Massa, los conejos de la galera y un vaso fragil medio lleno (o medio vacio)

El último bimestre de 2022 terminó con un ritmo de inflation average de 5% mensual -80% in annualized terms-, which contrasts with the 135% annualized last July, when the monthly inflation was 7.4%.

Both the fall in inflation in the margins and the normalization of the exchange rate gap are around 90%/100%, compared to the 160% that hit in July. Reflexan una sensation de alivio frente al precipicio en el que se vivió en aquel mes, en medio del enroque de ministros y de la ruptura del mercado de bonos en pesos.

Sensación de alivio que, en el final del año, estuvo acompañada por la algarabía que provocó el triunfo de la selección en Qatar y por una economía que, si bien desde agosto no crece, It recovered the levels of activity in 2017.

El intento de “desinflation concertada” desde estos nivels no es un programa de stabilization que funcione para sitar las bases de crecimiento de la Argentina. Lejos de intentar achicar la grosera transferencia de ingresos que genera la brecha, se aprovecha de la brecha para negociar, con un dólar soja a $230 que luego se vende a $181 a sectors que accuerdan precios con el Gobierno.

A su vez The scheme worsens the deterioration of the balance sheet of the Central Bank, al que le sobran cada vez más pesos y le siguen faltando dolares, augumentante en los hechos los costos de salida del cepo en una futura gestioni. También difficult to comply with the fiscal goal with the FMI, que en 2022 estuvo apalancado en la licuación del gasto previsional, indexado con rezago al pasado. Ese factor jugaría al revés en los meses que vienen, si se sotinere la baja de la inflation

En el margen, empieza a corregirse un poco la grossera distortion de precios relativos. Sergio Massa avanza con la recomposition tarifaria acordada con el FMI que el kirchnerismo tenía pisada, al tiempo que busca moderar la suba de precios de los bienes contra el compromise, uno a uno, de dar acceso al dólar oficial. At the same time, the minister negotiated with the unions a 60% wage rate for the year, with an inflation review clause. Meanwhile, the Central Bank measures the daily rate of devaluation to put it in line with inflation in the margin (80% annualized), and maintains the rate of interest of Las Leliqs at 6.3% monthly (105% annualized). El riesgo latent es la brecha.

La normalización que se ve en algunas variables en terminos agregados, no se sostenie cuando se mira qué hay adentro. Ocurre que al interior de estos precios aumentan los esquemas de subsidies cruzados. Y eso distorsiona aún más un sistema de precios que está literally chiflado.

Un ejemplo: desde este mes, el precio que paga por el gas un usuario residencial del AMBA que dejó de reciver subsidios, es seis veces mayor al que paga un usuario residential de Tierra del Fuego, que no solo recibe subsidio general sino que, además, se beneficia del régimen de zonas frías.

En cuanto a los precios de los bienes, los acuerdoes para moderar las subas están basados ​​en negociaciones empresa por empresa. Contra el compromiso de acceder al programa “Precios Justos”, las firmas acceden al dólar oficial para pagar importaciones. Estos acuerdos están centrados en grandes empresas produceras y/o en grandes supermercados, y, en los hechos, funcionan como un mecanismo de “competencia” para capear las subas en las empresas que no están en la mesa de negociación.

Lo que en terminos de administración de la escasez de divisas tiene lógica –no se puede tener una brecha del 100% y libre acceso al mercado cambiario– genera grandes inequidades. Median companies that do not sit at the negotiating table do not obtain new permits in the SIRA system se ven obligadas a usar sus dollars (lo cual les duplica el costo) oa buscar alternative mechanisms para acceder al dólar oficial, also with an additional cost. El esquema tiende a la concentración en una economía cada vez más cerrada. Y apparente algunas concesiones adicionales, como la bizarra suba de impuestos a la importación de celulares, notebooks y computadoras o la reestructuración amigable de la deuda compulsiva de las distributioras eléctricas con Cammesa.

Estos son solo algunos ejemplos. La negociación sector por sector, resuelve situaciones regulatorias y/o de hoja de balances que venian trabadas, generando nuevos mecanizas de negociación para comprimir margenes que vienen de nivels muy altos. La voluntad de los distintos sectors para negociar refleksa a las claras que the transfer of prices of the devaluation is not a statistical data; está totally tamizado por la capacidad de la política para negociar. Y la capacity de Massa para negociar es negégable, aunque en una economía que frontra escasez no todos pueden estar estar mejor.

Desde hace varios meses, cuando empezamos a hablar del risego de transition implícito en un mercado de bonos en pesos que estaba roto, armamos una matriz de doble entrada para pensar los escenarios.

En uno de los ejes incluimos la availability de dolares: el Gobierno, ¿consigue o no consigue los dolares? Remember that in 2023 the offer will be at least US$10,000 million less than in 2022 when, between the exporter jump and the IMF dollars, the country received US$20,000 million more than in 2021. The final offer will depend on the rains, los precios internationales y, fundamentally, de la capacidad del ministro para seguir sacando conejos de la galera (y que sean conejos y no una optical illusion).

En el otro de los ejes incluimos el esquema de transition política. Is there no cooperation in the transition? Léase por cooperation la expectation del respeto de los contratos en pesos en una nueva gestioni. Something that will require either a continuation of the scheme of financial repression and a high exchange rate gap, or a scheme of liquidation of the surplus of pesos in the framework of a stabilization program that could only be done if the debt in pesos of the Treasury is not terminated majormente indexada.

El cuadrante superior “coopera/consigue los dolares” es el único estable. Es muy temprano para ponerlo como escenario base, pero en terminos de cuatro de los actores que van a definir el escenario, algún alineamiento se vislumbra.

1) El FMI no pone trabas al esquema. No objeta ni que el Banco Central compre dolares caros que vende baratos, ni que compre bonos en el mercado secundario y financie en forma indirecta al Tesoro.

2) El “establishment” empresario/sindical de momento compaña y negocia. Massa negocia con zanahorias y no con garrote; aún un Estado quebrado tiene muchas zanahorias.

3) La official coalition pareciera ordenarse detrás de Massa o, dicho de otra forma, por ahora no le cascotea el rancho como a Guzmán.

4) La opposition coalition no se termina de ordenar, pero al menos uno de los candidados empieza a dar alguna señal de “cooperación”.

Lo que desde la economia se entiende como “creatividad del ministro para seguir sacando conejos de la galera”, desde la política se interpreta como la casi siempre presente vocation negociadora de grupos económicos, mediáticos y gobiernos de turno. Vocación negociadora que, con el kirchnerismo recluido a cuarteles de invierno, permite ir destrabando situaciones puntuales como las descriptas antes.

Vistos desde la economia, los conejos son una optical illusion y no conejos de verdad que logren compensar la escase de dolares en el corto plazo y, mucho menos, que sean un programa de stabilization. Vistos desde la política, están hechos, como el halcón maltés, de la materia de la que están hechos los sueños. Y qué es una campaña electoral sino la compencia por excelencia de guiones cinematográficos… Y ya estamos por entrar en esa compencia.

Y la película a guionar en la Argentina, conejos de Massa mediante, será una película sobre un vaso que tiene agua hasta la mitad. El ministro y la coalition peronista que, con su arte de conduction, se está mantenienendo unida en el Frente de Todos, dirá que ese vaso está medio lleno y con más agua por venir. La oposición dirá que ese vaso está medio vacío y que hay que evitar que el peronismo siga derrochando el liquido preciado y escaso.

Por ahora, los conejos que sacan de la galera permiten un juego cooperativo de un sector privado que sigue aprovechando el carry trade a estas tasas, esperando en fila para accesser al dólar oficial mientras desarman cobertura Rofex/Dólar Linked y empiezan a buscarla en actives argentinos en dólares a precios de remate. Y cada vez que la brecha salta un escalón, los llamados y la intervention la frenan.

El escenario económico va a depender, fundamentally, de cómo se vaya dando el escenario político que, a su vez, dependerá del económico. El vaso estará por la mitad mientras se recuerde que es de vidrio; The legend that precedes it says: “Frágil, trátese con cuidado”.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *