Por las protestas en Perú, the access to Machu Picchu is closed for an indefinite period

LIMA.- While the protests in Peru did not give a truce to the national government, the Culture Directorate of Cusco announced that The access to Machu Picchu was closed for an indefinite period, where hundreds of tourists from all over the world were blocked by the blockade of the routes and the destruction of the railroad that connected the Inca citadel.

The connection Urubamba-Ollantaytambo-Machu Picchu suffered damages in different trams, due to which the structures of the rails were lifted and moved, reported the concessionaria Ferrocarril Trasandino. Eso obligó también a la suspension del servicio de trains hasta nuevo aviso. En la actualidad, hey 417 people have arrived in the district of Machu Picchu, of which more than 300 are foreigners.

“No pueden salir porque la vía férrea ha sido dañada en diferentes tramos. Algunos turistas han optado por salir caminando hasta Piscacucho (localidad cercana Ollantaytambo), pero es una caminata de seis horas o más y muy pocas personas pueden hacerlo“, Luis Fernando Helguero said in the press.

“Estamos con la incertidumbre de saber si va a venir algun tren a recogernos. Como verán, todos los turistas aquí estamos haciendo cola (fila), están recollectando firmas y están empadronando” para evacuarnos, dijo el Chilean Alem López.

La Dirección de Cultura de Cusco informó que los turistas que tengan reservas para los próximos días pueden solicitar la devolution del importe.

After the violent jornada del jueves que confluyó con la “toma de Lima” por parte de thousands de demonstrators que marcharon para pedir la renuncia de la president Dina Boluarte, este viernes se produjeron nuevas mobilizaciones que no dan trugua a un país impactedado por alrededor de de 45 muertos desde el inicio de las protestas en diciembre.

Anti-government protesters in Arequipa
Anti-government protesters in ArequipaLucas Aguayo Araos – dpa

Los choques del viernes se concentraron en las regions La Libertad (norte), Arequipa y Puno (sur), con bloqueos de carreteras y batallas campales entre los protestantes, que lanzaban piedras con hondas, y la policía, que repelía con gas lacrimógenos.

In the region Puno, una turba quemó la comisaría del distrito de Zepita e incendió un puesto aduanero en Desaguaderoen la frontera con Bolivia, informó la televisión local.

Un manifestante se apresta a arrojar una granada lacrimógena encendida
Un manifestante se apresta a arrojar una granada lacrimógena encendidaLucas Aguayo Araos – dpa

En Arequipasegunda ciudad del país, tens of pobladores attempted for the second consecutive day to invade the runway of the airport, closed and guarded by fuerzas del orden since el jueves.

En tanto, thousands of demonstrators marched from the late afternoon Lima choreando a viva voz: “¡Dina asesina!”, “¡Esta democracia no es una democracia!”, “¡Dina el pueblo te repudia!”.

La movilización se desarrolló pacifica aunque entrada la noche hubo minor disturbances en el centro histórico de la capital. Con una bandera de Yunguyo (pueblo on the border of Lake Titicaca on the border with Bolivia) on her back and wearing a sombrero de paja blanco, Olga Mamani, de 50 años, affirmed horas atrás: “Queremos la renuncia de Dina. If she doesn’t resign, the people won’t be in peace.”

Clashes between demonstrators and police in Arequipa
Clashes between demonstrators and police in ArequipaLucas Aguayo Araos – dpa

“La hoja de coca nos da fuerza para esta lucha que hemos iniciado, queremos que reuncie Dina y se cierre el Congresso (…) vamos a estar acá until las ultimas consequencias”, dijo por su parte Antonio Huamán, a campesino de 45 años con el rostro surcado, que llegó desde Andahuaylas, epicentro de las manifestaciones en diciembre.

El gobierno declared el jueves el estado de emergency en siete de las 25 regiones del país -incluyendo la capital y zonas del norte y sur del país- until mid-February, habilitando así la intervention military junto a la policía para controlar el orden público.

Los disturbios se han cobrado 45 vidas -44 civilians and a police officer- since the 7th of December, after the removal and detention of the president of the left and of indigenous origin Pedro Castillo. Fue reemplazado por Boluarte, quien fungía como vicepresidenta, pero es vista como “traidora” por los protestantes.

Los organizadores aseguran que las movilizaciones no cesarán hasta lograr la dimision de la presidenta Boluarte. “The fight will continue in all regions until the resignation of Boluarte (…) elections this same year and the referendum for the (Assembly) Constituent,” declared the secretary general of the General Confederation of Workers of Peru (CGTP ), Gerónimo López.

Agencies AFP and AP

THE NATION

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *