“Fue como una final de Palermo”: la phrase de Polito Pieres que revela cómo vivió La Natividad el choque con La Dolfina definito en la última jugada

Recuperó la bocha, avanzó unos metros, se comodó, apuntó al arco y sacó un remate rasante de unos 90 metros. Habian pasado 20 segundos de la primera campana al final del séptimo y ultimo chukker y el termómetro del partido, el partidazo, igualado en nueve, estaba en su nivel más alto de emotividad. El disparo de Camilo Castagnola ended metiendo entre los mimbres pese al esfuerzo de David Stirling que le puso todavía más suspenso a la definición y La Natividad volívo a vencer a La Dolfina.

“Fue como una final de Palermo”, describió Pablo Pieres. Razón no le falta. La primera semifinal del Abierto de Tortugas tuvo todos los condimentos de una definición del mejor tournament del mundo. A party that is quickly becoming a classic, no sólo por la cercanía de ambos clubes en Cañuelas (están uno enfrente de otro), el parentesco entre los Cambiaso y los Castagnola, sino también por el choque de estilos que despliegan y la vistosidad de cada uno de ellos. Por tercera vez consecutiva, el triunfo fue para La Natividad.

Poroto Cambiaso entre sus primos, Camilo y Barto Castagnola
Poroto Cambiaso entre sus primos, Camilo y Barto CastagnolaLA NACION/Rodrigo Néspolo

De hecho, fue una revancha de la ultima final de Palermo, sólo que esta vez Cambiaso se reforzó con la vuelta de Nero y la inclusion de su hijo “Poroto”, quien a los 16 años jugaba el partido más importante de su carrera. For La Natividad, the victory significó la primera final en Tortugas y la possibility de ganar su tercer título consecutivo de Triple Corona. Para La Dolfina, queda el consuelo de saberse cerca y la certainty (casi una redundancia repetirlo), que nunca hay que dar por muerto a Adolfo Cambiaso.

Porque si Jeta Castagnola se vistió de héroe en ese final infartante fue porque antes La Dolfina, de la mano de su líder, pudo remontar un partido que La Natividad parécia tener controlado. Hasta llegó a ponerse por uno arriba a dos minutos del final.

Esos 20 segundos finales

“Es algo increíble. No nos venia tratando muy bien Tortugas, así que estamos contentos de llegar a la primera final acá”, dijo el minor de los hijos del Lolo (19 years). “En la última jugada me di vuelta y me quedó la bocha un poco atrás, pero me pude acomodar y me concentré en pegarle bien. Parecía que Pelón llegaba, pero por suerte entró con lo justo”.

La Natividad marked the entrance rhythm. Aunque le costó desplegar su juego de palo largo ya correr y fueron pocas las veces que pudo estirar la cancha, dominó el medio en una gran actuation de Bartolomé Castagnola y un Polito Pieres omnipresente. Así de a poco fue contrujendo una vantagea que llegó a ser de 7-3 en el quinto chukker y que podría haber sido major en relación a las llegadas que había tenido cada uno hasta allí.

Barto Castagnola and Polito Pieres, felices
Barto Castagnola and Polito Pieres, felicesLA NACION/Rodrigo Néspolo

La Dolfina depended en exceso de la genialidad de Cambiaso, que a sus 47 años sigue siendo determinante, y así se mantenía en partido. “Arrancamos más o menos, con mucha falta de taqueo todo el partido. Ellos estuvien más finos y ahí estuvo la diferencia”, said Poroto. “Al final lo levantamos y estuvimos cerca. Yo tenía un pase con dos jugadores solos para ganarlo [por la última jugada del partido]. No se nos dio, pero con cosas para mejorar estuvimos muy cerca”.

Las cosas empezaron a cambiar en el sexto (penultimo) chukker. El partido se hizo más lento, aparecieron algunos fouls evitables de La Natividad y el rival se acercó. Dos penales de 60 yards de Cambiaso. Apareció también Poroto, para habilitar dos veces a Stirling, la segunda para adelantar a su equipo por uno.

Barto Castagnola hugged his brother Camilo, autor de un golazo para definir el partido con La Dolfina
Barto Castagnola hugged his brother Camilo, autor de un golazo para definir el partido con La DolfinaLA NACION/Rodrigo Néspolo

“Hicimos algunos de más fouls y Cambiaso es un animal en esos momentos”, recognized Camilo. “Yo no le podia pegar a la bocha, no estuve fino de taqueo. Sabíamos que iba a ser parejo hasta el final. Por suerte pudimos mantener la calma y lo dimos vuelta al final”.

Jeta no hizo mucho de esa magia que hypnotiza al public, pero apareció en su máximo esplendor en el momento indicado. Palo larguísimo para habilitar a Polito e igualar el partido 9-9 a 1m19 de la campana final y el golazo del triunfo 100 segundos más tarde.

Tortugas le venia siendo esquivo a La Natividad. En sus dos participaciones anteriores había quedado eliminated en cuartos de final. El hecho de estar en la final habla también de la mayor profundidad de su caballada. Todavía no entraron en juego los mejores ejemplares. Además, sumó su tercera victoria consecutiva ante La Dolfina. El clásico empieza a tenirse de verde.

Nadie oculta que el grand objetivo es llegar a la final de Palermo. Todavía falta para la gran cita del año, pero el partido que jugaron La Natividad y La Dolfina no tuvo nada que envidiarle.

La Natividad 10 vs. La Dolfina 9

Este domingo, la otra semi-final

The rival de La Natividad para la primera final de Triple Corona de 2022 surgirá del encuentro que sostendrán este domingo, en el Tortugas Country Club, desde las 16, Ellerstina y Cría La Dolfina (ESPN and Star+ television).

En la primera jornada, Ellerstina beat La Irenita 3 por 18 a 7, while Cría La Dolfina surprised La Irenita por 10-7.

This is how the teams will form this afternoon:

Ellerstina: Facundo Pieres, 10; Hilario Ulloa, 9; Gonzalo Pieres (h.), 9, and Nicolás Pieres, 10. Total, 38.

Cría La Dolfina: Rufino Bensadón, 8; Tomás Panelo, 8; Diego Cavanagh, 8, and Alejo Taranco, 8. Total, 32.

For the semifinal of the Copa Sarmiento (subsidiary), from 13.30 they will confront La Irenita and La Irenita III. Ya se clasificó para la final La Ensenada RS Murus Sanctusque ayer derrotó por 18 a 13 1/2 a La Irenita II.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *