Francis Ford Coppola, una vez más al borde del desastre por una película

“Algunas veces va demasiado lejos.” He is the first to admit it”. La frase, una de las más simplecas y contundentes sobre el enloquecido colonel Kurtz de Apocalypse Now! pordía servir también para describir a Francis Ford Coppola, el director de aquel film de extraordinary impacto en la historia del cine quien, una vez más, parece haber llevado su pasión hasta el desastre.

According to an article published this week in the specialized media The Hollywood Reporter, el rodaje de Megalopolis, el film más reciente del realizador de de 83 años es un desastre de proporciones al menos financieras, con un presupuesto que largamento superó los initiales plans y sufrió la defección de todo el equipo de arte y diseño durante el rodaje. Coppola invested 120 million dollars in his fortune in the film, an extraordinary sum of money that met with the sale of his famous vineyard. Y aunque una de las reglas no escrita pero fundamentale de Hollywood es nunca apostar dinero propio a una producción, se sabe, esta no es la primera vez que el director de El padrino decide romper ese mandato, ni que al hacerlo termina con resultados caóticos.

Asi como en los años 80 Coppola quedó en la ruina por financier a través de su producera Zoetropa su ambitiouso musical Golpe al corazóny espantó a la majority de sus inversores en medio de la producción de Cotton Club -que por las laberínticas consecuencias legales sigue sin estar disponible en plattformas digitales desde hace decades-, el realizador llegó ahora la mitad del rodaje de su proyecto más grande en años y decidedi despedir a las cabezas del departmenta de arte, cuyos equipos renunciaron a la película en solidaridad con sus superiores, todos ellos espantados por el estilo de trabajo del director.

Coppola debió filmar siete películas en siete años para poder pagar las deudas que tenía por el fracaso de Golpe al corazón.
Coppola debió filmar siete películas en siete años para poder pagar las deudas que tenía por el fracaso de Golpe al corazón.

“Hay un consenso general sobre cómo debieria ser una película ya muchos les molesta cuando si tenés ideas diferentes. La gente puede ser muy conservadora pero algunas veces esas nuevas ideas representan el futuro. Y por eso vale la pena considerarlas”, decía hace unos meses Coppola en una interview con The Hollywood Reporter para explicar su decision de autofinanciar Megalopolis, su nuevo proyecto largamento postergado. Es que ya en los años 80 el director había empezado a desarrollar un guion con pretensiones de epica sobre un arquitecto que proyecta reconstruir una versión utópica de Nueva York, luego de que la ciudad fuera destruida después de un desastre. Durante años, the director had to archive the film, which was recorded in the early 2000s, until September 2001, when they began to produce some scenes in the Gran Manzana, which was suspended. las postrimerías de los ataques a las Torres Gemelas.

Para 2019, cuando muchos consideraban que Coppola had definitively abandoned the idea of ​​film Megalopolis, él aseguró que el projecte seguía en pie. Aunque no dirigía una película since 2011, when he realized the film Twixt, a police drama with gothic airs in which the director pretended to try an “en vivo” edition format in which he was to execute a role similar to that of the orchestra director -which was the profession of his father, Carmine-, adjusting the escenas cada vez que se proyectara la película. Una aspiration tan iconoclast como impracticable que resultó en la nula difusión de aquel film.

Sin embargo, contra todo prognostic, in 2022 se announced the start of filming Megalopolis y el elenco que formaría parte de su gran cinematographic epic. Entre ellos figuraban renoçãos interpretres como Adam Driver, Nathalie Emmanuel, Forest Whitaker, Laurence Fishburne, Jon Voight, Talia Shire, Shia LaBeouf, Audrey Plaza, Jason Schwartzman y Dustin Hoffman. The idea with which the filming began in Atlanta – the location chosen for the fiscal advantages offered by the state of Georgia and not precisely for its similarities with New York – was to use a virtual production technology similar to the one in the USA The Mandalorian, algo que, según las fuentes consignadas en la nota de THR, no pudo llevarse a cabo por el altísimo costo que implicaba ponerla en marcha. Ese cambio de dirección que suponía utilizar las viejas y conocidas “verdes pantallas” para realizar los muchos efectos visuales que requería la historia derivó en despidos y el subsiguiente motín que puso en jaque a toda la producción, que ya superó las ocho semanas de rodaje.

Gary Oldman in one of the modern classics of Coppola, Drácula
Gary Oldman in one of the modern classics of Coppola, DráculaArchive

Of course, this is not the first time that Coppola despide a todo su department de arte por “unsalvable creative differences”. Ya lo había hecho during the filming Dracula, his ultimo grand éxito de taquilla, realized in 1992. Hace treinta años, the director, with the help of his son Roman, appealed to the use of traditional visual effects (optical) to reflect the powers of the most famous vampire in history. . Un recurso que en la actualidad resulta tan escaso como apparently insufficient para lo que tenía plannedado para la película que él mismo calificó como una “épica de ciencia ficción”.

A esta altura, y con un silencio absoluto de parte de la producción del film, no está claro lo que sucederá con megalopolis aunque los expertos en los tejes y manejes de Hollywood aseguran que Coppola will finish the film aún cuando es seguro que gastará much más de lo había planificado. For the director Apocalypse Now!. Lo dicho: “Algunas veces va demasiado lejos.” He is the first to admit it”.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *