He excelled in cinema and television in Argentina, but one day he left everything to emigrate with his family and was able to reinvent himself in Spain: how is the new life of Marina Skell | Crónica

Enter your passion for performance and a familiar dream: Marina Skellthe actress of the film Plata Dulce y de la popular tira Learn to live luego de dos éxits consecutivos conoció a su actual marido, tuvo cuatro hijos, y emprendió el cambio más drastico de su vida, Ya que se fue a vivir España hace más de años y dejó su prometedora carrera en nuestro país.

Criada en la ciudad de La Plata, Marina estudiaba teatro en aquella ciudad e iba a Buenos Aires todos los fines de semana a visitar a su abuela materna, Rosa Gasallaquien era tía de Antonio Gasalla y también su representative.

Concluida la secundaria, comentez a estudiar arquitectura e historia del arte, pero su abuela le aconsejó mudarse a Buenos Aires, si es que estaba decidida a dedicarse a la actiona.

Ya en la gran ciudad capital, y viviendo con su abuela, camenzó a bucear en el frenético y fascinta mundo del teatro, mientras estudiaba con Carlos Gandolfo y trabajaba como acomodadora en las funciones de Carlos Perciavalle y Antonio Gasalla.

Pero la historia cambió por completo cuando en el mismo teatro donde trabajaba escuchó que necesitaban un choro de tres chicas para un espectáculo de Perciavalle. That’s it formó parte de Aburrirse es pecado mortalen la temporada marplatense.

La carrera de Skell no se quedaría allí, porque luego llegó la televisión, formando parte de la exitosísima tira Learn to livela cual commenzo siendo un ciclo semanal emíto por Canal 9 y pasó a transmitarise daily por el furor que provocó en el public de todo el país.

In 1982, Marina interpreted Patricia Plata Dulce, a dramatic-historical comedy film with ample social criticism in the political and economic context in which Argentines lived for those years, directed by Fernando Ayala y protagonidad por Federico Luppi y Julio de Grazia. The film received the Cóndor de Plata a Mejor película en 1983.

Ese mismo año, la actress conoció a quien hoy es su marido: director and dramaturg Carlos De Matteis. Ambos participaban en una obra de Mauricio Kartun que se llamaba Hello Misterix, junto a Pipo Luque, Gustavo Garzón y Marita Ballesteros. The project never got released, but left one of the most important people in his life.

A solo two months from the beginning, la relación se casaron, y al poco tiempo tuvo a su primera hija, Catalina. Después llegarían Tomás, Olivia y Anastasia: “Eso atentó un poco contra mi trabajo, sobre todo en relación con lo que los produceres esperaban de una actress guapa que había sido revelación.” Ahora las cosas cambiaron, pero en ese momento frankamente atentó contra mi carrera”, recognized the actress during an interview a The Nation.

In the same sense, he emphasized the aesthetic demand required at the time of television actresses: “Tenés que estar divina, flaca, espléndida y yo había tenido dos crios en el termo de un año y poco más, y mi cuerpo se estaba recuperando”.

La arriesgada aventura de emigrar: su nuevo hogar en España

Because of the economic and social crisis that crossed our country in 2001, Marina and Carlos recorded the difficult decision to emigrate. Por una quesión de idioma, decided that the place would be Spain: primero llegó ella y, a los tres meses, desembarcó él.

Sus cuatro hijos They were then between 8 and 15 years old y llegaron a tierras europeas sin ningún tipo de trabajo, aunque contaban con pasaporte italiano, lo que les permitió insertarse en el mundo laboral legally y sin ningun tipo de inconpeione.

No solo el idioma los alentó a elegir España como su hogar, sino que un medio hermano de Marina ya estaba estabala there y Carlos tenía una alumna en Madrid que se había casado con un español que tenía compañía de teatro. Descartada Barcelona por su idioma catalan, Madrid se impuso como la option más conveniente para armar las valijas y rearmar sus vidas.

Marina Skell en
Mi madre, Serrat y yo (Instagram photo).

Apenas llegada, la artista se desempeñó de lo que iba a encontrando por el camino: trabajó en una inmobiliaria y después en una agency que vendía espectáculos a los teatros municipales.

Tras varios años ya installados en España, se asociaron con otro argentino y montaron una escuela de teatro, que no prosperó con demasiado éxito. Tras conocer a un alumno que trabajaba en el amíto empresarial, decidiron montar juntos Plot Pointuna escuela de teatro que actualmente cuenta con two rooms for 70 people and another for 45 y lleva adelante sus propias producciones; hacen expositions y conciertos.

Si bien Marina se encargaba de la parte administrativa de la institución, su costado artístico y actoral pedía a gritos volver a emerger. Una vez que la escuela commenzo a marchar como ella queria, pudo reencontrarse con la actura: hoy protagoniza Mi madre, Serrat y yo, que lleva 15 años en cartelera y fue escrita por su marido. Es un homenaje a Serrat basado en una historia entre madre e hija.

Marina Skell vive en España con su marido hace más de 20 años. (Photo: gentileza revistagodot).

In 2016, Skell participated María y los demás, tras hacer un casting en el que pedían a una mujer de entre 50 y 60 años con estilo de comedia. The film was presented at the San Sebastián Festival.

A más de 20 años de haberse ido del país, Marina se siente cada vez más lejos de Argentina, aunque recognose que extraña mucho a sus amistades: “Me voy enterando de las noticias más que nada por los amigos. Acá, o te adaptás o te volvés”, le dijo también a The Nationy reflected: “Nosotros pudimos porque vinimos con la familia, nos ocupábamos de los críos y no había tiempo para añorar.” Extraño la relación con la gente, aquí me costó mucho hacer amigos españoles”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *