La única manera de gustarle a todo el mundo es estar muerto

Pedro Aznar just launched the double album “El mundo no se hizo en dos días”, que en sus 20 canciones es capaz de abarcar de neobarroco a rap, pasando por el rock, el jazz, la ballada y el reggaetón, y que para the artist functions as “an aesthetic and political manifesto” at the same time that part of the premise is that “the only way to enjoy a whole world is to be dead”.

“Creo que pretender gustarle a todo el mundo es una trampa, y yo decidí poner toda la carne al asador y hablar sobre todo lo que me ocupa y me preocupa y le digo a la gente que me escucha “yo pienso esto y creo que puedo aportar algo””, postula Aznar en charla con Télam.

For the musician and composer, who was part of high-flying musical projects like Serú Girán and the Pat Metheny Group, the effort to plasma the work he found in the context of the pandemic, when he deployed an intense virtual activity that put him in fecund communication with people from the good part of the world that, felt, they “extended a white card”.

Y sobre esa complicidad, el artista decided ir a fondo para construir al que define como su “disco más personal” y donde en una veintena de piezas decided jugar fuerte y gustosamente.

otroaznar.jpg

The theme that gives the title to the project is an unexpected trap where Aznar puts evidence of his position contrary to extractivism, as he did in a poetic allegation in the public hearing on the exploitation of petroleum in front of the coasts of the province of Buenos Aires, instancia en la que volverá a testimoniar el lunes próximo.

“Cualquier toma de posición política o de opinion implica que haya gente a la que no le va a gustar.” Pero la única manera de gustarle a todo el mundo es estar muerto”, soistene Aznar.

Y sobre esa certainty y esa determination también compuso y grabó la crítica “Corpoland” (sistema que define como “la tierra al servicio del dinero sangriento”), la pieza neo-baroca “Salve” y el rockero “Aceitosaurio”.

El material, repartido en un par de volúmenes a los que llamó “Día 1” y “Día 2”, depara más sorpresas, como el reggaetón “Yo no voy a cantarle a tu culo” (“Yo no voy a cantarle a tu culo /si lo tienes raso o con rulos/porque soy un hombre de principios/yo te cepillo y no lo publico/Con algo de elegance es más rico/tomar de la copa o del pico”), el encantador vals “Un simple abrazo” , con texto de Víctor Heredia, y la polonesa “Polonaise”.

Otros titulos propios allí reunidos son “Dejando la tormenta atrás”, “Mientras”, “En espejo”, “Canción de otoño”, “Tu corazón”, “En el aire del mar”, “Tu madre fue una perra”, ” Duermevela”, “1918 revisited”, “Pilgrimage”, “Diamante” and “September blues”, to which a solo cover is added, the version in Spanish of the ballad “Todo de mí”, by the North American John Legend.

tapadisco.jpeg

The work, varied and conceptual at the same time, was recorded between October 2018 and November 2022 in the personal studios of Aznar in Buenos Aires and in Mar de las Pampas, and in the porteños studios Romaphonic, Woman and Nómade Mix together with the engineer Ariel Lavigna, while mastering Adam Ayan at Gateway Mastering, Portland, Maine.

Y en ella toma parte la banda estable del creador (Julián Semprini en battery, Alejandro Oliva en percusión, Matías Martino en teclados y Sebastián Henríquez en guitarras), y un notable enlenco invitado con Federico Arreseygor en organo, Juan Cruz de Urquiza en trompeta, Pablo Moser en saxo tenor y un orchestra de cuerdas de 23 integrantes.

Just in the Romaphonic studies of the porteño neighborhood of Monte Castro, Aznar shared an encounter and a selection of listening to “The world does not exist in two days” with journalists from four national media, I spoke to them.

The 63-year-old musician explains that the determination to propose a wide stylistic palette “tuvo que ver con varias questiones”: “Por un lado mis discos suelen ser variados, por el otro que al tener un disco doble tuve más carriles y , además, sentir que la gente con la que entablé un lazo tan fuerte durante la pandemia a partir de recitales y otros encuentros virtuales me daba ese check blank para poder hacerlo”.

And putting the focus on a variety that led him to assume genres that did not form part of his sound universe, he naturally assumed that he felt “that there was no problem and that in any case any music could be approached from a place of respect, of dedication” y de buena intention”.

Pero, además, para Aznar este nuevo paso dialoga en tiempo presente con su transito soloista: “Except for ‘Flor y Raíz’ (2021) que fue un proyecto especial folklórico, ‘El mundo no se hizo en dos días’ está en la misma gama de mis discos de estudio desde ‘Quebrado’ (2008), pasando por ‘Ahora’ (2012) y ‘Contraluz’ (2016)”.

“Este disco – insist- tiene muchas cosas que son de este momento, de esta época, de estos timbres, pero como trabajo de autor está hermanado, no se queda huérfano”.

Consultado acerca de la decision de abrir con una expression de freestyle, indicates: “Partió de la idea de lo que quería comunicar pero lo hice rapeando a toda velocidad, lo que escribí primero un poco así como flujo de conciencia estirando las ideas, una atrás de la otra y que la rima me fuera llevando y se fuera enganchando sola”.

Al respecto added that “ponerlo como el primer track fue porque me pareció que es un poco el tema distinto del resto en muchos sentidos y, al mismo tiempo, un poco el tema manifesto y decir ‘ciudadanos de la comarca, aquí tenéis lo que pienso ‘”.

“Esto es lo que estoy pensando, esto es lo que me preoccupa por estos días y me gustaba – se explaya- que fuera como al principio como para marcar ‘bueno, arranquemos así nos entemendes, y ahora vamos a jugar, vamos a divertirnos, vamos a bailar, vamos todos a rockearla’ y por eso me parácia importante que estuviera en un lugar de privilegio”.

Y enseguida acerca del estilo musical utilizado para esa proclamation, subraya que “el freestyle a mí me me enchanta y me enthusiam mucho porque es un resurgimiento de la poesía puto en funcción también con un concepto de improvisation y yo amo la improvisation por mi lado jazzístico, a la poesía por mi lado poeta y soy músico de rock, entonces en ese baile yo me siento en casa”.

Aunque por su tamaño y diversidad “El mundo no se hizo en dos días”, aparece como una compleja obra de trasladar al scenario, su hacedor advirte que “va a dar mucho trabajo de ensayo y preparación pero resiste el vivo y va a ser super divertido hacerlo”.

Así que tras una vacaciones “que de verdad necesito”, según confiesa, Aznar anticipates: “A partir de la segunda quincena de enero vamos a hacer algunos festivals y shows así de verano y en marzo arrancamos con todo como para presentar el disco entre abril y mayo con sus 20 canciones y seis bombas atomicas para los bises”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *