Netrebko y Eyvazov, un matrimonio de artists en su plenitud y más allá de toda polemica

Recital by Anna Netrebko, soprano, and Yusif Eyvazov, tenor, with Ángel Rodríguez, piano. program: canciones de Rimsky-Korsakov, Rachmaninov, Chaikovski, Garayev, Richard Strauss, Dvorák, Leoncavallo, Tosti, Gastaldón, Cilea y Ernesto de Curtis. Ciclo Grandes Intérpretes 2022. Teatro Colón. Our opinion: excellent

Salvo algunas escasas excepciones, en el ciclo Grandes Intérpretes 2022 del Teatro Colón solo hubo recitales de excellence. Sin embargo, el más notable de todos fue este, el último, ya que, más allá de la calidad y el arte offered, contó con un armado musical muy bien pensado y elaborado y con una proposale scénica novedosa e impecable. El recital estuvo construido en dos partes absolumente diferentes, la primera, sobresaliente por su coherencia, su continuity y su amalgama; la segunda, casi una ofrenda amistosa de bellas músicas, muy differentes unas de otras.

For a large theater like the Colón, Netrebko and Eyvazov set up a recital with songs, a genre that, in general, the singers avoided considering it inappropriate or minor in comparison with the great operatic arias, the impact is sure even when it is played con piano y no con orchestra. Las canciones quedan para los recitales de cámara, en amíbos más reducidos, o para su registro en estudios. En contra de esa idea, en la primera parte –tal vez como una contundente reaffirmación de identidad, en este momento en el cual la gran soprano ha sido canceleda en numeros países occidentales-, Netrebko and Eyvazov presented a sample of the best Russian romanticism in the field of camera music. Intercaladas y sumando equilibrio, contrasts y texts que se complementaban a la perfección, fueron desfilando canciones de Rimsky-Korsakov, de Rachmaninov, de Chaikovski y una beautiful exógena pearl of the twentieth century of the Azerbaijani Gara Garayev, the nationality of Eyvazov. Y para que esa primera rusa parte del concierto alcanzara el Olimpo, confluyeron three elements: las bellesas propias de esas canciones, una extraordinary artistic interpretation y una puesta en escena que hizo que este recital se distinguiera de todos y cada uno de los que lo lo antecedieron this is 2022.

Rimsky, Chaikovksy and Rachmaninov wrote operas and perfectly dominated this musical field but, for their songs, they found other ways and other ways to musicalize love, nature, disappointments, happiness, landscapes, intimacy, effusions and the Dolores. A lo largo de cincuenta minutos, Netrebko y Eyvazov desplegaron, en el Colón, un selección consumada de ese romanticismo ruso, tan único y tan diferente de los otros nationalesionales repertories europeos. Y cuesta imaginar que otros cantantes puedieren haberlo hecho mejor.

El ramo de rosas a los pies de la soprano, para la que se se reprodujo un salón ruso como scenografía, que recorrió a lo largo del repertorio deslumbrando con su interpretation
El ramo de rosas a los pies de la soprano, para la que se se reprodujo un salón ruso como scenografía, que recorrió a lo largo del repertorio deslumbrando con su interpretationArnaldo Colombaroli – Prince of Teatro Colón

Rumors (always well-intentioned, always doubtful) are running in all areas of human activities, and since then, you can read here and there that the great Anna Netrebko is not who she was and what she was. gran momento es tiempo pasado Las pruebas al canto, en este concierto, Anna demonstrated con suficiencia que mantiene intactas todas su virtues y su voz sonó plena, tersa, suave, evolvante, segura y constante a lo largo de todo el registro. Su afinación fue perfecta, la quantity de colores y de matices exhibidos fueron infinitos y sus agudos (llegó hasta el do sostenido), impactantes tanto en pianísimos impalpables como en la maxima plenitud sonora. Pero si algo la ha characterizedo siempre a la gran soprano es su capacidad interpretativa. En su terreno –el ruso– supo actua, vivir y hacer sentir a todo el public cada una de las sensaciones y pormenores de las historias que fue contando y cantando. Y si, gratuitamente, se pueden arrojar infundios sobre Netrebko, por qué no hacerlo también sobre Yusif Eyvazov. Injustas e infundadas son las declarations que sustainen que la mejor y única virtud de Eyvazov es ser el marido de Netrebko. El azerbaijano es un gran tenor dramático que estuvo exactly en el mismo y notable escalón que el de su esposa. Entre todas las canciones rusas que ofreció, se entrometió “Kuda, kuda”, un aria de Eugene Onieguin, Chaikovski’s opera, when Lenski, antes del duel en el que habrá de morir, se despide de la vida y de Olga. That moment was simply sublime. Las diferencias con respecto a Netrebko, pero estas, en realidad, extensibles para con todas las y los cantantes del planeta, radican en el domino escénico que la soprano despliega como nadie puede hacerlo.

In the beginning, Anna, vaporosamente vestida con gasas y tules rosados, ingresó al escenario y la ovación que estalló en el Colón fue tan impressive como extensa. A pure sonrisa, charismática y caminando por el proscenio, sentó presencia incluso antes de cantar. Y hubo una scenografía especial para esta occasión. Por alrededor del piano, había un salón ruso con candelabros, algunos ramos de flores, una mesita, algun detalle y algun sillón. Lejos de apoltronarse en un sitio, ella fue actuando cada una de las canciones caminando a lo largo y ancho de ese salon. Se ubicó en distintos lugares y su felicidad o su desasosiego, sus enthusiasos o melancolías fueron cantados como solo ella puede hacerlo pero, además, manifestados con gestualidades, miradas, ademanes o remilgos delicados.

Netrebko y Eyvazov volverán a subir al escenario del Colón el jueves con Tosca
Netrebko y Eyvazov volverán a subir al escenario del Colón el jueves con ToscaArnaldo Colombaroli – Prince of Teatro Colón

Rusia quedó atrás y la segunda parte fue muy ecléctica. Netrebko, now with a dress of whites, grays and blacks, brought songs from Richard Strauss, Dvorák, Gustave Charpentier and Leoncavallo to demonstrate that he can also sing, very well, in German, French, Czech and Italian. Eyvazov, next, he stationed himself in Italy with canciones de amor de Francesco Paolo Tosti. Más allá de lo eventual o aleatorio de este repertorio, el nivel artístico de ambos cantantido, sostenido por ese estupendo pianista que es Ángel Rodríguez, no decayó en ningún instante. Por último, como despedida, entonaron juntos We don’t have any scordarde Ernesto de Curtis, y hasta se permitieron bailar abrazados por delante del piano.

Después del tremendo de estallido de plausos y gritos, fuera de programa, descalza y bailando por todo el escenario, Anna sang “Meine lippen sie küssen so heiss”, de la operetta Giuditta, de Franz Lehár, y, por último, Eyvazov, “Granada”, de Agustín Lara. In this occasion, as well as in other two opportunities, Freddy Varela Montero and his violin were also added. La velada concluyó con la felicidad pintada en los rostros tanto de quienes estaban en el escenario como de los que occupaban la totality del Teatro Colón.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *