Inventó “2001: Odisea del espacio” pero temía encontarse con verdaderos extraterrestrials

Arthur Charles Clarke (Photo: Wikipedia)
Arthur Charles Clarke (Photo: Wikipedia)

Por estos días se recuerda, y hasta habrá quienes festejen, un cumpleaños ficticio. Se trata del de la computadora inteligente del film 2001: Odisea del espaciodirected by Stanley Kubrick. “Soy una computadora HAL 9000 – says the same machine in its monocorded voice – it started functioning in the HAL laboratories on January 12, 1992″.

En esa película, HAL is responsible for guiding the space ship Discovery to the orbit of Jupiter to investigate an “anomaly”: a monolith of mysterious origin. Así imaginaba el futuro el gran escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarkeen cuyos relatos -entre ellos El Centinela.

Si bien 2001: Odisea del espacio se estrenó hace más de medio siglo, las ideas geniales de Clarke se anticiparon con tal precisión a nuestra época que muchas escenas podridán haber sido filmadas ayer. Un ejemplo de esto son los paisajes lunares. The film was released in April 1968, that is, more than a year before humanity’s arrival on the Moon, which took place in July 1969. Although it is true that the various lunar probes took black and white photos de nuestro satellite, la exactitud con la que Clarke imaginó los paisajes para las caminatas lunares es realente asombrosa. The same is true for images in Jupiter’s orbit.

El mayor acierto de Clarke resides, sin embargo, en haber imaginado hace más de medio siglo el advance de la inteligencia artificial. En varios aspectos, la imaginación de Clarke fue aún más allá de los mejores programas de los que disponémos hoy en día. Si bien tenemos sistema como Siri or Alexa, capable of interpreting verbal orders and responding to them, no disponemos aún de ningún diseño capable of maintaining more sophisticated or profound dialogues. HAL 9000, la computadora inteligente que Clarke imaginó y cuyo aniversario inspira esta nota, resolvía órdens muy por encima de cualquier computadora inteligente de la actualidad.

Un photograma de
Un photograma de “2001: Odisea del espacio”, directed by Kubrick. (Moviestore/Shutterstock)

Esto se debe en parte al optimismo que reinaba en esa época acerca de la possibility de crear una computadora cuya inteligencia alcanzara o incluso superara la del ser humano. Sistemas tales como ELIZA, creado en los años previos al estreno de 2001: Odisea del espacio, propiciaban esa illusion. ELIZA parécia capaz de mantener conversaciones con humanos. Pero en los hechos, no era más que una torpe simulación que se limitaba a reconocer palabras clave ya responder vaguedades.

today la inteligencia artificial ha moderado siginificante sus expectativas. Para bien o para mal, los avances en esa disciplina están orientados a conseguir resultados concretos ya suplir la inteligencia humana en áreas specificas, no a imitarla ni a superarla. An example is the ChatGPT system, recently presented by OpenAI: si bien es capáz de generar textos notables, es notablemente incapable de pensar o interpretar los textos que genera.

Su funcción está basado en el procesosamento statistico de vastos repositories de datos. This is a common pattern of actual IA: what you don’t understand is the simulation based on statistics. En otras palabras: ChatGPT no entiende absolutely nada de lo que escribe. O mejor dicho, ChatGPT no es una entity como lo es una persona, ni siquiera una ardilla. Es una vasta red de parametres statisticos. In this sense, ChatGPT is a much more powerful and useful simulation than ELIZA, but it is a fin simulation. No hay “nadie” detrás de los textos que genera. I have no understanding of reality.

Las investigações prosiguen, y algún día lograremos quezá crear una artificial mind whose complexity and capacity se acerque al cerebro humano (oa HAL 9000). Pero es posible que eso tome siglos, o quizá milenios. Muchos researchers creen que llegaremos a crear computadoras tanto o más capas que los humanos, pero que estas jamás serán capas de pensar o sentir como nosotros. This, sin embargo, no otiene por qué impedir futuros avances.

Como dijo el matemático y experto en algoritmos holandés EW Dijkstra: preguntarse si las computadoras pueden pensar equivale a preguntarse si los submarinos pueden nadar. Sin duda logran desplazarse a través del agua, pero no de la manera en que lo haríamos nosotros. De igual modo, nuestras computadoras logran obtener soluciones a las que nosotros nos costaría llegar, ya velocidades que nos exceden por completo. But, according to Dijkstra, we should avoid metaphors based on human capacities or conducts to describe the functioning of computer systems. Es posible que estos nos alcancen y superen, pero following caminos muy distintos.

Los directors debieron enfrentar desafícios de igual profundidad hacia el final de la película. El guión establecía que debá producirse un encuentro con la civilization extraterrestrial. Pero Clarke y Kubrick no solo no encontraban la forma adequada para hacerlo, sino que además les preocupaba seriente que se produjera un encuentro con verdaderos extraterrestrials y que estos no coincidieran con lo que habian imaginado.

Stanley Kubrick adapted Clarke's work to cinema.
Stanley Kubrick adapted Clarke’s work to cinema.

According to Clarke’s record, Stanley Kubrick intended to contract an insurance policy through Lloyds to protect the las eventuales pérdidas que causaría la detection de una inteligencia extraterrestrial antes del estreno from the film. But Lloyds didn’t say anything. Decidieron entonces consultar a un experto y recurrieron a otra gran figura del siglo XX: el astrónomo Carl Sagan. Este les aconsejó que en lugar de retratar a los extraterrestrials del film de una manera precisa, lo hicieran de un modo abstracto. Clarke y Kubrick le hicieron caso y en lugar de imaginar la fisonomía de seres concretos utilizaron formas y colores para sugerir su presencia.

2001: Odisea del espacio tuvo varias sequelas en distintos formatos. The most worthy of mention is the film 2010: Odisea dos, que descifra muchos de los enigmas que habien quedado pendientes. Released in 1984, this sequel is also crossed by the geopolitical context of the Cold War. Aún en ese eje, alejado de su foco cientifico-tecnologico, Clarke logró acertarle une vez más al futuro: imaginó que en ese año, 2010, un presidente afroamericano gobernaría los Estados Unidos. Esto fue, en los hechos, exacta lo que ocurrió, ya que en 2010 el presidente nortemericano era Barack Obamawho ruled this nation between 2009 and 2017.

Menos surprising, ya que ambos films fueron concepciones en plena Cold War, es que Clarke haya anticipado también tensions bélicas entre Estados Unidos y Rusia. En una brevisima toma de Odyssey dos The camera shows a fictitious edition of the Time magazine that asks (como muchos annalistas hacen hoy a causa del enfrentamiento en Ukraina) if there will be a war between Russia and the United States. Un imaginario afroamericano presidente Milson dirige entonces el siguiente discourse a los astronautas norteamericanos:

“Traigo un anuncio muy difícil que hacer. Como saben, las cosas aquí en la Tierra no han andado bien. De hecho, han empeorado. Están peor, mucho peor. Los Estados Unidos han roto relaciones diplomaticáticas con Rusia. Todos nuestros embajadores han sido retiredos. All Russian diplomats have been expelled from the United States. Todas nuestras fuerzas están en alerta maxima. The Russian premier Ulanov has said that ‘technically’ our countries are in war”.

En el film, estas tensiones obligan a rusos y norteamericanos a separarse en sendas naves espaciales en orbit de Júpiter.

infobae

Las profecías tecnológicas de Clarke asombran hoy por lo exactas. Pero de major importancia aún son los dilemas éticos que dejó planteados. En 2001: odyssey del espacio, la computadora HAL 9000 es capaz de prodigios, pero también de arrebatos homicidas. Una serie de contradicciones en los datos que ha recibido lleva a HAL a asesinar a la crewación de su nave.

En una escena famosa, el astronauta Dave Bowman logra eludir sus trampas y reingresar a la nave. Logra luego acceder al interior de HAL 9000 y procede a disconnectar sus modulo de memoria, uno por uno, hasta que esta deja de funcionar. Hoy en día no cabe esperar que una computadora llegue a esos extremos, pero los interrogantes que planteaba Clarke en 2001 siguen valides: ¿qué es realente la intelligenia? ¿Hasta qué punto nos conviene que nuestros informatics sistemas imiten nuestra forma humana de razonar? Y finally: ¿qué tanto poder estamos dispositos a cederles a esos sistemas, a medida que debamos confiarles cada vez más tasks essentiales para el funcción de nuestra civilization? Todas estas preguntas cobrárán cada vez más relevancia a medida que HAL 9000 -y sus contrapartes de la vida real- sigan compliendo más y más años: ya estamos lánzos hacia el futuro.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *