Entramos en el cofre personal de Isabel II para descubrir sus secretos mejor guardados

EL CRISANTEMO DE ZAFIRO.
EL CRISANTEMO DE ZAFIRO.
Getty Images

Released during his honeymoon in 1947 (as you can see in the photo below), it is a platinum piece with a large sapphire and diamond petals, a gift from Sir James Laing & Sons Limited and the Anglo company. -Iranian Oil Company Limited. The last time that the sovereign lighted this brooch was for the pose that took place in November 2020 with the motive of his 73rd wedding anniversary with Felipe of Edinburgh.

Noviembre de 1947. Luna de miel en Hampshire, Inglaterra.
Noviembre de 1947. Luna de miel en Hampshire, Inglaterra. Getty Images
LA CANASTA DE FLORES.
LA CANASTA DE FLORES. Getty Images

One of the Queen’s favorite brooches because she was given to her parents when her first son, now King Carlos, was born in November 1948. photographer Cecil Beaton. También lo usó en el bautismo de su nieto, el príncipe George. Según los expertos, este accesorio remarca la línea continua de succession al trono.

EL LIRO DE LA CIUDAD DE LONDRES.
EL LIRO DE LA CIUDAD DE LONDRES. Getty Images

En junio de 1947, when she was still a princess, she received this brooch together with the Freedom of the City recognition (que se otgora a personas que alcanzaron notoriedad, éxito o celebridad en diferentes amítos), para convertir en la tercera mujer en obtener esta distinción. Decadas más tardes, el lirio tuvo gran protagonismo en el almuerzo celebrado por el Jubileo de Oro en 2002.

EMPERATRIZ MARIA FEODOROVNA.
EMPERATRIZ MARIA FEODOROVNA.
Getty Images

A sapphire surrounded by two strands of diamonds and a pendant with a pearl. In 1866, this brooch was a gift from the kings Eduardo VII and Alejandra -who at that time were princes of Wales- to the empress Maria Feodorovna (Alejandra’s sister) when she married the future emperor of Russia, Alejandro III. After her death, the jewel was auctioned on October 3, 1930 and bought by queen María, abuela de Isabel II.

LA HOJA DE PALMA DE LA REINA MADRE.
LA HOJA DE PALMA DE LA REINA MADRE. Getty Images

Fue la Reina Madre quien le encargó a Cartier el diseño de este broche, en 1938, con diamantes de su colection. Su diseño en forma de lágrima curvada –popular en la confección de tejidos y estampados– would have something to do with its Scottish roots, which is why the most important production of this famous type of embossing originated in the city of Paisley (Scotland). Es conocido como el broche del dolor, ya que fue la piece que só la Reina Madre cuando murió su marido, el rey Jorge VI.

ROSA DEL CENTENARIO.
ROSA DEL CENTENARIO. Getty Images

Tenía un profundo significado para la monarca más longeva de la historia. El broche –que le regaló a su madre cuando cumplió años en 2000– lleva una rosa pintada a mano sobre un fondo de cristal de rock, rodeada por un marco de 100 diamantes. Se trata de la rosa Queen Elizabeth Grandiflora, created to celebrate the coronation of Isabel II in 1953. The piece was designed by Collins and Sons.

HIRASOL ESCARCHADO.
HIRASOL ESCARCHADO.Getty Images

This brooch, also known as the “Dalia Dorada”, was realized by Garrad jewelry in the early 70s especially for Isabel. Justamente, por este motivo, era uno de sus predilectos. La flor es de oro 18 carats y tiene 31 diamantes repartidos en el centro (este es el de major tamaño, a su vez meridado por nueve piedras más pequeñas en forma de pera) y en los pétalos.

LAZO DE LA REINA VICTORIA.
LAZO DE LA REINA VICTORIA. Getty Images

Se trata de un encargo de la reina Victoria a la Joyería Garrard, en 1858, y en realidad la pieza está compuesta por tres lazos – dos grandes y uno más chico– decorated with more than 506 diamantes. Los lazos son desmontables e Isabel II solía llevar uno solo.

NUDO DE LOS AMANTES.
NUDO DE LOS AMANTES.Getty Images

It was one of the pieces most loved by the Queen and therefore was chosen for her sister Margarita’s wedding in 1960 and Prince William and Kate in 2011. In 1932, it was bought by Queen María in the traditional jewelry house. Garrard. El broche está confeccionado con diamantes de talla brillante engarzados en un nudo de plata y oro. La cinta festón está unida para permitir que los extremos se muevan.

CULLINAN III Y IV.
CULLINAN III Y IV. Getty Images

Era el más ostentoso de su colección por estar hecho con la tercera y cuarta gema (por tamaño) coming from the famous Diamante Cullinan, el más grande encontrato en la historia. En 1910, las piedras llegaron a manos de la reina María y un año más tarde, ella le encargó a Carrington and Co. que hiciera un broche de platino para las gemas. La Reina lo heredó de su abuela en 1953.

CULLINAN V.
CULLINAN V. Getty Images

El broche más espectacular del cofre de la Reina. También inherited from his grandmother, Queen María de Teck, está compuesto por varios diamantes, pero el central en forma de corazón –de 18.8 carats– es el que se roba todas las miradas. Al igual que el Cullinan III y IV, esta joya también proviene del famoso diamante Cullinan. Isabel eligió llevarlo en June de 2020 para el posado junto al duque de Edinburgh por su cumpleaños número 99.

Leave a Reply

Your email address will not be published.