‘Mujer bonita’ y la tierna connection con un actor estancado en el papel de extra

Julia Roberts has a drink with Richard Gere in a scene from the film 'Pretty Woman', 1990. (Photo by Buena Vista/Getty Images)

Julia Roberts takes a drink with Richard Gere in a scene from the movie ‘Pretty Woman’, 1990. (Photo by Buena Vista/Getty Images)

Por más que passe el tiempo, Mujer Bonita (Pretty Woman) sigue siendo un clásico de la comedia romántica por excellence. Su historia se habrá quedado defazada, su argumento de princesa rescatada en torno a una prostituta peca de un edulcoramiento que es mejor no analyse demasiado (o se nos cae el clásico), pero no pasa nada, está demasiado arraigada en nuestras vidas y corazones nostálgicos como para que pierda su fuerza. Su peso es tan grande que estoy convencida de que más de un espectador pensará que ya no quedan anécdotas por conocer. Sin embargo, si piensan así, déjenme decirles que se equivocan. Existe una curiosidad que yo misma descubrí hace poco y que me enterneció por completo.

El protagonist de esta historia es un actor desconocido llamado Allan Kent. There is not much information about his life beyond his brief filmography, which is mostly composed of films Garry Marshall. El mismo que dirigíó a Julia Roberts y Richard Gere en Mujer Bonita. Apparently, Allan worked as an extra in Hollywood. Apareció por primera vez en series de televisión como Cimarron Strip (1968) El superagente 86 (1969) para saltar al cine como un golfista en una sequencia de Operación dragón (1973) in Bruce Lee. Sin embargo, a pesar de ser un completo desconocido en las grandes ligas hollywoodenses, en esa época creó una alliance que lo convertiría en un clásico escondido en el cine de Marshall.

Fue después de trabajar como extra en un capítulo de la serie La extraña pareja (1970), que desarrollaba Garry Marshall, que comonenza esta curiosa historia. En 1987 volvolí a interpretar a un extra en dos capítulos de otra serie del director, Nothing common, para entonces continuar por el mismo camino en una de sus primeras comedias romanticas para el cine, Beaches (1988), seguida dos años más tarde por Mujer Bonita (1990).

In el classico romántico de la damisela en apuros en Rodeo Drive, Allan Kent tuvo solo una sequencia que se conviro en classico. His apparition is brief but he has a place in the restaurant scene when Vivian (Roberts) accompanies Edward (Gere) to a business dinner and intends to buy a caracol, but due to his lack of label, the piece is resbala y sale volando por los aires Pero entonces un camarero lo atrapa, diciéndole con simpatía “Pasa all time”. That cameraman was Allan Kent.

La escena enmarca una de las muchas sequencias que pretendían reflectar la torpeza de Vivian con simpatía, siempre rodeada de personajes que trynaban hacerla sentir cómoda en un ambiente que no era el suyo. As el gerente del hotel, Barney (Héctor Elizondo). Pero no fue la única vez que Allan Kent complió el mismo role. In realidad, existe un mini universo en torno a esta idea. Y aquí viene la curiosa connexion.

After Mujer Bonita, este actor extra solo trabajó con Garry Marshall, apareciendo en Frankie and Johnny (1991) as a commentator in a race; en Exit to Eden (1994) as a detective, en Querido Dios (1996) as police officer, Learning to live (1999) como cameraro y en Novia fugitiva (1999), de nuevo con Julia Roberts y Richard Gere.

Sin embargo, lo más curioso y la anécdota que lo catapulta a classic personaje, es la connexion que Garry Marshall hiló entre Mujer Bonita con El diario de la princesa (2001) y su sequela. Because Allan Kent also appeared in both and made reference to his small but memorable role in Julia Roberts’ classic.

21 years after the romantic classic, Allan Kent appeared El diario de la princesa Interpretando a otro camarero. En este caso durante una cena en donde Mia (Anne Hathaway) rompe una copa de cristal al attemptar llamar la attention de los invitados. El camarero se acerca, la ayuda y le dice”Pasa all time”. Otra vez aportando aires de simpatía en un momento embarasoso para una protagonista.

But that’s not all. Tres años más tarde lo hizo otra vez. En El diario de la princesa 2 existe una escena en donde Mia saluda a la Corte pero se olvida que lleva las llavas del auto en la mano. Las llavas salen volando como el caracol de Vivian pero un empleado del castillo las atrapa en el aire. Ese caballero es Allan Kent que vuelve a decir, “Pasa all time”.

Allan Kent no volvoí a aparecer en más producciones después de El diario de la princesa 2al menos según su perfil de IMDB, y resulta imposible saber qué fue de su vida personal y profesional. But it is evident that the deceased Garry Marshall left us a species of Easter Egg through his filmography in the form of this extra that with a single phrase he dedicated to the representative of understanding and sympathy for charismatic characters outside the place.

YOU CAN ALSO INTEREST THIS VIDEO

Hugh Jackman took six months to become a Lobezno

Comparto la admiración de Martin Scorsese por ‘TÁR’ pero su discurso empieza a tener un problema

Una película esconde un desafío enorme pero importante para los Oscars

‘M3gan’ y el otro objetivo escondido tras su disguise de película de terror

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *