Las vueltas del kirchnerismo para justifyar dictatores

El debate en torno a la participation del venezolano Nicolás Maduro y el cubano Miguel Díaz-Canel en la cumbre de la Celac conduce a comparaciones. From Argentina to Los Fernández to Chile Gabriel Boric in Uruguay Luis Lacalle Pou, diferencias entre emfáticas y sutiles, pero claves, a la hora de posicionarse frente al régimen venezolano y cubano. Mientras que desde Chile o Uruguay llegan condenades abiertas, votos decididamente en contra en organismos internacionales o diálogos con fuerte interpelación, desde la Argentina la postura es o ambigua o de apoyo institución e, incluso, personal por parte de dirigentes del oficialismo. For example, the president Alberto Fernández. Los questiamientos del gobierno argentino a Venezuela a veces llegan tarde en el tiempo y mal en su forma: como contramarcha luego de un apoyo inicial, cuando la presión internacional ante denuncias de violation de derechos humanos no deja otro camino.

En ese sentido, se instalan tres preguntas sobre el proceso kirchnerista en marcha. Las tres interpelan al oficialismo. La tercera, también a la opposition de Juntos por el Cambio.

First, Why doesn’t the President demonstrate the same personal distance he exhibited with Jair Bolsonaro in front of figures like Maduro or Díaz-Canel? Venezuela and Cuba register complaints of violation of human rights confirmed against their countries and, however, the Fernández government shows greater sympathy than Bolsonaro: what is there in the fund?

While Bolsonaro was president, Fernández showed decisiveness a la hora de exhibir su rechazo personal a ese dirigente votado democraticamente por los brasileños. Frente a Maduro or Díaz-Canel, en cambio, Fernández no duda en exhibirse más cercano en el plano personal. En el institutional, esa affinidad personal se traduce en una postura diplomática de la Argentina que suele tener dificultados para condenar con claridad y sin ambigüedad a esos dos regímenes.

La respuesta posible tiene varias dimensions. Por un lado, la tradición de izquierda en la que se inscribe el kirchnerismo justifica el apoyo a todo régimen que esté en fricción con Estados Unidos. Para la izquierda latinoamericana, la justification de las dictatorships de izquierda siempre triangula con la Casa Blanca. Por otro lado, las affinidades entre los populismos de izquierda relativizan la falla antidemocrática sobre la que se asientan Venezuela o Cuba. De ahí se derivan dos posiciones del kirchnerismo. Con el argumento de la no injerencia en asuntos de otros países, el gobierno de los Fernández defendes el dialog entre los venezolanos como salida para el régimen de Maduro. Sin embargo, Fernández did not consider his visit to Lula in prison and the questioning of the division of powers in Brazil that he made in 2019, when he was a candidate.

La otra posición le quita peso a la condena a Venezuela a partir de una conception de democracia restringida a lo electoral, y lo electoral reducido, a su vez, a la realización de elecciones aunque sean maniatadas. The presidential spokesman, Gabriela Cerruticonsidered that Maduro is “a democratically elected president”.

La segunda pregunta se deriva de ese primer interrogante: ¿en qué cree el kirchnerismo? Es una pregunta sobre su conception de la política y de la democracy. Hay una conception achicada de la democracia. El espejo del recognition de Maduro como líder elected democraticamente, que pierde de vista las condiciones en que se producen esas elecciones, resuena en justificationaciones de procesos electorales provinciales argentinos que eternizan a gobernadores peronistas. El elogio al formoseño Gildo Insfran suele ir por esos carriles: desde el Presidente hasta Eduardo de Pedro, se insiste sobre la misma idea cuando llegan las críticos: “El compañero Gildo gana elecciones”sin atender a la cancha inclinada en su provincia.

La omisión, por un lado, o, por el otro, la contradicción son la forma que moldea las posturas kirchneristas en su conception de la democracia. The Kirchnerist government is capable of installing the idea of ​​a violation against democracy and the division of powers on the part of the opposition, even when the State is in its orbit, and Arremeter contra la Corte Suprema y buscar apoyo en el Consejo de Derechos Humanos de la UNU. But el Kirchnerismo does not believe that the situation in Venezuela or Cuba, responsible for violations of human rights, is sufficient to support its strong condemnation or its research in organisms of global governance.. According to Fernández’s decision, Argentina withdrew from the process against Venezuela in the International Penal Court.

The third question refers to the options that quedan a democracy a la hora del víncul con regimes que, precisely, contradicten la institutionalidad democrática, su foco en la libertad, la participation ciudadana, el respeto a las minorities y la division de powers . I mean: ¿cómo plantarose diplomáticamente ante Venezuela o Cuba? Esta es una pregunta sobre el dialog entre democracies y autocracias en un mundo complicado.

Si no hay ruptura de relaciones diplomaticáticas, se trata no solo de una questión de los argumentos que permiten sostener ese víncul. It is also a question of tones. En el caso del kirchnerismo, el problema precisely ese: un tono demasiado comprensivo y amicable con Maduro y Díaz-Canel en sus argumentaciones sobre la crisis politica y humanitariania que se vive en esas naciones. ¿Cómo presidir la Celac y, al mismo tiempo, consolidar democratic ideals? ¿El chazo total a los autocratas es la única manera de dejarlo claro? Not necessarily.

In September 2021, at another meeting in Celac, the Uruguayan Lacalle Pou strongly confronted Venezuela and Cuba and underlined the dimension of the tone: powers, cuando desde el poder se usa el aparato repressor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respectan los derechos humanos, nosotros en esta voz tranquila pero firme debemos decir con preoccupation que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela“, said Lacalle Pou en aquella cumbre. Desde la izquierda chilena, Boric viene questioningando abiertamente a Venezuela por la diaspora y la violation de derechos humanos. Both Uruguay and Chile follow the investigation of the International Criminal Court que, en julio del año pasado, volvió a plantear la necesidad de reabrir la investigación de crimenes de lesa humanidad del régimen venezolano. Para el fiscal Karim Khan, “los espuertos y reformas legales”. [llevadas adelante por Venezuela] siguen siendo de alcance insufficiente o aún no han tenido un impacto concreto”.

In October 2020, Argentina de Fernández accompanied with his vote a resolution that condemned the violation of human rights in Venezuela. Pero se abstuvo frente a una resolution presented por Irán, Siria, Turquía y el mismo régimen chavista que planteaba que había “progresos” en Venezuela. En cambio, Uruguay and Chile voted in favor of the first resolution and voted against the autocracies.

La pregunta sobre la relación con las autocracias no es solo para el Kirchnerismo: también interpela a Juntos por el Cambio. Desde Pro, la posición alentada sobre todo por Patricia Bullrich. Pero Qatar and the relationship of Mauricio Macri con el emir de esa nation le bajan el precio a la ética global que se construire desde Pro.

¿Por qué la vara baja tanto en otros casos? Qatar, an autocracy questioned by the violation of human rights and the center of international corruption investigations, with investments in Vaca Muerta, is an Aquiles heel for Mauricio Macriespecially.

Para Juntos por el Cambio es un central dilema: the rhetorical insistence of the defense of ultranza de la república como eje de su identidad política se contradice con un víncul personal de las characteristics que mantiente Macri con el emir Qatarí. Justify or naturalize esa cercanía con Qatar mientras se questiona al extremo a Venezuela o Cuba deriva en una contradicación. Install the political map modus operandi que refuerza sesgos: los riesgos de un “elige tu propia autocracia”.

El víncul con países como Saudi Arabia o China es tema de debate en las democracies desarrolladas del mundo. Estados Unidos, Canadá y Europa enfrente hace años esa encerrona en sus relaciones comerciales y diplomaticáticas, que dejan de lado el tema delicadísimo de la persecución de los Uighurs por parte del gobierno chino. The assassination of the journalist Jamal Khashoggi, columnista del Washington Post, dentro del consulado de Arabia Saudia en Estambul salta cada vez que las democracies desarrolladas avanzan con ese vínculado. Ya la Rusia de Putin preguerra con Ukraina despertaba suspicacias a la hora de acuerdos comerciales. The United States, which broke relations with Venezuela, began a dialogue with Maduro for it compra de petróleo cuando Rusia quedó fuera de las opciones, ya en la guerra con Ukraina. El interes por los resources globales, petróleo, gas, litio, alimentos, entre otros, relativiz el horizonte ético de la política internacional.

El dilema, un problema sin solución y puros costos, es la forma de esos vínculos. Por eso son centrales los tonos y las distancias strategicas, antes que la cercanía, que permitan sostener el pragmatismo necesario que necesitan los países sin caer en justificaciones inquietantes. El riesgo es que los posicionamientos diplomáticos se reduzcan a la lógica de los sesgos domésticos.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *