En Perú las marchas no se detienen ni a balazos | Una nueva mobilización copó el centro de Lima y hubo más represión

Página/12 en Perú

From Lima

“Vamos pueblo, carajo, el pueblo no se rinde, carajo”, shouted the multitude en respuesta a los gases lacrimógenos y perdigones disparados por la police para impedir su avance por las calles de Lima. El centro de la capital fue tomado este martes por demonstrators que exigen la renuncia de la presidente Dina Boluarte, adelanto de elecciones para este año, una Asamblea Constituyente y el cierre del discreditado Congreso que controla la derecha. En lo que se ha llamado la “grand marcha nacional”, pobladores llegados desde differenta regiones del país tuvenor participación protagónica en esta manifestation. Hombres y mujeres que viajaron en una larga travesía a Lima desde distinctas zonas, especially Andinas, marchaban con firmeza. Muchos llevaban vestimentas tradicionales de sus regiones poniéndole colorido, decisión y coraje a la protesta.

Como en otras ocasions, la mobilización camemenza pacificamente, hasta que la policía atacó para cortarles el paso y dispersarlos. Los protestantes responded by throwing piedras, palos y lo que tuvieran a la mano. La plaza San Martín, traditional point of encounter of social and political demonstrations, was the central scene of police repression, which arrested those who protested. Algunos demonstrators se protegían con escudos caseros de madera en la primera línea, intendando detener el avance de la policía.

Las bombas lacrimógenas cubrieron el lugar de humo y lo volvieron irrespirable. La policía disparaba perdigones sin cesar. Era un enfrentamiento desigual y la police logró retreatlos de la plaza San Martín. La represión siguió en otras calles del centro y continuaba al cierre de esta nota. Hasta ese momento no había un reporte de heridos y detenidos.

“Dina, asesina, mataste a nuestros hijos”, cried the multitude while arreciaba la represión. “La sangre derramada, jamás será olvidada”, era otra consigna que sonaba fuerte. “Somos campesinas, no terroristas”, coreaba un grupo de mujeres vestidas con coloridas y anchas faldas andinas. Poco más allá, a group of young people followed: “Somos estudiantes, no terroristsas”. Era la respuesta al gobierno, a la derecha ya los medios, que los accusan de terroristas. “Amigo, estudia, no seas policía”, se coreaba frente a los efectivos policiales. “Métele un balazo”, se escuchó scream a un police. “Asesinos, asesinos” respondía la gente, entre gases y ruidos de los disparos de perdigones. The exigencia de renuncia de la presidenta no cesaba. It was the sixth day of consecutive protests in Lima. Una vez más, la respuesta del gobierno fue la represión.

On Tuesday, the epicenter of the protests was in Lima, but there were also cities in the interior. El sur andino, donde son diarias desde que se reanudaron el 4 de enero luego de una trugua navideña, sigue casi paralizado. The airport of Cusco suspended its activities and the flow of tourists was reduced almost to zero from the beginning of the protests.

En la carretera Panamericana Sur, a 290 kilometers de Lima, there were two clashes between police and demonstrators who blocked the road. El gobierno ha recognized que se desbloquea una vía y después vuelve a ser bloqueada. Desde hace semanas se mantien bloqueos en distinta vías: hay más de 70 piquetes en diez regiones del país. En ciertas regiones ya hay problemas de abastecimiento de alimentos y combustible.

Horas antes de que commenzara la mobilización en Lima y se desatara la represión, Boluarte pidió una trugua a quienes protestan. Lo hizo en declaraciones a la prensa extranjera. But she misma dynamitó un acercamiento calling them “violentistas” y “radicales”, y los accusó, sin evidencias, de estar financiados por “el narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando, para generar caos, zozobra y anarquía para que aprovechen esas illegal economies para hacer sus actividades ilícitas sin control”. Esas accusaciones buscan criminalizar y desacreditar las protestas para quitarles backoporto, algo que no han consegido. Y pretenden justifyar la represión que ha dejado 46 muertos por disparos de policías y militares. El total de fallecidos desde que commenzaron las protestas en diciembre son 56, including a police officer. Boluarte volvoí a defender a las fuerzas de seguridad accusadas de disparar contra protestantes. En esas condiciones, su pedido de tregua no tenía possibility de escito. Poco después de esa fallida solicitud, las calles del centro de Lima retumbaron con los gritos de “Dina asesina, renuncia”. Y se volvoí a desatar la represión.

Ante las evidencias que compromente en su gobierno con una brutal represión, la presidenta ensayó una explanation que volvoí a revelar la facilidad con la que el gobierno lanza accusaciones sin sustento. Accusó a los protestantes de haber sido ellos los que han causado las muertes disparando “balas que han ingresado desde Bolivia”. No hay una sola evidencia de la existencia de esas supuestas balas bolivianas. Le aseguró a medios extranjeros que tenien videos que probaban su grave accusación y que los entregarían, pero eso no ocurrió. “Hay que determinar de dónde son las balas. Si son de la policía o del lado de los violentistas y radicales”, insisted the president. Lo cierto es que los 46 muertos y decences de heridos por disparados son todos protestantes, no hay un solo policía muerto o herido por esas supuestas “balas bolivianas” que el gobierno asegura han disparado los pobladores que protestan en el sur Andino. Ninguna photograph or video sample of demonstrators armed with rifles or pistols. Y los resultados conocidos de las necropsias a las víctimas confirman que los proyectiles que los mató corresponden al tipo de armas que usan las fuerzas de seguridad. Coincidiendo con la ultraderecha, Boluarte accused Pedro Castillo of promoting “violent protests” from prison. Otra vez, no mostró una sola evidencia.

Las mobilizaciones antigovernamentales tienen una fuerte presencia andina. The altiplánica region of Puno is the epicenter of major protests and the hardest repression. Ahí han muerto más de veinte personas. Boluarte recognized that Puno is paralyzed hace semanas y que la protesta es casi total en esa region. Y soltó una frase lamentable pero reveladora, que refuerza esa sensation de exclusión del Perú oficial contra el mundo andino. “Puno no es el Perú”, he said. Affirmaciones como esta alimentan la indignación popular en regiones Andinas que se han levantado contra el poder oficial, ahora en manos de la ultraderecha que gobierna con Boluarte, y contra la histórica discriminación en su contra.

Valentina Churqui, campesina, llegó a Lima desde Puno para sumarse a las protestas. “I’m here because the police have killed my children, my children, so the Puneños are here in the fight in Lima.” Hay muertos que han sido desparecidos, hay más muertos de los que dicen”, he pointed out a Página/12 con notoria emoción. Aseguró que no depondrán las protestas hasta que renuncie Boluarte. “Ella dice que somos campesinos ignorantes, no somos ignorantes, ella es ignorante, no entiende por lo que nosotros luchamos. Qué vamos a dialogar si ella no nos valora. Queremos respeto, recognition a nuestro trabajo. Si nos van a matar, que nos maten a todos, no tenemos miedo”.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *