Lacalle Pou, en la Celac: descree del foro y apuesta a su relación con Brasil

MONTEVIDEO.- Para Uruguay es como ir a una reunión de consorcio, un encuentro de vecinos, no de amigos. President Luis Lacalle Pou viajó a Buenos Aires sin expectazione mayores sobre lo que pueda salir de una presidential summit que terminará con una declaración más política que de medidas económicas. Se reserva todo para mañana, en Montevideo, cuando tuerra un mano a mano con su collega brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Pero cuando Lacalle Pou estaba con un pie en el avion, se enteró de una declaración del ministro de Economía argentino, Sergio Massa, que no cayó nada bien en Uruguay. “Yo creo que Uruguay es uno de los hermanos minores del Mercosur, y Brasil y la Argentina tienen la responsabilidad de cuidarallo, como a todo hermanos minor”, said Massa. Lacalle Pou osilencio sobre el tema, pero uno de sus senadores explotó en redes sociales.

“Thank you Sergio Massa, but I don’t believe that any Uruguayan cares about an economy minister who has a dollar cotizando a 350 pesos,” said the nationalist senator. Sebastián Da Silva y agregó con ironía: “Por privado le paso el teléfono de Azucena Arbeleche [la ministra de Economía uruguaya]: llámela que le dará unos sensatos consejos”. Da Silva is political and rural producer, se destaca por decir lo que piensa sin observar la diplomacy política y es amigo personal de Lacalle Pou.

En las redes sociales se repitieron mensajes, including some journalists and academics, de indignación con Massa. Shortly after the declaration of the minister, Lacalle Pou was received in Buenos Aires by the Argentine president, Alberto Fernández.

The Argentine chancellor, Santiago Cafiero, receives the Uruguayan president, Luis Lacalle Pou, before the opening of the summit of the Community of Latin American and Caribbean States (Celac).
The Argentine chancellor, Santiago Cafiero, receives the Uruguayan president, Luis Lacalle Pou, before the opening of the summit of the Community of Latin American and Caribbean States (Celac).LUIS ROBAYO – AFP

Cuando le tocó el turno de hablar frente a los demás mandatedarios en la cumbre, Lacalle Pou questionó la “ideologización” de la Celac. “No puede haber aquí un club de amigos ideológicos”, he said. “Hay países acá que no respetan la democracia, los derechos humanos ni las institutions, no tengamos una vision hemipléjica según affinidad ideológica”, he reclamó.

Lacalle Pou desentona con una cumbre marcada por una impronta de “izquierda” en varios países de la region, que marca un discourse más cercano a la “patria grande”, encerrada y protegida, al que pregona él, de apertura y de asociación de libre comercio con otros mercados.

The objective of Lacalle Pou is “un Uruguay abierto al mundo”, según recordó en las ultimatus horas, en referencia a su compromise politico con una major insertion en el commerce internacional, cueste lo que cueste.

If the Mercosur does not logra una resolution of the economic or effective commercial incidence since 1998, how will it be about the Community of Latin American and Caribbean States (Celac), which arose in the middle of the South American “progressive world”, as a species of OEA sin Estados Unidos, dicen en el gobierno uruguayo. En Uruguay se ve a esta international organization como el espejo de un tiempo previo a los tratados de commerce regional, como el Mercosur o la Alianza del Pacífico, en el que se hacicán deliberativas cumbres, con discursos grandilocuentes sobre la hermandad latinoamericana, pero sin concreciones .

Antes de cruzar el Río de la Plata, el presidente Uruguayan ratificó su línea de política comercial. “Por supuesto que necessitamos que nos dejen abrirnos al mundo. En pocos días va a venir el presidente de Brasil y le vamos a insistir en que Uruguay se tiene que abrir al mundo”, said Lacalle Pou.

Claró especially que su postura es una guía de trabajo y una definición política; que no lo dice porque sí, sino que insiste porque está conquente de que Uruguay precisa hacer acuerdoes comerciales para exportar más y poder crecer.

“Y no es caprichoso, es porque nos tenemos fe y porque una empresa que se installe en Uruguay tiene como foco la institutionalidad, pero también dice: ‘Yo quiero crecer hacia afuera’.” Y por eso vamos a insistir, como nos comprometimos en el compromiso del país, por un Uruguay abierto al mundo”, said the Uruguayan president.

Lacalle Pou cruzó a Buenos Aires justo cuando es centro de críticas duras de la oposición de izquierda, mientras ha jado su popularidad.

His participation in the summit of Celac has the antecedent of the first day of the year, when he traveled to Brasilia to participate in the asunción de mando de Lula and he was accompanied by two ex-presidents, El Colorado and Batlista Julio María Sanguinettiy el frenteamplista y tupamaro José Mujica.

The president of Uruguay, Luis Lacalle Pou, with the former presidents of his country, Julio María Sanguinetti and José Mujica, on the 1st of January, in the asunción de Lula Da Silva
The president of Uruguay, Luis Lacalle Pou, with the former presidents of his country, Julio María Sanguinetti and José Mujica, on the 1st of January, in the asunción de Lula Da SilvaMAURO PIMENTEL – AFP

Mujica has political and personal friendship with Lula, and Lacalle Pou se acercó al expresidente uruguayo, con quien mantuvo dos meetings, las primeras que tiene desde que asumió la presidencia hace casi three años.

En los círculos políticos llámo la atención esa actitud, que se commenta como el “abrazo del boxingeo”, que implica un acercamiento al adversario para que no pegue. Es que Lacalle Pou enfrantó a fin de año una potenta offensive del Frente Amplio y este es un año en el que la izquierda prepare interpelaciones, demonstrations y congresos críticos de la gestion del gobierno.

Lacalle Pou entiende que Lula precisa fortarer el crecimiento de Brasil y que pueden coincidentir en que acuerdos comerciales con otros bloques serán de beneficio mutuo. Es la carta que se jugará en la bilateral del miércoles.

En mediao de estas conversaciones llegó a Montevideo de una idea de moneda común de Argentina y Brasil para utilizar en el commerce bilaterale. “Hace unos días se proponía un hymno y una bandera de la region; ahora, una moneda común. What we need is flexibility, abrir mercados y que nos dejen comerciar. Más comercio y menos ideología; exportar trabajo, no discursos”, said the National Defense Minister. Javier García.

La referencia a “hymno” y “bandera” era por comentarios de Mujica sobre cómo reinforcer la integration. Economists of the private sector criticized the announcement of a future common currency and recalled that the Mercosur never took any steps to comply with the compromise of its foundational treaty to coordinate macroeconomic policies as a previous step to a decision as strong as the announcement by Lula and Alberto Fernández.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *