¿Por qué todos nos estamos reinfectando de Covid?

No es necesario ponerse a sumar casos notificados (los registros del sistema nacional de vigilance epidemiológica no lo reflezan, porque muchos “pasan por debajo del radar”) para darse cuenta de que estamos en medio de una phenomenal ola de Covid. Si tomamos como referencia el número de personas cercanas que cayeron enfermas, casi al mismo tiempo, en estas ultimas dos semanas, más que una ola, ya parece un tsunami. Muchos, con las correspondentes dosis de vacunas y refuerzos aplicados, se preguntan porqué está pasando esto.

Aunque parezca unexpected o inexplicable, según infectólogos e researchers, no hay misterio. Se debe principally a three factors: decreasing immunity, multiplication of social encounters and low effectiveness of available vaccines to prevent infection (although fortuna muy alta para evitar graves cases).

“This virus continues to show its pandemic potential, its capacity to generate new waves or tides that cause shocks in societies, with greater or lesser impact on the health system depending on the percentage of the population vaccinated – explains Leda Guzzi, professor, researcher and member de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI)–. A mayor immunization, menos impacto sobre el sistema de salud, especially sobre la demanda de internación. El virus mutó mucho y generó esta nueva variante Ómicron con diversos sublinajes que se characterizante por su gran capacidad de escape immunológico. Son virus substantially differentes del original, el de Wuhan, y esto hace que las vacunas tengan menor eficacia para prevenir la infección, aunque se mantien robustas para evitar las formas graves, las hospitalizaciones y para reducir el riesgo de mortality. This is thanks to the cellular immunity, ‘de memory’, which was triggered by the vaccines of the first generation that siguen siendo efectivas para reducir la viral invasividad, y su ‘tropismo’ o affinidad por tejidos profundos”.

Así, con symptoms en ocasions diferentes de los que se expresaban en olas anteriores, como estornudos, cough, mucosidad, rhinitis, que a veces confunden o hacen pensar en otros cuadros respiratoryos, en los hospitals commenzaron a verse de nuevo internaciones por Covid alrededor de dos semanas después de haberse iniciado esta quarta arremetida del SARS-CoV-2.

“Sin embargo -clara Guzzi-, el percentage, el número absoluto y el relative de internados es dramáticamente inferior del observado en la primera y en la segunda ola, un momento en el que teníamos que genarar camas supernumerarias para dar respuesta a la demanda” .

Javier Farina, former director of the critical infectious disease committee of the Argentine Society of Intensive Therapy and currently head of the infectious disease service at the Hospital Cuenca Alta, in Cañuelas, agrees:There is a very marked increment of consultations, mainly in guards and ambularias, with very low percentage that require hospitalization in comparison with others, although it is not zero“.

Para Guzzi, “Without a doubt, the vaccines changed the history of Covid in the world and also in our country… Hospitalization and mortality were significantly reduced. En la practica we see that the non-vaccinated persons have a más torpida evolution with a major tendency to require oxygen, respiratory assistance or intensive therapy… This is much more pronounced in older persons and immunodepressed people”.

The bioinformático de la Universidad Nacional de Córdoba, Rodrigo Quiroga, who comes following the dynamics of this pandemic since its inception, considers that the primary and main reason why we are transiting this turbulent sea in terms of Covid, with numerous simultaneous cases in each family or place of work, It is explained by a scenario of circulation of post-Ómicron variants that is summarized in a preprint in coauthorship with Daniele Focosi and Arturo Casadevall (https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2022.12.05.518843v1).

“Clearly what is observed is that all those circulating are accumulating mutations in the same locations of the spike protein (S), which are the locations that recognize most of the high affinity antibodies that we generate against SARS-CoV-2 – destaca-. Los aminoados cambiaron de posición y, por lo tanto, decayó muchísimo la capacidad de nuestro immune system de neutralizar el virus antes de que nos produzca una infección”.

In addition, The experimental evidence shows that certain mutations make the serum of vaccinated persons no longer recognized by the virus. Different amino acids are shown. “Muchas variants acumuraron mutations en los mismos lugares.” Es un proceso que se conoce como ‘convergent evolution’: cuando organisms que tienen orígenes distintos tienden a parecerse por una pressión selectiva externa. En este caso, las vacunas. “Las variants que escapan a la immunity de las personas vacunadas tienen una advantage para proliferar”, Quiroga said.

En su trabajo, el científico y colleges cartografías la evolution de BA.1 que evolucione a BA.2 y de la que surgen three subvariantes: BA.2.75, BA.4 y BA.5 y sus descendientes (como BQ.1.1, que se hizo dominant en el nivel global) en las que se se observan tres fundamental mutations, lo que les otorgó una advantage para producir nuevas olas de distinta dimentensione en casi todos los países. “Esto es un resumen muy pequeño -clara-. Las variants son más de 500, pero cada una de esas tres principales fue acumulando cada vez más mutations en puntos claves. Y las que están hoy produciendo casos en la Argentina tienen seis o siete de estos cambios“.

¿Esto quiere decir que no sirven las vacunas? Nada de eso, al contrario. Hoy es fundamental aplicarse el refuerzo indicado. As detailed by the biochemist and data analyst Santiago Olszevicki, “desde que apareció Ómicron, la efectivedad de las vacunas para prevenir infección y enfermedad leve bajó muchísimo. Y dura bastante poco. Para desenlaces graves (hospitalización y muerte) la efectividad sigue siendo alta y decaye más lentamente. Sin embargo, también cae, y por eso, más allá de los four months de la ultima application, el refuerzo se vuelve importante“.

Si a todo esto le agregamos que la actividad social que desatan las fiestas de fin de año afecta los patrones de contacto y hay más meetings, con más frecuencia y de major quantity de personas… ¡cartón lleno!

“Las vacunas tradicionales generan una baja protección frente a la infección por estas variants que están circulando -afirma Quiroga-. El tercer refuerzo tal vez no permita prevenir una infección, pero sí aumenta las probabilitas de pasarla leve. Sigue siendo importante para reducir el risego de enfermedad grave”.

The people who require hospitalization are mainly those who present factors of risk or who have spent more time since the last vaccination. “Mostly, more than a year since the last dose. It is important to insist on the application of reinforcements”, recommend Farina.

Quiroga concludes:El virus sigue evolucionando y adaptando a infectar personas, y nosotros tenemos que hacer lo mismo: ir adaptando nuestras respuestas. Estamos en una ola muy grande de casos, possibly tanto como la de enero. Lo importante es cuidar a los mayores de cincuenta ya los minores de un año que todavía no estén vacunados”.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *