Indonesia: the dramatic testimony of a football player who witnessed the tragedy

Continúan recogiendo datos y nueva información sobre The tragedy occurred in a game field in Indonesiaque según las autoridades locales dejó un saldo de 174 dead and 180 wounded como consecuencia de enfrentamientos entre hinchas de un equipo con la policía antimotines. Fue en el encuentro que Arema lost 3-2 against Persebaya Surabaya, por la liga de Indonesia, en el estadio Kanjuruhan, del distrito de Malang Regency, isla de Java. Luego del encuentro simpatizantes del equipo peredor ingresaron al campo de juego y fueron reprimido por las fuerzas de seguridad, que trataron de dispersarlos con lacrimogen gas, lo que generó una estampida catastrófica. Los jugadores del equipo local quedaron atrapados en el campo de juego e attemptaron socorrer a las víctimas.

Según el diario inglés The Guardian, The vice governor of Eastern Java, Emil Dardak, confirmed to the press that the number of dead rose to 174.

Ahora, surgen nuevos testimonios que permiten tener una perspective más certera de la tragedia. El futbolista Abel Bissa Camara, oriundo de Guinea-Bissau, brindó sus sensaciones al diario español Marca: “Hace dos semanas ya sabíamos que íbamos a jugar contra ellos, pero ni sus aficionados vienen a nuestro estadio ni los nuestros van al suyo. Durante la semana ya se hablaba mucho de este partido en nuestro estadio y de la rivalry, en toda la ciudad se hablaba de este party, ya que era un party que iba más allá de los 3 puntos, era un party de vida o muerte“, he started saying the frontman que se dempesca en Amera.

“Before the start of the party, there was much confusion at the entrance of the opposing team. Cuando terminó el partido los jugadores contrarios se fueron del estadio en coaches armored en unos 10 minutos. Meanwhile, nosotros fuimos pedir disculpas a nuestros aficionados porquedimos el derbi y fue en ese momento cuando los aficionados empezaron subir las vallas y la policía nos pedía que nos fuésemos para el costumerio por que podriano perder el control de la situation late or early” , continued Camara.

“Nos cerramos en el costumerio y los aficionados intendaron entrar allí, timovio que meter una mesa por dentro para trancar la puerta. Fue en ese momento cuando empezamos a escuchar gritos y tiros ya ver mucho humo. In addition, algunos aficionados consiguieron entrar en nuestro vestuario y acabaron por morir allí mismo”.

El relato del jugador se vuelve estremecedor: “When all the term comes lo peor, salimos del costumerio y empezamos a ver mucha sangre, zapatos, tenis, ropa por todos los sitios, los policías commentando que habien muerto dos compañeros. No le deseo esto a nadie. Estar allí dentro fue temer por nuestra vida y tener a 40 o 50 mil personas fuera queriendo nuestras cabezas”.

Así succedieron los hechos

Los incidentes commenzaron cuando miles de hinchas del Arema, fastidiados por la detrota, saltaron a la cancha. Los futbolistas visitantes la abandonaron tan rapidamente como pudieron. Los de Arema, en cambio, fueron incluso agredidos por sus propios hinchas. El partido se desarrolló en el estadio Kanjuruhan, que fue escenario de una verdadera battle campal entre los simpatizantes y la policía antimotines.

Hubo una primera consecuencia deportiva tras los incidents, luego de que los videos de la gente atrapada y herida en el estadio se hicieran virales: la liga indonesia Baru announced that the competition quedaba en pausa por siete días. “We announce the suspension of the parties for one week after receiving instructions from the president of the Indonesian Football Association. Lo hacemos por respeto y mientras esperamos el processo de investigation de los hechos”, said Akhmad Hadian Lukita, the president of the league. Y addedió en su comunicado: “Estamos preocupados y lamentamos profundo este incidente. Compartimos nuestras condolencias y esperamos que ésta sea una lección valuosa para todos nosotros”.

Además de la policía antimotines, en el estadio de la catástrofe hubo hombres de las Fuerzas Armadas de Indonesia, lo que da una idea de la violencia desatada en el coliseo deportivo. Persebaya, the visiting club that won the fateful encounter, published through its social networks the lament for what happened: “The extended family of Persebaya laments deeply the loss of lives after the Arema FC vs Persebaya party. Ninguna vida sola vale fútbol. Oramos por las víctimas y que las familias que quedaron atrás reciban fortaleza”.

Se trata, en definitive, de un episodio sin parangón en la historia de Indonesia. Y, además, el tercer acontecimiento deportivo en cuanto a víctimas fatales en la historia. Lo superan un partido del selección argentino de fútbol en Peru en 1964cuando una tragedia acabó con More than 300 peopley el encuentro entre Naples y Bologna del calcium italiano, en 1944que arrojó 152 deaths por un enfrentamiento entre la hinchada local y los efectivos de seguridad.

The president of FIFA Gianni Infantino, he qualified the events as “un dark day for all those involved in football and a tragedy beyond comprehension”. “El mundo del fútbol está en estado de shock”, he said. “I express my deepest condolences to the families and friends of the victims who lost their lives after this tragic incident.”

“Lamentamos este incidente… es un lamentable incident que ‘prejudica’ a nuestro fútbol en un momento en que los aficionados pueden ver partidos de fútbol desde el estadio”, said the Minister of Sports and Youth of Indonesia, Zainudin Amali, a la Kompas station. Meanwhile, Akhmad Hadian Lukita, president and director of PT Liga Indonesia Baru expressed his deep regret for the events and said: “We share our condolences and hope that this is a valuable lesson for all of us.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *