La chica Bond que se negó a hacer un pacto con el diablo y ganar una fortuna

Entró a Hollywood por la puerta grande as a Bond girl GoldenEye (1995). It was the star of the original trilogy X-Men hasta el punto de convertir a su personaje en tema de conversación candente entre los fans de Marvel. Y aunque llevemos viéndola en series y películas desde hace uno años treinta años, practically no sabemos nada de ella. Una elección que Famke Janssen hizo conscientamente cuando su nombre comonez a circular por la prensa tras compañar a Pierce Brosnan in the role of 007 pero que, a lo largo del tiempo, ha acarreado sus consecuencias.

La chica bond

Irish actor Pierce Brosnan with Dutch actress Famke Janssen, protagonists of the film ‘GoldenEye’, 1995. (Photo by Keith Hamshere/Getty Images)

He was born in 1964 in Amstelveen, a municipality north of Amsterdam in the Netherlands, but left his family home at the age of 19 to move to New York and enter modeling. Su belleza no tardó en llamar la attention de marcas de moda como Yves Saint Laurent, Giorgio Armani, Victoria’s Secret o Chanel. Fue portada de revista de Elle, Marie Claire y Mirabella, pero entrados los 90 decidedi retirarse y, en cambio, estudiar escritura creativa y literatura en la prestigious Universidad de Columbia.

Sin embargo, su carrera dio un vuelco el día que aceptó ser la femme fatale Xenia Onatop en GoldenEye. Duebo a la elegencia y personalidad imponente que traspasa su presencia ante la camara, el papel parácia perfecto para ella: una asesina y piloto que destroza a sus enemigos strujándolos entre sus nalgas. El personaje creó los cimientos en los que se apoyaría la cara más comercial de su carrera, con personaje intensos, determinants y de una ferocidad indestructible. Like your version of Jean Grey X-Men que, para muchos (yo included), es la favorita de toda la saga mutante ya la que no se le hizo justicia al reducirla como mero interes romantic de Lobezno. O su papel de malhumorada ex de Liam Nesson en la saga Vengeance, la antipática mujer trofeo de The curse of Hill House he is a coach Nip/Tuck. However, pasar por el aro de James Bond suponía también una ventana abierta a la exposición pública que decided, desde esos inicios, mantener cerrada.

La película de Bond dictó gran parte de mi relación con la prensa”, he said in a recent interview for the British newspaper Independent. “Después de GoldenEye senti que me habien arrojado a los lobos” he continued, haciendo referencia a la invasión mediatica de los tabloides británicos en una era dominated por el periodismo intrusiveo que terminó hundiendo a News of the World.

“Era una avalanche de attention, buena y mala y todo lo demás. Me di cuenta de que todos los actores del mundo creen que pueden controlar a la prensa, pero al final la prensa siempre gana. Decidí que prefería ser menos famosa y hacer las cosas a mi manera confiesa a sus 58 años. Almost three decades later. Sin embargo, esa decisión colocó su perfil mediático en otra dimensión bajo el paraguas comercial de Hollywood. “Eso significa que no gano tanto dinero como otras personas. No salgo con gente famosa. No estoy en las redes sociales… [..] Pero la fama tiene un precio, y no estaba disponedo a pagarlo”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferences de privacidad

Es decir, a pesar de su talento y presencia arrolladora ante la camera, su decisión de alejarse de la exposición mediática se tradujo en menos ganancias que otros colleagues a la par. Una revelation que, en cierto modo, expone la relevancia que la industria termina dando a aquellos que se prestan a alimentar su imagen pública exponiendo destellos de su vida personal de alguna manera.

This is the prensa“recognize now. “Soy muy reservada y me di cuenta hace mucho tiempo de que no me gusta que la gente sepa nada sobre mí” adágíó para details specifically su lejanía de los medios. Si buscamos su nombre en Internet resulta casi imposible conocer nada de su vida más alla de las entrevistas que ha da lo largo de los años, sus trabajos profesionales o las photos de paparazzi que la captan en bicicleta o paseando a su perro hair manhattan De su vida actual sabemos poco y nada.

Además, recognose que su pasado como chica Bond y modelo suposo tener que derribar estereotipos dentro de la propia industria. No quería que la vieran como representative de meras etiquetas superficiales y se apuntó a todo tipo de proyectos y géneros. Hasta dirigíó una película en 2011, Bringing Up Bobby que no tuvo repercusión. Pero aun así la imagen persiste. Cuenta que hasta Harvey Keitel le pregunto si sabía poner la lavadora. “Crème: vengo de la nada” he responded “Me hice a mí misma. He limpiado baños, trabajado en bares… toda esta noción de que soy una estrella de cine glamorosa no es ni remotamente cierta”.

In this way, Famke Janssen decided that the fame was not worth the penalty and she sacrificed much money to change her life isolated from media scrutiny.. “Tomar un camino diferente fue una decisión muy consciente“, he added. “Tuve que crear longevity para mí y trabajar en mi oficio. Habría sido mucho más famosa y habría ganado mucho más dinero si hubiera aceptado lo que me dieron en esos momentos. Pero esa nunca ha sido la forma en que hago las cosas“.

Famke siempre intentó que las etiquetas no la devoraran. Lo hizo cuando dejó el modelaje para sacarse una carrera y cuando el eschito có có a su puerta como chica Bond. En 2018 reconoció a Fox News (via Business Standard) haber rechazado varios guiones después del éxito de la película de 007 precisely por no querer becoming a una femme fatale más del negocio. Por eso aceptó papeles en cintas independientes hasta llegar a X-Men, pero siempre manteniendo muy alejada del qué dirán sin revelaciones personales ni redes sociales. Y eso que ha servido como activista y representative de diferentes causas, desde PETA a su rol como embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas en su departmenta de lucha contra el crimen y las drogas.

Tampoco se ha salvado del sexismo, generando media titulares al contraatacar públicamente a Russell Crowe en 2015 cuando el actor dijo que sus colleagues de professione femeninas deriván aceptar su edad a la hora de criticar la falta de papeles. “Creo que encontrarian que la mujer que dice eso (que no hay papeles para mayores de 50) es la mujer que a los 40, 45, 48, todavía quiere interpretar a la ingenua. Y no puede entender por qué no la escogen para hacer de 21 años” said Crowe Australian Women’s Weekly (via Yahoo!). This did not send anything good to several actresses, like Meryl Streep, Jessica Chastain and her own Famke, who did not cross their arms and criticize the words of the star. Gladiator. “It’s interesting” contested Janseen when he asked them about the issue in the New York City carpet V3nganza. No recuerdo que él sea mujer” adágíó, evidenando que, como hombre de Hollywood no puede comprender en carne propia la phobia contra la edad que ha persegido a las mujeres de la industria. Volvió a hablar de sexismo in 2016 when his male companions from the X-Men saga, Patrick Stewart and Ian McKellen, reappeared interpreting their versions in different stages of life in the mutant reboot (while James McAvoy and Michael Fassbender represented them in años 1970s), pero a ella nunca la llamaron (The Guardian).

But even so, with his exposed opinion, Famke Janssen never entered the rodeo as a media personage. Dice lo que piensa y luego se aparta. Algo que se ha traducido injustamente en menos ganancias para ella, confirmando con sus palabras la noción de que la industria valoría más la popularidad viral que el talento profesional.

More stories that may interest you:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *