La ex N°1 que es fan de Messi y usa la camiseta de PSG: cómo superó los años de obscuridad para volver a brillar en Australia

Victoria Azarenka alcanzó la cima del tenis en 2012. Con un estilo furioso y valiente, la bielorrusa won his first Grand Slam, el Abierto de Australia, y repitió la conquista en el Melbourne Park una temporada más tarde (in 2013). Durante ese periodo, en tiempos glorioso de las hermanas Williams y Maria Sharapova, fue -a una escala menor- una de las dominadoras del circuito femenino. Se sostuvo en lo más alto. He lived the happiest day of his life on December 19, 2016, with the birth of his son, Leo. Pero al poco tiempo se divorció de su marido (Billy McKeague), entró en una dramatic legal battle por la custodia del chico y se derrumbó anímica y deportivamente.

Dejó de competir con la frecuencia que una tenista de elite responde. Esos pocos partidos que jugó, en 2018, fueron cerca de California: la justicia había decidido que, hasta que no trámites de la separación, el pequeño Leo debia permaneran en Los Ángeles, la ciudad en la que sus fathers habien fijado sus domicilios . Vika rechazó invitations a los torneos y fue perdiendo ranking. Terminó 2018 en el puesto 51°. Poco a poco, en la medida que los asuntos peréfiricos al tenis se fueron solucionando, fue acomodando su juego. Se la empezó a ver sonreír, compañada por su hijo en los torneos. In 2019, in Monterrey, there was a final after three years. In 2020, he won the title of four seasons (in New York, el Western & Southern Open), returned to the Top 20 and finished 13th in the ranking. Tras la oscuridad, volvoí a sentirse plena y, sin la continuidad de otros tiempos, otra vez se mostró peligrosa.

The Belarusian tennis player Victoria Azarenka will return to the semifinals of the first Grand Slam calendar for a decade
The Belarusian tennis player Victoria Azarenka will return to the semifinals of the first Grand Slam calendar for a decade
WILLIAM WEST – AFP

Los fríos números dicen que hoy, a los 33 años y siendo la 24a. from the ranking, the player born in Minsk will return to play in the semifinals of the first Grand Slam of the calendar for a decade. Defeated one of the top favorites, the American Jessica Pegula (3rd), by 6-4 and 6-1, in the top 5 major from the semi-finals of the US Open 2012 (vs. Sharapova) and will face for a place in the final of the current Wimbledon championship, the Kazakh Elena Rybakina (25°). Si Vika lograra el trofeo Norman Brookes Challenge would be superando una marca valide desde la deca del ’40, cuando Nancye Wynne Bolton ganó Australia en 1940 y 1946, hasta aquí el major lapso de años entre un título y otro.

The professional success did not make Azarenka (winner of 21 titles and with more than US$ 34 million in official prizes) live in a bubble. Pasional y terrenal, siempre se caracterizó por mostrar sus sentimientos e involucrarse en differenti social situations. Lo hizo en los tiempos en los que estaba aturdida y practica no podía jugar por el conflicto que mantenía con su expareja. And he did it last year, when the Russian military invasion of Ukraine also put him in the center of the scene, as did all the players in Belarus (a country allied to the government of Vladimir Putin). Vika, que en los cuadros de los torneos aparece sin bandera (“punishment” that the ATP and the WTA les imposed on the Russian and Belarusian players), se broke in the middle of a party last March, in Indian Wells, sin algungo motivo apparent “I am saddened by the actions in Ukraine. Es discorazonador ver cómo tanta gente inocente ha sido afectada y lo continuea siendo, afectada por la violencia”, confessed Azarenkaen línea con otros tenistas de Rusia y Belarús que se opusieron a la guerra iniciada desde el Kremlin.

Azarenka, con la camiseta de PSG, en honor a su devoción por Lionel Messi
Azarenka, con la camiseta de PSG, en honor a su devoción por Lionel MessiDAVID GRAY – AFP

“El miedo y la ansiedad van conectatos, no existe uno sin el otro. En mi caso, cada vez que pisaba una cancha de tenis se despertaban estos dos sentimientos. Me sucedía en momentos de pressure, en situations de mucho stress”, revealed Azarenka, más liberada. Pasó el tiempo de sufrir y de romper racquetas; recuperó la alegría de jugar. Pero, ¿cuál era la naturaleza de ese miedo que mencionó? “El miedo a fallar, básicamente. No poder hacer lo que queria. Inconscientemente, esto te impide lograr lo que querés. No me sentia comoda y me asustó”, added Azarenka, a fervent admirer of Lionel Messi since more than a decade ago.

“Messi te amo para siempre”escribió la europea en su cuenta de Twitter el último 18 de diciembre, tras el título mundial de la selección en Qatar 2022. Photographs de ella con la camiseta del selección national, imágenes de sus uñas pintada de celeste y blanco, y hasta dedicated messages archer Dibu Martínez (“Martínez you are a boss”) son parte de sus publications. Durante este Abierto de Australia ingresa en los partidos con la camiseta de…, París Saint-Germain (tiene el same sponsor de indumentaria que el club francés donde actua Messi, aunque su elección va más allá del contrato).

Sanguinea, en algún momento fue señalada por una porción de los fanáticos del tenis que entendían que a veces fingía lesions para desconcentrar a sus rivals. Hoy, desde otro lado, Azarenka censura aquellos señalamientos (injustos, según dice) y hasta se solidariza con Novak Djokovic, que, en estas horas de Australia, jugando con un bandage en el muslo izquierdo, dijo: “Nadie questiona las lesiones de otros, sólo las mías.” Que sigan dudando los que quieran hacerlo. Cuando otros caen lesionados, son las víctimas, pero si se trata de mí, entonces estoy fingiendo. Me parece interesante… No necesito probar nada a nadie”.

“La gente decía que estaba haciendo trampa, que estaba fingiendo, que estaba tratando de hacer que mis opponentes perdieran la concentración -aseveró Azarenka, tras vencer a Pegula-. Es una tontería comparato con mi verdadero carácter. Pero tiñerrian que conocerme para saber eso. He escuchado tantas cosas negativas que la duda finally se ha installedo. Pero ahora no me importa. Cada vez tengo más confianza en mí mismo. I am in peace”. Se nota y lo derrama en el court.

El resumen de la victoria de Azarenka

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *