La dama que le saca música al tesoro del Sagrado Corazón

Del otro lado de las pesadas puertas hay sol, hay viento y hay ruido. De éste, un olor a madera que remite a libros oa barricas; algo así como a un perfume del tiempo. La luz es la que tiñen los vitraux. Y, en el centro de la escena, como un rey mute y olvidado, el instrumento guarda silencio bajo la tela con arabescos de su funda. En su voz hay tantos timbres como orquestas enteras y ojos que lo adivinan sin verlo, desde la nave principal de las iglesias.

Silvia Abiuso enciende las luces en el primer piso de la basílica del Sagrado Corazón de Jesús y se acerca como de memoria a ese tubular organ que toca desde hace de tres decasas. Today she is 58 years old, she is a teacher and one of the few organists in La Plata, despite the fact that local history is connected with these instruments: several were installed a few years after its foundation, in 1882, and between 1900 and 1930. la ciudad acuñó un verdadero patrimonio organístico.

La historia de Silvia también se enredó desde early con este modo de executor y escuchar la música.

“I tried to study piano at the Gilardo Gilardi conservatory when I was 15 or 16 years old,” remembers Silvia, “but in the second year I had maestro Carlos Bellisomi” (ver aparte), who infected me with the passion for this instrument and the impulse. a pedir que le permitieran estudiarlo antes de tiempo, ya que le exigían “una cierta quantity de años aprobado en la carrera”. El “sí” de las authorities le cambió la vida para siempre: “Me enthusiasé tanto que me dediqué a esto”.

“Únicos e irrepetibles”

Hacia 1985, Bellisomi -professor during 60 years in the Cátedra de Organo del Conservatorio -convocó a su puñadito de alumnos a tocar en las misas del Sagrado Corazón, en diagonal 73 y 9, para que puedieren estudiar con otros organos que fueran el electrónico con el que practicaban en el Gilardo Gilardi. “Buscábamos organos tubulares -suma Silvia-; particularly fui varios años a Nuestra Señora de la Piedad, la iglesia del Seminario Mayor”.

“En ese momento no éramos más que cuatro o cinco alumnos”, remembers Silvia (she received it in 1990), número que el paso del tiempo no alteró demasiado: “Actualmente seremos en La Plata cinco o seis organistas”. Abiuso adjudicate esto a varios factores: “No se conocen las characteristics del instrumento; es muy difícil de tocar, ya que hay que leer tres pentagramas de manera simultaneousa y coordinater las manos con los pies; y, para estudiarlo, por lo general hay que ir a las iglesias”, lo que demanda tiempo y traschos para hacer las practicas varias veces por semana.

The organ is one of the oldest instruments. It is believed that their predecessors were built in ancient Greece, in the third century BC. “Es un instrumento de viento, tiene un fuelle que transmite el aire de manera constante a las distinta familias de tubos”, explains Abiuso; algunos de los cuales “son de madera, otros de metal, algunos están tapados, otros abiertos. The majority of the organs tienen muchos rangos, con distintos timbres, tonos y volúmenes que el executante puede usar individually o combinados, mediate controles llamados registros. “Esas familias de tubos reciben distintos nombres y son las que le dan las characteristics al instrumento para que suene; no es simplemente city una tecla. Tiene que accionar un registro para que, a través de un mechanismo de transmission neumática, electromecánica o mecánica, el aire llegue a los tubos y suene. Esa combinación de tubos y de registros es lo que le da la sonoridad tan amplia”, que imita flautas, trompetas, oboes y tantos otros, completa la organista. Por eso, suele decirse que executor un órgano es como tocar una orchestra entera.

Un organo de tubos tiene uno o más teclados y una pedalera. Y cada teclado controla su propia division o grupo de registros. The execution requires three pentagrams, “one for each hand and one for the feet, because the pedal, which is played with tacos and puntas, generally in the key of F, has keys for all una chromatic scale”, explained Silvia.

Silvia está convencida de que cada uno de estos instruments es único e irrepetible

The organ Laukhuff del Sagrado Corazón de Jesús was installed in 1917 in the tribune of the first gallery, arriba de la entrada main del templo, and was inaugurated on June 29 of the same year. Sin embargo, se calcula que es uno de los más antiguos entre los cinco tubular organos de La Plata, ya que no se compró directamente en la fábrica, si no a un particular. “Posibly sea de fines del siglo XIX”, estima Abiuso, convencida de que cada uno de estos instruments es “unico e irrepetible”, porque “cada fábrica lo contruje según la acoustica y las condiciones arquitectónicas del sitio donde va a estar emplazado”.

Desde las entrañas

Silvia invita a escuchar el instrumento y observar cómo “respira” su fuelle mientras ella executa con las manos y los pies. Después, with the help of a chair, we climb up to the “entrances” of the organ, to see what we don’t see: the tubes of different sizes, shapes and materials that make music possible, as long as they are kept clean. y afinados. El mantenimiento, dice Silvia, está a cargo del organero y requiere que se haga una vez al año, por tratarse de instrumentos únicos y costosos. “Si se rompe es muy difícil de repair o comprar uno nuevo”, pointed out the professor. In fact, of the 6 that have been installed in the city, only two are in full operation – the Sagrado Corazón and the Catedral-, while the Puesta a punto de San Ponciano, for example, would demand between 4,000 and 6,000 dollars. (see apart).

En este lado del mundo no habitan los ruidos ni las luces del afuera; una pieza de Bach se derrama hacia el altar; el golpeteo de los pies en los pedales no llega más allá de la tribuna, en lo alto. Ahora, es el turno del hit de todos los tiempos, el que se recónica desde el primer acorde, aunque en esta mañana de viernes no haya una mujer en la puerta, ni un hombre esperándola en el altar.

A partir del siglo XII, el organo se conviro en el instrumento ecclesiástico privilegiado, se supone, por la majestuosidad y solemnidad que les confiere a las ceremonias y al culto religioso.

“Desde sus origenes estuvo ligado con la iglesia y la liturgia -confirma Silvia-, pero también hay theaters y salas symfónicas que tienen organos de tubos imponentes, porque es un instrumento y como tal hay conciertos para organos y orchestras y para compañera grandes choros” . Menciona como ejemplos el del CCK y el Walcker que funciona en el auditorium Juan Victoria, de la Universidad Nacional de San Juan, sin pasar por alto que en el país hay una gran variaede de instruments de diferentes nationalidades -made in German, French, English , italiana or dinamarquesa-, cada uno de los cuales tiene caracteristics que los hacen buenos y únicos. Por eso mismo es que Abiuso se resiste a definir el mejor entre todos los que ejecutó.

“Ninguno te deja de surprender; a simple Italian organ, con un solo teclado y poca pedalera puede tener fascinating registros que hacen sonar maravillosamente la música, mientras que otro con tres teclados, monstruoso, tiene una sonoridad exquisita”.

De Mendelssohn a los Redondos

For its German origin, the organ of the Sacred Heart is ideal for a repertory of French music in its romantic period, says Silvia, mentioning authors like César Franck; Alexandre Guilmant and Françoise Clement Dubois; pero “también tocamos otros, porque existen cinco siglos de composiciones specificas para el instrumento, desde el renaissance hasta ahora”, realized “with otras sonoridades y con otras tecniques, pero con el mismo interes”.

En sus más de 30 años como litúrgica organista, Silvia tuvo que lidiar con reclamos llamativos. “Para un casamiento me pidieron que tocara los Redonditos de Ricota”, cuenta, requerimiento al que no pudo accesser porque “no es una música appropriada para un acto religioso, aunque hago concesiones”, admite. How? “Primero toco lo formal, pero después de la main marcha de salida, toco algunos acordes de lo que me piden”. Aunque aclara, para quienes no lo appan, que el repertoire para organo es muy rico y variado, “más allá del Ave María y la Marcha Nuptcial”. Solamente hay que escuchar y elegir.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.