Elizabeth Hurley gives details on how she worked with Matthew Perry in her worst addiction era: “It was a nightmare”

A principios de este mes, Matthew Perry publicó sus memorias Friends, Lovers and the Big Terrible Thing, donde habló de sus años más oscuros. Tras reconocer que estuvo al borde de la muerte por culpa de sus adicciones, el actor reveló quiénes lo ayudaron a travesar esa difficile stage de su vida y mencionó a sus compañeros de Friends, en especial a Jennifer Aniston, como sus “guias” en ese difícil momento. However, no todos remember estos años con compasión, y en las ultimatus horas, la actriz Elizabeth Hurley contó cómo fue su laboral experiencia al lado de Perry.

The interpreter Austin Powers coincided with the actor on the set Infielmente casada, una comedia romántica de 2002. Y si bien con el tiempo logaron mantener una buena relación, Hurley reveló que al principio no se llevaban nada bien. “Para ser honesta, fue una pesadilla trabajar con él en ese momento, y como ahora se sabe, nuestra película fue canceled due to his addiction”, said Yahoo! Entertainment en una recent interview.

Hurley and Perry starred in Infielmente casada in 2002.
Hurley and Perry starred in Infielmente casada in 2002.

Tras confesar que hubo varias escenas que tuvenor que desechar porque el galán “arrastraba la lengua”, la actriz confirmedó que finally el rodaje tuvo que suspenderse para que Perry ingrese en rehabilitación. “Estábamos en una situation de fuerza mayor y timoves que irnos a casa durante un tiempo. It was difficult”, he confessed. Sin embargo, dos meses después, Matthew volvolí al set totalmente renovado. “Cuando regresó de su periodo de two meses de rehabilitation fue fabuloso. Obviously, estaba pasando por un momento difícil pero aún así era muy agradable y una persona encantadora con la que trabajar. Se podia notar que estaba sufriendo”recorded.

For his part, Perry also referred to the shooting of this film in his memories and recognized that both Hurley and the director Reginald Hudlin were very upset about the situation, but only because it was difficult to work on the set every day. because the film was a fracaso de taquilla. “Por supuesto que la película fracasó de todos modos”, dijo el actor a pesar del receso y de volver a filmar las escenas más complicadas.

La comedia romántica tuvo que parar dos meses las grabaciones dueto a las adicciones de Perry.
La comedia romántica tuvo que parar dos meses las grabaciones dueto a las adicciones de Perry.

Al parecer, para Matthew tampoco fue una grata experiencia: no sólo fue demandado por la producción, que lo responsabilizó por las pérdidas, sino que tuvo que pagar por ello. “Me pagaron 3.5 million de dollars por hacerla y al final me demandaron, a pesar de que padecía un problema de salud. Here is a check for 650,000 dollars“, he recorded.

His addictions and a labor agenda loaded with compromises contributed to the collapse of the actor, who was brilliant in the most successful sitcom of the 90s. “The film was filmed in Dallas and I was doing it.” Friends al mismo tiempo, así que dupliqué mi carga de trabajo. Estaba volando en un private jet y bebiendo vodka en una botella de agua”, confessed sobre aquellos años que asegura haber dejado en el pasado.

Matthew Perry identifies his beginnings in the world of alcohol at the age of 24, exactly when he was chosen to play Chandler in Friends. “Podía manajerlo, más o menos. Pero cuando tenía 34 años estaba realente atrapado en muchos problemas”, indicó dando cuenta de las consecuencias que este tipo de adicciones trae tanto a nivel físico como psicologico.

Matthew Perry recently published his autobiography Friends, Lovers and the Big Terrible Thing
Matthew Perry recently published his autobiography Friends, Lovers and the Big Terrible ThingMICHELLE GROSKOPF – NYTNS

Mientras triunfaba en la pantalla, cuando las cámaras se apagaban su realidad era otra: en un momento tomaba 55 pastillas de Vicodin (un analgésico para dolores moderados a intensos) por día y bajó considerablemente de peso. “No sabía cómo parar. Si la policía hubiese venido a mi casa para decirme ‘si bebes esta noche, te llevaremos a la cárcel’, hubiera comenzado a empacar. No podía parar porque la enfermedad y la adicción son progresivas. Así que empeora cada vez más a medida que envejeces”, recognized quien a lo largo de esos años entró alrededor de 15 veces en rehabilitation.

A pesar de que el galán de Hollywood quiso occultar su condición, su apariencia lo delataba cada vez más. Tras aclarar que sus compañeros de elenco estaban al tanto de todo, Perry agradeció lo “comprensivos y pacientes” que fueron con él. “Es como ocurre con los pingüinos. Los pingüinos, en la naturaleza, cuando uno está enfermo, o cuando uno está muy herido, es meridado por sus pares, que lo sostienen. Caminan alrededor de él hasta que ese pingüino puede caminar por sí solo. Eso es más o menos lo que el enlenco hizo por mí”, expresó en referencia a la attitude que tomaron Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, y David Schwimmer.

Hoy, el actor no sólo acepta que sus problemas de salud interfirieron en su trabajo sino que le pide disculpas a todos aquellos a los que, sin querer, afectó por culpa de sus excesses. “He has had 14 surgeries on his stomach until now. Eso es un montón de recordatorios para mantenerse sobrio. Todo lo que tengo que hacer es mirar hacia abajo”, aseguró quién día a día lucha para no volver a caer en aquel infierno.

THE NATION

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *