La repression en Perú sumó otras doce muertes | The president Dina Boluarte pule su alliance con el fujimorismo prohibiting the entrance of Evo Morales to the country

Página/12 en Perú

From Lima

Este lunes fue un nuevo día tragico en las mobilizaciones populares contra el gobierno de la presidenta Dina Boluarte y el Congreso que controla la derecha. La represión a las protestas ha dejado al menos doce muertos por disparos de la policía en la región altiplánica de Puno. Desde que las protestas se reanudaron el 4 de enero, Puno es el epicentro de las majores movilizaciones, pero no el único lugar donde se vienen dando. Al cierre de esta nota continuaban alli los enfrentamientos y las mobilizaciones massives.

Gran cantida de protestantes rodearon el aeropuerto, cerrado desde hace días. Estas son las primeras muertes desde el reinicio de las protestas en enero. En diciembre hubo 28 muertos, 22 de ellos por disparos del ejército y la policía. Y hubo 485 heridos, según un reporte de la Defensoría del Pueblo.

Hay mobilizaciones en varias ciudades y este lunes fue cerrado el aeropuerto de la region Andina de Ayacucho por las protestas. Diversos bloqueos se mantinten en más de cincuenta puntos en carreteras de todo el país. Un recién nacido falleció cuando la ambulance en la que era trasladado no pudo pasar un bloqueo. In the last days, more than 300 arbitrary detentions were reported in Lima.

En este contexto de agudización de las mobilizaciones, este lunes el gobierno decided to prohibit the entry into the country of the former president of Bolivia, Evo Morales, accusing him of promoting protests in Puno, the border zone with Bolivia. También lo señalan, sin argumentos serios, de apoyar supuestas intenciones separatistas de las poblaciones Andinas del sur. A Morales qualified him as “a threat to the internal order and national security”. Esta prohibition se extiença a otros ocho ciudadanos bolivianos.

The government has justified this insólita prohibition against Morales in the Migraciones Law which indicates that it can be recorded against those who “threaten or soliviant the internal order”. Se le accusa de injerencia en las protestas por haber commentado que son una “insurgencia” contra “el Estado colonial”, y por pedir que “cese la represión”. The accusers of Morales signaled that the Runasur project was put on the march by the former Bolivian president to promote the articulation of the original populations and popular organizations, busca impulsar la separación de las poblaciones indígenas del south Andino del Perú.

The prohibition of the entry of Evo Morales into Peru, the absurdity of its justifications and the expression of authoritarianism, which has gained space, is given in the middle of a campaign with ample media support for the criminalization of protests, which accuse “terrorists” of demonstrators and pretend explain the popular indignation culpando a supuestos “azuzadores” de la izquierda local e internacional. Estas accusaciones eluden que hay una clase política discreditada, pobreza, marginalación y racismo sufrido por las poblaciones movilizadas, y represión de un gobierno alliedo con la derecha dejando más de treinta muertos.

“No volverá a entrar al Perú”, said the head of the ministerial cabinet Alberto Otárola referring to Evo Morales. En tono menezante, assured that the government “está observando detenidamente, no solamente la actitud de Evo Morales, sino de quienes trabajan con él en el sur del Perú”. Antes que se nociera la decisión de prohibirle el ingresso al país, Evo had responded by pointing out: “Let’s go to the other side before the political attacks of the Peruvian right. Pero, por favor, paren las massacres, detenciones illegales, persecución y “terruqueo” (termino usado en Perú cuando se accusa a alguien falsemente de terrorista) contra nuestros hermanos indígenas”. El Perú profundo demanda una transformación de fondo.

In a communiqué, the Movimiento al Socialismo (MAS) qualified the accusations against Morales as “an attack promoted by a group of illegal power stained with the blood of our indigenous indigenous brothers assesinados por reclamar democracy y social justice”. Y rechazan la criminalización del proyecto Runasur.

Desde la izquierda peruana condemned esa prohibition de ingreso al país: “Esta decizione contra Evo Morales es unacceptable, es una forma de eludir la responsabilidad del gobierno de Dina Boluarte por la crisis, es no entender que la crisis está en nuestro país. “En lugar de buscar un chivo expiatorio en el extranjero, el gobierno debe asumir la responsabilidad por la crisis, buscar una salida y guarantar que no van a haber más muertos y inridos”, said the legislator Ruth Luque.

Desde el otro lado, la derecha parlamentaria y mediaática celebró enthusiasada la prohibition de ingreso al país a Evo, una decision taken un día antes que el cabinet ministerial concurra al Congreso de majority derechista a pedir el voto de confianza, requisite para ser ratificado. Este es un nuevo gesto del gobierno en su acercamiento a la derecha y ultraderecha, reforzando las coincidencencias del Ejecutivo con estas bancadas en la víspera de la presentación del cabinet en el Congreso. El apoyo de la derecha le segurária al cabinet el voto de confianza.

“Son personas subversivas, delincuentes, undesirables”, atacó el legislator fujimorista Ernesto Bustamante, al referirse en una cesión del Congreso a Evo Morales. El presidente del Congreso, el general en retiro José Williams, acusado de violations a los derechos humanos, se sumó a los ataques contra Morales. The legislator of the ultra-right party Renovación Popular, el amirante en retiro Jorge Montoya, presented a criminal accusation against Morales for promoting the protests and asked for his extradition.

Mientras las protestas populares no cesan y la represión y muertes continúan, desde el gobierno y la derecha parlamentaria y mediática desvía los reflectores, dirigiéndolos contra Evo Morales.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *