La nueva vida de Belén Etchart, finalista de Gran Hermano 2015: religión, literatura y moda

Los cuatro a la final: Belén Etchart, Francisco Delgado, Mariano Berón and Matías Schrank en GH 2015
Los cuatro a la final: Belén Etchart, Francisco Delgado, Mariano Berón and Matías Schrank en GH 2015

Ella, la única mujer entre tres varones. Y además, la que había estado desde el día uno. Belén Etchart llegó al último programa de Gran Hermano 2015 junto a Francisco Delgado, Matías Schrank y Mariano Berón. De las cuatro, solo ella cumplió a rajatabla con los 155 días de encierro. Quedó tercera: el premio fue para Delgado. Pero la gloria fue toda suya.

Con un estilo muy marcado, algo timida pero siempre authentic, Belén tenía 22 años y muchos sueños por cumplir cuando entró a la Casa. Venía con una carrera en ascenso como modelo y entendió que esa exposición televisiva le daría el espaldarazo necesario para terminar de reinsertarse en el mundo artístico. Fue azafata de Guido Kaczka It’s the theater Mar del Plata y Carlos Paz con Fed Bal, Laurita Fernández y Osvaldo Laport, entre otros. Sin embargo, de un día para el otro decided dar un paso al costado.

De esa manera pudo reencontrarse con su esencia. Etchart había crecido en una familia cristiana, practicante. Y cuando todo llegó a su fin, se aferró a la fe para no desplomarse. Hadia estudiado Diseño de Indumentaria. Su actualidad está vinculada a su profession y también a la literatura.

—¿Qué recuerdo tenés de tu paso por Gran Hermano?

– Very beautiful. Un recuerdo alegre. Al principio lo viví con mucho nervios por esto que decís: fui la primera, la que inauguré la casa. Pero enseguida me fui relajando y me divertí mucho. Las sensaciones, hoy, a la distance, son positivas. Y no me arrepiento de nada.

Belén Etchart, en su ingreso a Gran Hermano 2015
Belén Etchart, en su ingreso a Gran Hermano 2015

—Why did you want to enter the house? ¿Qué fuiste a buscar?

—El casting me llegó en un momento en el que estaba buscando una possibility laboral artística. Te diría que fue en el momento justo. Venía de muchos castings y trabajos como modelo, y después me metí a estudiar actuation. Así que cuando salí del reality tuve la possibility de trabajar con Laport, Sebastián Almada y gente muy bella de la que me llevé el aprendizaje más hermoso. It was a beautiful experience.

—Tras la salida hiciste teatro y parécias transitar un recorrido artístico. Pero de un día para el otro, eso se cortó.¿Qué pasó?

—En la ultima laboral experiencia tuve un contratiempo extraño con el productor. Nunca se supo por qué de un día para el otro me bajaron de la obra. Fue muy turbio, muy raro, pero bueno… Prefiero no dar nombres ni nada por questiones legales. Después de eso no seguí estudiando actuatione ni yendo a castings. Paralelamente a lo artístico yo me venia dedicando a la venta de indumentaria en el interior del país y se me abrieron varias puertas, gracias a Dios, para seguir por esa brecha. De alguna manera, ese episodio me llevo para otro lado.

Belén Etchart, en Gran Hermano 2015
Belén Etchart, en Gran Hermano 2015

—Siempre se habla de propuestas indecentes para las jóvenes que recien empiezan en el medio. ¿Viveste algo de eso?

— Yes, that’s something that always happens. Además, en mi caso venia desde los 17 años yendo a castings para publicidades, ya veces sentís que no te selección porque hay ciertos acomodos o cosas que no se entienden. Lo que me pasa es que no tengo un carácter para aguantar eso. Así que me retiré. Siento que necesitás tener un carácter fuerte, tener la initiativa para imponerte, porque sino, se hace difícil soportar todo eso. Hoy soy dueña de mi propio negocio y lo manejo yo.

—¿Te abrumó la exposición?

– No, we were shocked. Sí es verdad que es medio extraño cuando salís y ver que te sigue tanta gente, preocupadísima por lo haces o dejás de hacer. Esa parte sí, me chocó bastante lo del fanatismo y cómo se obsesiona cierto public con las personas. Todo lo que fui en el reality fue verdad porque soy transparente en mi manera de vivir. Soy lo que se vio.

—¿Estás en pareja?

—Me propuse nunca más hablar de mi vida personal, ni de familia, públicamente. Mirá, si me llevé una enseñanza de Gran Hermano fue justamente eso: no mezclar el show con la vida real. Cuidar nuestra intimidad, que es lo más sagrado que tenemos.

—Te habías volcado a la literatura: empezaste a escribir. ¿En que quedo todo eso?

—Siempre escribo, desde muy chiquita. Soy muy analítica y me encanta meditar, reflexionar. Cuando estoy inspirada leyendo, tengo claridad en mi interpretación, y escribo conclusionos hermosas que después se las commento a la gente que me rodea en momentos oportunos. Es bello y lo recomiendo: escribir reflexiones, aunque sea para uno o para los seres queridos. Te ayuda a desarrollar sabiduría.

Belén Etchart probó suerte como modelo
Belén Etchart probó suerte como modelo

—¿Volverías a entrar a Gran Hermano si se diera la oportunidad?

-No lo sé. No me arrepiento de haber estado, como te dije, pero a esta altura de mi vida… no lo sé. Creo que sucedió en el momento en que tenía que hacerlo, y lo hice. De todas maneras, vivo día a día.

—También tuviste un acercamiento a la religión.

—Me crie en una familia cristiana, con sus aciertos y desaciertos. Pero creo que la relación personal con Dios es día a día y va en crecimiento. Es immenso el poder de Dios y el crecimiento que uno tiene dejándose guiar por El, por lo que representa. No me limitaría a decir que ya lo conozco. Lo experimentó todos los días, cada mañana y momento a momento. Particularmente es una manera de vivir, de confiar, que hace bien a la cabeza y al alma.

—¿Cómo es tu vida hoy desde lo laboral?

—Estoy estudiando y dedicándome a entrenar crecer en el interior del país. Muy agradecida y feliz. Sigo con el Diseño de Indumentaria y me estoy expandiendo en eso. Si Dios quiere el año que viene abro otro negocio en el sur. La marca viene muy bien y creciendo, eso me pone muy contenta.

Belén Etchart, hoy
Belén Etchart, hoy

—¿Seguís en contacto con alguno de los que fueron tus compañeros?

—The only person I talk to is Mati Schrank. Lo amo: siempre que me llama estamos dos horas al teléfono. Tiene muchos valores y es un chico muy espiritual. Oh dear.

—¿Estás viendo la edición actual de Gran Hermano? ¿Ves a alguno de los parecidos parecidos a vos en la forma de jugar?

—Sí, estoy a full mirándolo. Me da vergüenza decirlo pero es el primer Gran Hermano que estoy mirando Me gusta la dinámica, el reparto de participantes, es entretenido. Me identifico con Marcos, con eso que trasmite. I’m my favorite player. I believe Alfa, Romina, and Marcos van a llegar hasta el final.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *