La pregunta de un diario frances: “¿Por qué los futbolistas argentinos son tan odiousos?”

Emiliano Martínez, apuntado por sus gestures en los festejos de Argentina champion (AFP)
Emiliano Martínez, apuntado por sus gestures en los festejos de Argentina champion (AFP)

“Hay que saber perder con dignidad, pero ¿también hay que saber ganar?” Respecto a esta pregunta, no estoy seguro de que los Argentinos tengan la respuesta”.

Con esa frase begins el artículo escrito por Víctor Cousin en Le Parisien y que busca explicar por qué los jugadores argentinos cuando festejan suelen entonar canciones y realizar gestos que para el periodista no condicen con el espíritu deportivo. Ante esto, el cronista consulted a experts que lo ayudan a entender este phenomenó que, según él, es exclusive de la euforia albiceleste.

En la nota, se indica que “los jugadores de la Albiceleste no han destacado realente por su clase” y que entre la algarabía han insultado y realizado provocaciones de todo tipo sobre todo contra sus colleagues franceses, quienes fueron derotados en la gran final de Qatar. Además, se apunta directamente contra It’s happening Martínezsobre todo por su gesto al recibir el Guante de Oro y por haber atrapado en el bus de los campeones un muñeco bebé con la cara de Mabppé: “He is only the symbol of all the Argentine team that regularly goes beyond the limits”.

En el artículo publicado este miércoles en el portal galo recuerda que después del partido ante Países Bajoslos jugadores de la selección argentina se burlaron de los neerlandeses y que Lionel Messi fue a increpar a Louis van Gaal y luego llamó “bobo” al delantero Wout Weghorst, autor de dos tantos en ese encuentro. Although -llamativamente- el journalista no hace allusión alguna a las provocations de los futbolistas europeos en aquel momento ni a las declaraciones del trainar del combinado naranja que provocaron la reacción de La Pulga.

Before this panorama, the journalist consulted an expert to resolve the question raised in the title of his article. The university professor Fabien Archambault, a quien se lo presenta como un “especialista en cultura deportiva argentina”, aportó su mirada: “Existe este deseo de ganar y de humillar incluso al opponente. Es una cultura futbolística muy poderosa. Se exacerba el culto a la victoria. Francia puede vivir sin ser championa del mundo. (Para Argentina, perder) Habría sido una verdadera tragedia nacional”.

infobae

Cabe aclarar que en el article no se hace mención del gesto de It’s happening Martínez con Mbappé, a quien consoló después de la consecración de la Argentina. Tampoco de cómo los futbolistas albicelestes se beportaron tras ganar la Copa América 2020, cuando se quedaron varios minutos charlando con Neymar, ni cuando Messi le pidió a sus compañeros no cantar canciones contra Brasil en el cásped del Maracaná.

The Professor of Contemporary History who conducted a doctoral thesis on “Football and Politics in Italy” at the University of Grenoble II assured that these feelings are elevated in football: “It is linked to the importance of football, an inseparable element of its identity as a country . Por lo tanto, terminamos creando oposiciones binarias. Sad or dead. Todo es bueno para vencer al opponent. Los argentinos no sienten que van demasiado lejos, porque así viven el fútbol en el día a día“.

The former Argentine soccer player Renato Civelli, who acted as defender of Nice and the Olympique, explained in the same note that in reality during the festivities the players and the Argentine fans usually sing songs that in reality are part of the culture and that they do not usually accompany con acciones o que muchas veces ni siquiera comparten sus ideales. Aunque, sí reconoció que para los Argentinos ganar es muchas veces tan importante que puede llevar a “hacer cosas inapropiadas” a los jugadores.

En este sentido, Archambault explica que durante un festejo, suele haber excesos: “Para ellos, no es tan malo. Podemos interpretar esto como mal gusto, vulgaridad o inclulo racismo. En Argentina, while it is mantenga en el marco del fútbol, ​​se tolera y hasta el público argentino lo espera”, siempre y cuando no se exceda más allá de una canción o un gesto.

While the French media continue to try to explain the passion with which football is lived in Argentina, in Buenos Aires more than five million people came to receive the champions on Tuesday. la capital en helicopter. Fueron 36 años de espera para conseguir la tercera estrella y la explosion de alegría fue tal que las calles se plagaron de almas albicelestes. Pese a los incidentes que empañaron la celebration, el pueblo aún sigue de fiesta.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *