Messi y Griezmann, las idas y vueltas de una relación que no prosperó y que tarrá otro capítulo en la final

The question was inevitable. Se la hicieron a todos y cada uno de los jugadores franceses al final del partido contra Moroccocuyo triunfo por 2-0 confirmó que Les Bleus volverían a la final del Mundial por segundo año consecutivo, en busca de ser el primer país en 60 años en defender el título. El rival que espera es nada menos que la selección argentinapor lo que todos los journalistas en la zona mixta wanted to know only one thing: ¿cómo iban a vivir el enfrentamiento con Lionel Messi?

Cada futbolista dio su propia visión del choquepero curiosamente ninguno fue tan elogioso con la Pulga como Antoine Griezmannque pronunció, en un acento “rioplatense”, las palabras que ninguno de sus compatriotas se animó a asociar con él: “Argentina es un equipo que trabaja muy bien, tiene al mejor del mundo“. La disrupción fue tal que cuando le consultaron a su compañero Aurélien Tchouaméni sobre las declaraciones de su compañero, se tuvo que rectificar en nombre de todo el plantel: “Para mí, es Kylian (Mbappé). I believe that he will demonstrate during the next party that he is the best player in the world”.

Si hay alguien con conocimiento de causa dentro del plantel del finalista para hacer esa affirmation, es Griezmann. Después de todo, pudo vivir la Messi’s experience desde ambos lados del mostrator, primero en nueve años como rival (cuatro con Real Sociedadcinco con Atlético de Madrid) y luego en dos como compañero en Barcelona. He gave the affinity that he historically demonstrated to the South American forwards, especially his excellent relationship with the Uruguayan contingent. Colchonero, se creyó en su momento que su asociación con el número 10 sería de lo más fructífera. But that didn’t happen.

Según recuerda L’Équipéen la previa de su llegada a Cataluña, la Pulga ya hablaba muy bien de él como rival en la Liga, tal como le había expresado a la radio RAC1: “Claro que me gusta. Es uno de los mejores jugadores del momento. No sé si hay algo con él o no, pero estamos contentos de que vengan los mejores jugadores a Barcelona, ​​y Antoine Griezmann es uno de ellos”, he contó enthusiasticado en 2018, cuando eran numeros los rumors de un posible arribo. Incluso, el diario francés cuenta que los dos ya se encontraban intercambiando mensajes, con Gerard Pique funcción como intermediario. No obstante, poco tiempo después llegaría un evento que torcería las expectations en el club culé: Griezmann released a television documentary called “The Decision” (inspirado en el basquetbolista LeBron Jamesque del mismo modo announced su pase a Miami Heat en 2010) en el que reveló que finalmente Eligió remain in Madrid.

Antoine Griezmann arrived at Barcelona for an exorbitant figure of 120 million euros, but never could he adapt to the team
Antoine Griezmann arrived at Barcelona for an exorbitant figure of 120 million euros, but never could he adapt to the team@FCBarcelona

That determination would last only a year: in 2019, Barcelona would break their record of trespassing for disembolsar 120 million euros por él, eviento las negociaciones con su club por activar su clause de rescisión. Pero en el costumerio blaugrana no olvidaron el rechazo previo, y la reception fue fría. Fundamentally, su encaje dentro del equipo siempre iba a ser complicado, dado que en Atlético, Griezmann occupied spaces similar to those that Messi lived in his club in the 2019 versionpor lo que tanto el entrenador Ernesto Valverde como su sucessor Quique Setien no encontraron otra alternative que usarlo como extremo izquierdomuy lejos del arco y de su zone de influence.

Fuera del campo de juego, la situation tampoco era la mejor. Luis Suarezque ya tenía una buena relación previa con Griezmann por vía de su compatriota Diego Godin, entonces capitán de Atlético y padrino de la hija mayor del francés, fue quien mayores esfuegos hizo por integrarlo en el plantel. Hasta llegó a intentar realizar una salida entre los tres, junto a Messi y sus parejassegún revela L’Équipe, pero tampoco tuvo el efecto deseado. La distance entre los dos cracks aumento y las cosas no mejoraron en el amíto futbolístico, sino todo lo contrario: quedó marcado por su presencia en la aplastante goleada por 8-2 que le propinó Bayern Munich en 2020, por la Champions League.

Griezmann and Messi have never been able to connect inside or outside the field, and the sporting failures of Barcelona in their time together were too great to promise a good change.
Griezmann and Messi have never been able to connect inside or outside the field, and the sporting failures of Barcelona in their time together were too great to promise a good change.REUTERS / Rafael Marchante / Pool – Archivo

The experiment would have a final bitter end in 2021, when all the parts were separated. A un año de que Barcelona le showra la puerta salida a Suárez, que después ganaría la Liga con Atlético de Madrid, Messi también se vio forzado a irse contra su propia voluntad de Cataluña, recalando en Paris Saint-Germain. Griezmann didn’t last there either: el recién electo Joan Laporta nunca ocultó su deseo de deshacerse del francésque cobraba un elevado salario, y lo consiguió sobre el final de aquel mercado de pases por vía de un loan de regreso al Colchoneroreuniting with the “Pistolero”.

Sin embargo, a pesar de que su relación nunca pudo florecer, el delantero sigue expresando gratitud por haber podido compartir equipo con la Pulga: “Poca gente sabe lo que es ser Messi, has sido un ejemplo para mí, en toda la extensión de la palabra”, he wrote in the social networks when he was supposed to leave the club after 20 years of his life. “Seguro que no es una despedida sino un ‘hasta pronto’“.

Y en efecto, el tiempo le terminó dando la razón a Griezmann. Ahora terrá la chance de volver a verse las caras con Messi, pero ya no en el contexto de un partido de liga, sino en lo que posiblemente será el duelo más importante de las carreras de los dos jugadores. Y el francés así lo vive, expresando su respeto por su ex compañero y el equipo que lo acompaña en la conference de pressa posterior a la seminalista mundialista: “Por supuesto que contra Argentina será diferente. Con Leo enfrente será completamente diferente“, he recognized. “We have seen almost all the parties of the World Cup and all the parties in Argentina. Conocemos a Messi, pero tienen detrás un grupo que va a muerte con él. Es un grupo que funciona muy bien, como el nuestro. Tienen a toda la afición con ellos. Mañana we will see and analyze how we can damage them and defend against them”, concluded his analysis.

THE NATION

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *