Mundial 2022: on the way to Qatar, Lionel Messi started a party in Abu Dhabi

Los puntos cardinales se rinden. Lionel Messi enciende adoración en propios y extraños. Tantos hinchas con la camiseta albiceleste… pero son de India, Nepal, Filipinas, Malasia y tantos sitios más. “Messi, Messi”. Estallan las 15 mil personas que desbordan el estadio Al Nahyan en la futurista Abu dhabi, otro rincón del planeta que cae bajo el imán del capitán argentino. Gritos, desbordes y hasta dos hinchas que invaden la practica y obligan a la veloz intervention de la guardia. Como en una tarea de aproximación hacia el grand objetivo, Messi está en los Emirates para jugar mañana y después dar el salto a Doha. The ‘Messi revolution’ arrived in the Middle East.

Ya recorrió 34 países con la selección y cada uno, al menos por unas horas, shook their routine. Desde grandes urbes como Londres, Pekin, Nueva York o Moscú, hasta Barquisimeto, Polokwane, Murcia o Salerno. Su atracción tampoco la resistieron Melbourne, Johannesburgo, Saitama, Río de Janeiro, Hong Kong, Calcutta, Guatemala or Dacca, the capital of Bangladesh. Pisó todos los continents y dejó huella. Por primera vez con la selección aterrizó en los Emirates Arabes Unidos y Abu Dhabi se convertirá en el slabón número 79 entre tantas ciudades del mundo a las que ya captivated el capitán argentino.

Un pequeño descanso during the rehearsal at the Nahyan Stadium in Abu Dhabi
Un pequeño descanso during the rehearsal at the Nahyan Stadium in Abu DhabiKARIM SAHIB – AFP

El phenomenó tiene una simple explicación: Messi is mundial. ¿Una signal? El rosarino ya estuvo en Abu Dhabi, y lo saben bien los hinchas de Estudiantes: en 2009, pero con Barcelona, ​​en la final del Mundial de Clubes.

Ayer no dosificó sus smilesas, termómetro de su estado de ánimo. Por las nubes. Messi enchanted. attract Volverá a suceder el miercoles, desde las 12.30 de la Argentina, cuando el equipo de Lionel, pero Scaloni, asuma el ultimo ensayo contra la selección que dirige el ‘Vasco’ Arruabarrena. Como pasó en Basilea, Gelsenkirchen, Puerto Ordaz, Oslo and Boston. O en Marsella, Quito y San Petersburgo. Y en tantos lugares más.

Otro pasajero más para la “Scaloneta”: Lionel Messi is in the Arab Emirates

Se atropellan los ejemplos: el desembarco de Messi y los desbordes a su alrededor. Cuando aterrizó en el aeropuerto internacional Rey Khalid, en Riad, provocó lo que nadie: evitó el ultimo rezo árabe, de los cinco de cada día, de aquellos que esperban verlo y defeaaron los religious fanaticisms. Al desembarcar en Calcutta, otros 1500 apasionados hicieron guardia para verlo salir, ya con el Tilaka pintado arriba del entrecejo, el tercer ojo o el ojo del alma según la cultura hindú. Una vez en Venezuela, cuando Messi dejaba la cancha, una chica se arrojó desde la platea y cayó a sus pies. Un gran golpe que tuvo su premio: aún sorprendido, el propio rosarino la údad a incorporarse y la abrazó. you doubt Messimanía has no control.

Risas y distensión durante el training de la selección argentina en Abu Dhabi
Risas y distensión durante el training de la selección argentina en Abu Dhabi@Argentina – @Argentina en Twitter

A veces, el futbolista hasta recibe el tratamiento de un líder político. Los mandatarios desarman sus agendas si Messi anda cerca. El prince saudí Salman bin Abdulaziz al-Saud lo saludó, lo abrazó y lo besó con devoción. Sometimes Evo Morales waited at the door of the dressing room of the Hernando Siles stadium, in La Paz, until he decorated it and could place an Andean poncho… Clementina del Vaticano para encontarse con el papa Francisco.

Passion for Messi: more than 15 million spectators followed the practice of the Argentine selection
Passion for Messi: more than 15 million spectators followed the practice of the Argentine selectionKARIM SAHIB – AFP

La cadena se vuelve interminable: Messi jugó en Ciudad del Cabo, Estocolmo, Pamplona, ​​Salvador y Leipzig, por citar solo algunos ejemplos más. Abu Dhabi will be the stage for its 165th match in the selection. ¿Será el ultimo amistoso de su carrera en la selección? Hoy nadie repara en eso, pero quizás, sí. Tal vez, ni él lo sepa. Diego Maradona also couldn’t imagine that a duel with Croatia (0-0), in June of ’94, in Zagreb, would be the final test. Luego, la Copa de los Estados Unidos, Grecia, Nigeria, la ephedrina, doping y suspension.

Messi y la mirada atenta a la pelota, su amiga de siempre, junto a Ángel Di María
Messi y la mirada atenta a la pelota, su amiga de siempre, junto a Ángel Di MaríaKARIM SAHIB – AFP

Las comparaciones con Maradona obligadas. Si bien el Diez gobernó la selección between 1977 and 1994, el mundo era otro. A Messi, who debuted in 2005, less than a year left to play much more. Creció la industria y la profitability del producto va de la mano con distributerlo por todos los rincones del planeta. Por todos los mercados del planeta. Por eso Maradona, en sus 90 parties, no pisó with the selection of Qatar, India, Japan, China, Russia, Saudi Arabia or Hong Kong, lugares que sí se arrodillaron ante Messi.

El Diez tampoco jugó en Abu Dhabi. ¿Por dónde anduvo Maradona y Messi no? El rosarino todava no se presiente en Zurich, Glasgow, Los Ángeles, Sydney, Zagreb, ni en París. Paradójico, ¿no?, su actual residence. Pero especially hay un país, immortal en el Maradona curriculum, en el que jamás se posó el crack de PSG: México. Vaya curiosidad. Messi, alguna vez en su vida, ternía que correr por el estadio Azteca enfundado en la casaca Argentina.

Un saludo para los hinchas y sus miles de seguidores
Un saludo para los hinchas y sus miles de seguidoresKamran Jebreili – AP

The Medio Oriente lost before Messi: with the national team, they played in Riyadh, in Tel Aviv and twice in Doha, in 2005 and 2010, precisely where the desire of so many is to encadene siete partidos más durante un mes. El conquistador acaba de sumar Abu Dhabi, la ciudad número 79 bajo su imperio albiceleste. En la era de la globalization, la territorialidad de Lionel Messi sigue deribando fronteras. Para él, el mundo ya entra en una pelota.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *