Por qué el desorden parece imposible de solusion

NUEVA YORK.- The camera has a panel from Abegael Milot’s bedroom El piso, cubierto de pilas de ropa, casi no se ve. Hay cuatro grandes canastos de plástico apilados, unos llenos de ropa para lavar, otros de dispositivos electronicos. Sobre el escritorio y la mesa de luz hay ocho tazas de café abandonadas. Por el suelo also hay dos botellas de agua mineral por la mitad, unA botella de tequila con diseño especial y un dosificador de alimento para mascotas.

“Hoy vamos a limpiar mi habitación de depresión”, says a camera Abegael, a 24-year-old YouTube star who publishes his videos under the pseudonym Abbe Lucia. “I feel that the only way to order this quarter is to record it on video,” he added.

The term “habituation of depression” is a relatively new expression that is popularized in YouTube videos that accumulate hundreds of millions of visits. Pero hace mucho tiempo que los specialistos medicos saben de la relación entre el desorden y la salud mental. The disorder that comes together when a person experiences a mental health crisis is not a form of hoarding or a product of depression: it is the result of extreme fatigue, says N. Brad Schmidt, a renowned researcher and professor of psychology at the University State of Florida.

“Sometimes the mental and physical exhaustion of a person is so great that they feel that they have no energy to occupy themselves or their environment,” says Schmidt.. “Simplemente no juntan fuerzas suficatos para limpiar y ordenar como probabilidad lo hacjan antes.”

Pero una casa sumida en el desorden también genera una sensación de overload, estres y vergüenza que nos hace sentir todavía peor. Y aunque ordenar la casa no cura de la depresión, sí ayuda mucho a mejorar el ánimo. Para quienes se sienten abrumados y les parece imposible mantener su entorno en condiciones, aquí van algunos consejos de “limpieza strategica” para optimizar nuestra energía y nuestro espacio.

Los problemas de desorden domestica de KC Davis, therapist y autora del libro Cómo mantener la casa ordernada mientras te ahogás, empezaron a principios de 2020, cuando nació su segundo hijo. “Siempre fui una persona disordenada”, says Davis, “pero hasta ese momento también había sido siempre una persona funcional”. Y de sudden, con un nuevo recién cido, la depresión postpartum y la pandemia, Davis se dio cuenta de que no aplicaba ningún método y que la casa se le iba de las manos.

Cuando se puso a ordenar, empezoso a publicar videos de su progreso en TikTok, donde ahora tiene más de 1.5 million de seguidores. Desanimada por gran parte de los contenidos de autoayuda y limpieza que circulán en las redes —que según ella están llenos de “consejos de tipo military”—, Davis optó por un focque más amicable y pragmaticático. Su método es más realista en funcción de sus propias posibilities y apointa a logar un espacio habitable, no impecable.

Los experts recommend organizarse para hacer tareas de limpieza puntuales y evitar la fatigue que genera el panorama de desorden
Los experts recommend organizarse para hacer tareas de limpieza puntuales y evitar la fatigue que genera el panorama de desordenErica Richardson

Una de sus estrategias más populares es la de “cinco cosas ordered”the idea that in any room the disorder is limited to five types of things: basura, platos, ropa, cosas con lugar assignado y cosas sin lugar assignado. Centrarse en una category a la vez la ayuda a no sentirse sobrepasada cuando tiene la sensation de que hay cien objetos diferentes fuera de lugar.

Davis is also a great defender of what he calls “tareas de cierre”, an idea that he took from his years as a cameraman. Como en general por la noche no tiene energía suficiente para cleanar toda la cocina, empezó a hacer cada day un par de tareas pequeñas, “como una muestra de amabilidad hacia mi yo futuro, para estar mejor predispuesta a la mañana siguiente.”

“Abandoné esa idea de ‘todo or nada’ y empcé a enfocarme en la funcion que cumple cada cosa”, commented. “Es mejor pensar en lo que voy a necesitar specifico mañana a la mañana”, y entonces se asegura de tener sufficiente platos limpios y espacio en la mesada para poder preparer el desayuno y desechar los restos. “Y so, algo que parece una tarea interminable, en realidad ocupa solo 20 minutos de mi día”, plantea

Davis recalca que las cosas pueden ser poco estéticas, pero no necessarily poco hygienicas, “because todos nos merecemos un environment clean and comfortable“. Si la energía no da nos para lavar todos los platos, podemos lavar los necesarios para la proxima comida, o usar platos descartables. Y si occuparse de la ropa implica demasiados pasos, no hace falta doblar todas las prendas: una remera arrugada no le hace mal a nadie.

People neurodivergents, que tiene trastorno por deficit de atención con hyperactividad (ADAH), autism and other functional problems, también suelen tener problemas de desorden excesivo. Al igual que las “habitaciones de presión”, en las redes sociales se ha popularizado el term “doom piles” para referirse a las montañas de objetos aleatorios que se acumulan sin que sepamos qué hacer con ellos. Casi todos tenemos un par de cajas de objetos que no nos decidimos a tirar a la basura, pero esos montículos de desorden suelen ser omnipresenten en el hogar de personas con problemas de funcción ejecutivo.

Lenore Brooks es una designadora de interiores que se especializa en trabajar con personas neurodivergentes. Cuando su hermana que sufre TDAH se mudó con ella por un tiempo, Brooks descubrió que había muchos recursos para ayudar a los niños con ese trastrono o con autismo, pero practica ninguno consejo directed a los adultos.

Gran parte del trabajo de Brooks se focao en ayudar a sus clientes a lidiar con el desorden apparently irremontable, personas que sienten que están limpiando todo el tiempo, pero que el desorden siempre sigue ahí. Y los que más lo sufren son las personas con ADHD, says Brooks, “because they feel ‘decision fatigue’ all the time: “Como no logro decidir qué hacer con esto, entonces no hago nada.”

El primer paso, dijo Brooks, es prestar mucha atención para detecter esos objetos que todo el tiempo tenemos que ordenar, ya contado buscarles un lugar de guardado más funcional. “A mis clientes les hablo mucho de sistemas: descubrir por qué las cosas están donde están, por qué el desorden se acumula donde se acumulay luego cambiar el diseño o la organización en funcio del verdadero uso que le damos a la casa.”

Y esos cambios pueden ser muy simples. Si advertimos que todos los días tenemos que sacar lápices de los almohadones del sofa o la mesa del living, tal vez convenga assignarles un lugar ahí, donde realemente se están usando. A un cliente que trabajaba en su casa y tenía el estudio siempre llena de platos sucios, Brooks le consiguió una bandeja generosa en la que podía cargar sus vituallas y llevar todo de vuelta a la cocina at the end of the day.

Cuando nuestro espacio esté relatively limpio y ordenado, conviene tomarse unos minutos por día para mantenerlo. Davis recommende ponerse un timer de entre 5 y 10 minutos y ordenar lo más posible durante ese tiempo. “Lo mejor es proponerse realizar una tarea en determinada quantity de tiempo y, por lo lo general, es surprendente todo lo que se puede hacer”.

Y never have to forget that a little mess in the house is totally normal: the remote control of the television, the glasses, the sobres that we put under the door, this project of bricolaje en curso, “son señales de vida en nuestro hogar “, pointed out Brooks.

Dana G. Smith

(Translation by Jaime Arrambide)

The New York Times

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *