Pedro Aznar se anima a todo y no le teme al qué dirán ni a los prejuicios musicales

Adán y Eva con estética renacentista galáctica porque no se les ven sus rostros debajo de sus cascos espaciales. De hecho, quizás hayan perdido la cabeza mientras tuvenor al mundo en sus manos (ella como si fuera el fruto prohibido, él lo manipula irresponsablemente como si fuera un yo-yo). That’s how it is El mundo no se hizo en two díasel nuevo álbum que Pedro Aznar trae entre manos y que presenta en sociedad este viernes. Viene en formato doble (19 canciones, la majority propias) y muchas cosas para decir, especially sobre las relaciones humanas, la hegemonía de las corporaciones y ese mal uso que se hace del planeta, que ya está presente en la primera canción, a modo de manifestesto rapero.

El mundo no se hizo en dos días, cover of Pedro Aznar's new album
El mundo no se hizo en dos días, cover of Pedro Aznar’s new album

Pedro hizo un avance del disco, días atrás, frente a un reducido grupo de journalistas, con los que compartió algunas de las canciones del album en un studio de recording porteño y conversó sobre su nueva creación. Hay cinco canciones de la prepandemia, curiously one of them is called “Dejando la tormenta atrás”. Y la que da título al disco es una especie de manifiesto que nació como si fuera un freestyle aunque luego fue llevado al papel y, surely, retocado. “Me pareció bueno que fuera una especie de declaration de principios. Algo que dijera: en esto estoy pensando, lo que me preoccupa en estos días. Además, la frase de este rap se refière a que no podemos ni debemos bajar los brazos así como así. Porque las cosas importantes llevan tiempo y esfuerzo. No te podés dejar caer por un tropezón. Hay que seguir dando batalla”.

Antes de esta charla Aznar anticipó que sentia a El mundo no se hizo en two días como uno de los discos más personales de los ultimos tiempos. En realidad, al tratarse de álbumes de autor, todos deriván ser igual de personales, pero su comentario fue más allá. “Es el disco con más canciones que soñé. Me desperté y tenía la melodía [de una canción], un arpeggio de piano, una frase de guitarra, un título o un pedazo de letra. Creo que tuvo que ver con lo que nos pasó en la pandemia. El parate forzado y la mirada para adentro y para afuera profunda, obligada por el momento. El año sabático que nunca me tomé me di cuenta de que era en ese momento”.

Aznar supo aprovechar ese momento no solo para crear canciones, también began to connect with his public via streaming y esos contactos no fueron para nada conventionales. Fluyeron según la respuesta que fue obteniendo de la gente. Lo convencional hubiera sido cantar, pero también leía textos e interactuaba en esas connexions que tuvenor varias “funciones”. “¿Qué puedo aportar? Yo sé hacer esto: leo cuentos, escribo cosas y las digo, reflexiono en voz alta. Canto canciones que me gustan y los acompaño así. Y fue divino lo que pasó por el retorno que tuve. It was impressive. Claramente había una falta de abrazo. Y la gente me abrazó. Creo que esa sensation de responsabilidad, una carta blanca que te dan, te hace poner toda la carne al asador”.

Explorar siempre fue una de las premisas de Aznar, especially en su música, y en este nuevo álbum hay pruebas claras por el amplio espectro musical, no solo por lo textual. His songs come from themes that are very “Aznar” to melodies that sound like English folk, pieces inspired by the baroque and those rapeos that appear freestyle

-¿Por algunas canciones de este disco, qué tan identificado te sentís con formas como el freestyle, muy actuales y al mismo tiempo de una generation que no es la tuya?

– Me encanta y me encacia mucho porque es un resurgimiento de la poesía. En definitive, ese eso: arte poético puesto en marcha, en funcción, desde la improvisation. Yo amo la improvisation por mi lado jazzístico, amo la poesía por mi lado poeta y soy músico de rock. En ese baile me siento en casa. Ponerlo en funcción en mi propio trabajo no fue una cosa forzada. Es una hermosa herramienta para decir cosas, un manifesto que no sea un plumo. Con sorpresas auditorivas, texturas y colores. Se puede vestirlo de muchas maneras. Un viaje mientras vas diciento cosas. Hay dos temas que exploran esta zona. We divirtió muchísimo hacerlos. Y también hay un reggaeton, “No voy a cantarle a tu culo”, con el que también nos divertimos a lo loco.

-Si bien hay committed artistas, no hay manifestos colectivos en la música desde hace tiempo. ¿Sentís que, con el paso de los años y los discos, te vas expresando de formas más literales y concretas?

– Yes, en cuanto a mí sí. En cuanto a los demás hay muchos artistas que se compromente seriente. Residente is a super committed artist. Lo viene haciendo hace rato. Muchas de sus canciones son manifestos. Wos y Trueno también.

-¿No sentiste que ese abanico con influencias de 400 años, de la música antigua al reggaeton, podría derivar en un eclecticismo que te jugara en contra?

-No porque ese check en blank que me da la gente es tan contundente. “Te bancamos, vamos con lo que te parezca”. Algunos de mi entorno me preguntaban si a la gente no le iba a dar cosa de que yo cantara un reggaeton. Te aseguro que nunca tuve duda. What is the problem? Cualquier música vos la podés abordar desde el respeto, la dedicación y la buena intención. Después se verá cuanto lo logres o no. Alguien te puede decir que le gusta más algunas cosas que otras de las que hacés, pero eso es algo que viene después. Por eso digo que no me dio resquemor. Y cuando tenés un disco doble, al tener una tela más amplia te largás a hacer una pintura más ambitiousosa.

Pedro Aznar no le teme a los desafíos y está contento con su nuevo y ecléctico trabajo
Pedro Aznar no le teme a los desafíos y está contento con su nuevo y ecléctico trabajoAgustín Dusserre – De Oliveira Producciones

Las canciones de Aznar comen every time más rechargedas y hay diversos topics que traviesan el álbum, a veces de manera muy sugerida, con temas delicados como “Salve”, “Pilgrimage” o “1918 revisitado”, otras con impronta más rockera o rapera. Y Pedro habla en esas 19 piezas de aquello que ha resumido en un texto: “The global environmental crisis, la desidia e inertia de los gobiernos al respecto, la necesidad de cambiar la matriz energetica de los combustibles fossiles a las fuentes renovables, la crèquente prepotency and manipulation of democracies by megacorporations, personal love with its heavens and hells, love and care of all life with which we share this journey and a critical look on the objectification of women and the banalization of eroticism , convirtiéndolo en un article a la venta más”.

Incluso, toma cartas en el asunto y además de lo que canta, milita en questiones como el rechazo a la explotación petrolera cerca de las costas de Mar del Plata. Lo hizo hace meses atrás en el amíto judicial y dice que lo seguirá haciendo: “Cualquier toma de posición política implica que habrá gente a la que eso no le vaya a gustar. La única manera de gustarle a todo el mundo es estar muerto y estoy lejos de estar muerto. Te la tenés que jugar. Si no, ¿para qué?”.

Semanas atrás se viralizó un video en donde el cantante Sting he says that today he has good music and that there are great musicians, but that the songs are lacking “puentes”. “For me, the musical bridge is a therapy”, he explained. En ese video ponía el ejemplo simple de una situación en la que a un hombre lo había abandonado su novia y que luego de ese puente musical podían aparecer nuevo acordes, nuevos sonidos y una reflection que le permitiría salir de la crisis. Según sus palabras, la música actual a veces es circular, y se puede quedar atrapado en eso: en la crisis. “Y el mundo está en crisis: la pandemicica, la política. La música debe mostrar una manera de salir”, he said.

Aznar saw this video and commented with friends: “A Sting lo re banco como compositor. Es uno de los tipos indisputibles. Entiendo su posición y el uso que siempre hizo de los puentes en las canciones es magistral. This is undeniable. Pero también creo que la música, digámoslo entre comillas, ‘circular’, tiene otros modos de quebrar. El que va rapeando también va cambiando sus intenciones y los modos cómo dice. Los volantazos complen la funcion de los puentes, y la base sigue siendo circular. La letanía es un mantra. Es muy interesante cómo muchos usan estos recursos. En este disco están esos dos casos. Por eso banco la forma circular y también lo banco a Sting [se ríe]”.

-Hay guiños místicos o religioso, even from the art of tapa del disco.

-Creo que son guiños a las mitologías ya las cosas del espíritu, por así decirlo. Al mundo interior. Por eso vuelvo a tu pregunta anterior. I believe that the disco is more personal because it touches everything. Lo arquetípico, lo mythológico, lo espiritual. Hay mucha cosa inconsciente, pre rational. Es como una internet del album. Lo de Adán y Eva fue una idea de Ale Ros [el diseñador] y me pareció brillante. Nos morimos de risa haciendo el arte. Es un tipo de una creativati ​​siempre a flor de piel. El hecho de que no veas las cabezas de Adán y Eva dentro de los cascos es una humanidad arquetípica que no estamos siendo inteligentes como especies. Adán y Eva sin cabezas. Somos el homo galacticus pero no tenemos cabeza. Estamos llevando al mundo a la extinction.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *