30 de octubre buscará su tercer periodo como presidente, between applauses. Para eso will have to recalibrate the campaign and accelerate with the seduction of the voters of Simone Tebet (MDB, 4.16%) and Ciro Gomes (PDT, 3.04%), keys to the definition.

“El jefe está fuerte”, le dijo a LA NACION un asesor del equipo de Lula en el búnker del PT, montado en el Novotel Jaraguá, en el centro histórico. Pero su expresión no reflecaba lo mismo. “Fue sorpresivo”, reconoció immediately sobre los resultados. En el hotel reinaban la incredulidad y el asombro. Antes de que empezara el conteo del Superior Electoral Tribunal (TSE) la confianza por un triunfo en primera vuelta era altisima, pero se fue diluyendo en la medida que Bolsonaro se mantenía primero.

“No siempre es posible Hay una cosa en mi vida que me motiva, me estimula y me hace renacer cada día. Es la creencia de que nada ocurre por causalidad”, said Lula in his primer speech of the night, in the auditorium of the Novotel Jaraguá.

En el escenario armed frente al MASP, los discursos de los principales dirigentes del PT buscaron emphasizar que Lula “ganó” la primera vuelta. In a more energetic discourse than usual, Fernando Haddad, who entered second place in the balloting for the governorship of San Pablo with a performance worse than expected, was very applauded when he repeated that “no habrá retreata” hasta el próximo 30, fecha de la segunda vuelta.

Brazilian ex-president Luiz Inácio Lula da Silva, right, who is running for president, speaks with his supporters after the polls close for the general elections in Sao Paulo, Brazil, on October 2, 2022. (Photo (AP/Matias Delacroix)
Brazilian ex-president Luiz Inácio Lula da Silva, right, who is running for president, speaks with his supporters after the polls close for the general elections in Sao Paulo, Brazil, on October 2, 2022. (Photo (AP/Matias Delacroix)Mathias Delacroix – AP

Lula dijo que tinierra que “aplazar la luna de miel”. “Le había prometido a Janja [en referencia a su esposa, la socióloga Rosângela da Silva] que mañana finalmente comenzaríamos nuestra luna de miel, pero tendremos que posponerla 30 días. No hay descanso. Mañana we will be back in the street. Estoy seguro que la justicia divina nos hará ganar estas elecciones para que volvamos a estudiar y trabajar. No rest”, said the former president.

Poco después hubo una rain de fuegos de artificio y petardos, y sonó con fuerza la música funky “Tá na hora do Jair, já ir embora” (“Es la hora de que Jair se vaya”). Pero no había mucho ánimo de baile y festejo. La concentración lentamente fue perdiendo fuerza hacia las 23.30 (local time).

At that time, supporters of Bolsonaro were concentrated in the Explanada de los Ministerios, in Brasilia, where they held hands for a “noche milagrosa”. In Río de Janeiro, a group also expressed their support to the ultra-rightist leader in front of the condominium where they live, Vivendas da Barra, on the beach of Barra da Tijuca.

En la plaza São Salvador, en el barrio carioca de Laranjeiras, los votantes de Lula defined la noche del domingo como una mezcla de angustia y alivio.

“El primer sentimiento es de decepción al saber que tanta gente sigue apoyando a Bolsonaro. Estoy muy aprensivo, pero la confianza en la victoria es muy grande. Estuve constantly mirando los números del conteo. Parecía un partido de Flamengo contra Fluminense”, comparó, en dialog con O Globoel publicista Marco Aurelio Quintanilha, de 59 años.

The cook Elen Lopes, 41 years old, also reinforced the idea of ​​an environment in the style of a football party. “Estábamos muy enthusiados con la remontada de Lula. Parecía una tanda de penales. Quedé un poco decepcada con los resultados de algunos estados, pero las expectations son buenas para el ballottage”, he commented.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *