La durísima crítica de la prensa francesa hacia Dibu Martínez por sus gestos hacia Mbappé

En la noche del domingo en el estadio de Lusail, en medio de los desforados y emocientos festejos de la selección argentina tras vencer a France por penales y quedarse con su primer Mundial en 36 años, hubo otra imagen que dio la vuelta al mundo. Kylian Mbappé, the outstanding figure of the party and the author of the second hat-trick in the history of the finals of the World Cup, sat on the field of play, stunned for having done everything humanly possible to defend the title of 2018 in the 3-3 final, but aún así quedarse a las puertas. En cuclillas lo consolaron dos personas, el presidente de su país, Emmanuel Macron, Emiliano Martínez, el arquero al que le había convertido un total de cuatro veces en la jornada, pero cuyo rendido en los penales le negó la corona. Mbappé included parécia prestarle mucha más atención a lo que le decía el arquero que el mandatario.

Al momento en que surgió la imagen, pocos minutos después de que culminara la definition, el gesto del “Dibu” elicited some praise in the international press, por tratarse de uno de los pocos jugadores rivales de los que se supo que fue hablar con la estrella de PSG. Pero esa buena voluntad no duraría much más que algunos minutos: todas las situations que protagonizó Martínez a partir de ahí fueron motivo de feroces críticas por parte de la prensa francesaal punto en que la cadena de medios TF1 ya lo catalogó como “el argentino más odiado de Francia“.

Son varias las razones que listan los Europeans para semejante negativa reacción hacia el arquero de Aston Villa. The logical series is in chronological order: the beginning was given at the moment of the award of the FIFA awards, in which Martínez, awarded with the golden glove, shared the stage with Mbappé (gold boot), Enzo Fernández (major jugador joven) y Lionel Messi (balón de oro del torneo), cuando justo antes se había llevado el trofeo a la entrepierna, en un gesto que replicó lo que hizo cuando obtuvo el mismo recognition en la Copa América 2021. En Francia eso se interpretó como una falta de respeto, considerando que se se trataba de una burla hacia el equipo perdedor en general y su número 10 en particular, y lo catalogaron de “indecent“y”obscene“.

Pero si ese gesto podía justificarse como una broma generalizada y no una specifica mofa sobre el rival, esa “buena voluntad” se disipó en el costumerio argentino, en donde hubo dedicatorias de todo tipo contra la selección francesa. Uno de los más resonantes fue, sin duda, cuando Nicolás Otamendi subió a sus historias de Instagram un video d el plantel argentino, haciendo una ronda, inició un cántico de “a minute of silence“que fue immediately succededa por una voz que se lo dedicó a “Mbappé is dead“. ¿De quién fue esa voz? Del “Bubu”.

Pero la gota que rebalsaría el vaso para la indignación generalizada de los medias franceses llegó cuando la selección arribó a Buenos Aires para festejar el championship mundial. There, in the short tour that he made the micro with the world’s champion players, one of the more than 5 million hinchas concentrated atinó a arrojarle a Martínez un bebé con una cara de Mbappé pegadael cual el arquero usó para volver a cantar la misma canción que sonó en el costumerio y hasta repeater el gesto que hizo con el guante de oro. His conduct then of the “insultante” era is even considered to be “ensombrece su Mundial”, while he is the former French champion in 2018 Adil Ramique ya había expresado su reprobación al behavior de los jugadores Albiceleste en la previa, aprovechó para fustigar al “Dibu”: “Emiliano Martínez es la mayor m… en el mundo del fútbol. El hombre más odiado. The golden glove was for Bono”, he published on his account on Instagram, pasando luego to record the performance of the striker in the final of Qatar: “Mbappé traumatized so many Argentines that they celebrated their victory against our prodigy more than having won the World Cup“.

It is noteworthy that these demonstrations of animosity towards Mbappé, in a certain way similar to what was seen at the end of the quarter-final against the Netherlands, have an origin in some declarations of the number 10 that resonated with the Argentine public in general and los jugadores en particular: “La advantage que tenemos aquí.” [en Europa] es que siempre jugamos parties de mucho nivel cuando llegamos a la Copa del Mundo, estamos listos. Argentina and Brazil don’t have that”, había evaluado hablando con TNT Sports Brasil. “In South America football is not as advanced as in Europe. Y es por eso que cuando mirás las ultimas Copas del Mundo siempre son los europeans los que ganan”, he asserted.

En Latinoamérica, esa frase se interpretó como un attack a las eliminatorias sudamericanasconsidered by figures of the caliber of José Mourinho as the most difficult in the world, and Martínez was the only one who questioned the PSG player about his perceived ignorance:Bolivia en La Paz, Ecuador con 30 grados, Colombia que no podés respirar. Francia juega siempre en canchas perfectas, mojaditas”, said TyC Sports. “No tiene idea de lo que es Southamerica“.

There were also those who mentioned examples of other celebrations of champions of the world in the past, like the “gaucho” dance in Germany in 2014 (which in Argentina was also interpreted as insulting), to explain that what was done by “Dibu” is part del folklore del fútbol. No obstante, para la prensa europea esa polemica no constituyó una sufficiently serious provocation como para justifyar sus attitudes después del triunfo, al punto que un pasado en la television de su país, Karl Olivellegó incluso a decir que la FIFA le debiere haber retired el glove de oro por los incidents. TF1, for its part, concluded its vision of Martínez with a categorical juego de palabras con su podo: “Un agitador que se ha convertido en su propia caricature“.

THE NATION

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *